El carismático piloto, figura clave en los últimos éxitos del equipo, afronta nuevos retos profesionales que le obligan a colgar las botas esta temporada.

Profesional, discreto, rápido, resolutivo… son algunos de los adjetivos con los que sus compañeros de equipo califican a Antonio Gimeno. Un piloto clave para el HIMOINSA Racing Team que hoy anuncia su retirada provisional de la competición con el objetivo de centrarse al 100% en nuevos proyectos profesionales que requieren toda su dedicación.

Antonio ha estado presente en el equipo desde el origen de la aventura de HIMOINSA en el Dakar. Desde la aparición de la estructura en el Dakar 2015 donde compitió junto con Miguel Puertas y Rosa Romero, ha sentando las bases del team siendo testigo y en gran medida partícipe de la evolución del equipo hasta lo que es actualmente.

El piloto madrileño no ha dejado de correr año tras año, con una fiabilidad máxima como atestigua el pleno de metas alcanzadas en los dakares en los que ha participado: cuatro de cuatro. Sin caídas, perseverante y gran navegante, Antonio ha sido el escudero perfecto dentro de la estructura, y su apoyo y esfuerzo han sido imprescindibles para lograr el tercer puesto de Gerard Farrés en la última edición.

Su futuro inmediato pasa por su dedicación plena a una nueva aventura empresarial, lo que le ha llevado a desvincularse de la competición temporalmente para volcar todo su esfuerzo en esta nueva faceta profesional.

Todo el equipo rinde un homenaje a este grandísimo piloto y le desea muchos éxitos en esta nueva etapa que comienza, agradeciendo su dedicación, profesionalidad y buen hacer durante todos estos años en el HIMOINSA Team.

Antonio Gimeno (@antoniogimeno_):

“Han sido unos años increíbles dentro del equipo. Me he sentido muy cómodo y a gusto, la familia HIMOINSA me ha arropado muchísimo y hemos disfrutado en cada carrera en la que hemos competido. Ha sido muy bonito el poder empujar este proyecto desde el principio, y haber llegado tan alto en el Dakar. Ahora toca hacer un paréntesis para centrarme en nuevos proyectos y retos que me ilusionan y en los que debo volcarme a tope.

La moto es mi vida y no dejaré de disfrutar de ella y, quien sabe, tal vez en un futuro me plantee la vuelta a la alta competición. Agradezco a Miguel, a mis compañeros de equipo, a los mecánicos y a todo el staff que está ahí detrás el trato recibido, somos una gran familia y eso se nota. Y, por supuesto, gracias a la afición que me ha empujado en cada carrera y en las Redes Sociales, me he sentido muy querido.”

Fuente: Himoinsa Racing Team

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies