Hace unas semanas, que en Alemania y Austria han empezado su batalla particular para limitar el elevado ruido de algunas motos, noticia destacada por nuestros colegas de Motorrad.de

Precisamente, el Consejo Federal Alemán aprobó una resolución destinada a limitar las emisiones de ruido de todas las motocicletas nuevas a un máximo de 80 dB. A pesar de que aún no es una ley aprobada, quedan bien claras las intenciones de los alemanes. A la vez, se está estudiando el poder sancionar a las personas que modifiquen los tubos de escape de las motocicletas con la idea de elevar su ruido de origen, incluso pueden llegar a prohibir su modificación.

Mientras que desde Austria, y concretamente en la zona del Tirol, se acaba de aprobar que en algunas de las carreteras más populares, se prohibirá a partir del 10 de junio que circulen motocicletas con un nivel de ruido superior a los 95 decibeles, una cifra que superan varias motos de marcas conocidas. Esta prohibición de momento es para los habitantes de la zona, mientras que para el resto de austriacos y extranjeros que pasen por sus carreteras, no sufrirán estas restricciones.

Según comentan, un estudio para medir el nivel de contaminación acústico que se realizó en la Reutte, confirmó que hasta 3.300 motos suelen transitar en estas carreteras diariamente, es decir un 70% de los vehículos que circulan por ellas.

De hecho, hay muchos usuarios de las motos, que si no es en caso de competición, no son partidarios de las modificaciones de los escapes, ni tampoco del ruido elevado circulando por la vía pública. Justamente, la próxima llegada de la normativa Euro5, entre otras cosas, ya contempla la reducción del ruido de todas las motocicletas nuevas.

Por otro lado, diversos grupos motociclistas alemanes están alarmados por tales noticias y han lanzado una petición en línea para detener estas medidas que las consideran excesivas.

Fuente: Motorrad.de Fotos: J.Von Arend©