Las suspensiones de nuestra moto off-road, son vitales para obtener unas buenas sensaciones, seguridad y un máximo aprovechamiento en todas las situaciones. Por ello, es imprescindible obtener una correcta puesta a punto y unos óptimos reglajes, todo ello ajustado específicamente a nuestro estilo de conducción, peso y estado del terreno.

Recomendaciones del especialista de MAXFOZ, Aitor Lafoz:

“Lo más habitual es que las motos de serie vengan taradas de fábrica teniendo en cuenta el peso del usuario de unos 75-80 kg.

El primer paso y también el más importante que deberemos hacer es la medición del SAG o mas conocido como el juego muerto. Éste se calcula con la moto colocada encima del caballete, midiendo la distancia del eje de rueda trasera hasta el guardabarros, seguidamente se baja la moto del caballete, con las dos ruedas tocando en el suelo se mide la misma distancia, la diferencia entre estas medidas es el SAG libre, medición que se debe dejar ajustada según indique el fabricante (suele estar entre 30 y 35 mm, 40 en las PDS). Una vez ajustada, se sube el piloto equipado y se toma la misma medición, si baja mas de lo que el fabricante indica significa que el muelle es blando, por lo que debería sustituirse por un muelle mas duro o a la inversa.

Respecto a la horquilla, también se puede medir de un modo mas sencillo, comprobando si apretando encima del asiento de la moto, esta baja de delante, visualizando que trabaje plana y equilibrada.

Una vez montamos los muelles tarados al peso del piloto ya disponemos de una buena base para empezar con una moto inicialmente a punto. Si además el piloto quiere terminar de ajustar personalmente las suspensiones, podemos trabajar sobre el valvulado interno de amortiguador y horquilla, o incluso se puede cambiar este elemento por otro de marca superior en cuanto a calidad.

En cualquier caso, recordar que es vital el mantenimiento de las suspensiones, tanto por su seguridad, prestaciones, como para evitar averías mas costosas por falta de mantenimiento. Nuestra recomendación para un uso amateur, es hacer el mantenimiento de amortiguador y horquilla una vez al año, mientras que para competición, realizarlo al menos una vez a mitad de la temporada.”

Para más información contacta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies