La armada americana de supercross, con los pilotos Justin Bogle, Benny Bloss y Tyler Bowers, garantiza espectáculo de “nivel USA” el sábado 23 de noviembre

La categoría SX1 es puntuable para el campeonato europeo SX Tour, lo que ha incrementado exponencialmente el nivel de la parrilla

El freestyle motocross volverá a encender las gradas con un truco nunca visto en Barcelona: el frontflip

 

Cuenta atrás para el mayor espectáculo de supercross y freestyle que puede verse en un recinto cubierto. Si el pasado año y tras diez sin celebrarse, más de diez mil aficionados se volcaron con el regreso de este espectacular show, en poco más de tres semanas -el sábado 23 de noviembre- el telón del Palau Sant Jordi volverá a abrirse para ofrecer de nuevo otra gran noche de off road.

Los grandes especialistas mundiales del supercross, los pilotos americanos, ya están diseñando su estrategia para ganar en la pista barcelonesa. La “triple B” que forman Justin Bogle y sus compatriotas Benny Bloss y Tyler Bowers, ya sólo piensa en ofrecer un gran espectáculo ante la entendida afición del Palau Sant Jordi. Bogle, noveno en los campeonatos AMA de supercross y motocross de 2019, busca un top-5 AMA el año que viene, así que qué mejor que una victoria en Barcelona para arrancar la temporada con buen pie. Pero sus compatriotas no se lo pondrán nada fácil. Benny Bloss es uno de los pilotos jóvenes con mayor proyección de todo el panorama USA y Tyler Bowers es un consumado especialista en pistas de dimensiones y diseño como la de Barcelona. Con 72 victorias en carreras de arenacross, Bowers es el cuarto piloto más laureado de la historia de esta disciplina y, por tanto, más que un firme candidato a la victoria en el Sant Jordi.

Este año el Supercross de Barcelona forma parte del calendario del prestigioso SX Tour, uno de los mejores campeonatos que se disputan en Europa, con lo que el nivel de la parrilla se ha incrementado de manera exponencial. Entre los nombres importantes del SX Tour destaca el actual líder de la general y triple campeón de Europa de supercross, el francés Cédric Soubeyras. El piloto de Husqvarna, con amplia experiencia en el supercross USA, busca su quinto título en el SX Tour. Su compatriota Greg Aranda (Kawasaki), flamante ganador este año del Arenacross británico en 450cc y de una carrera del SX Tour, le sigue con tan sólo tres puntos menos. Nicolas Aubin (Suzuki), Fabien Izoird (Kawasaki) y Charles Lefrançois -tercero el año pasado en Barcelona sólo superado por los americanos Josh Grant y Malcolm Stewart- aseguran unas carreras vibrantes.

Los pilotos españoles depararán una verdadera carrera de campeones en el Palau Sant Jordi. El actual campeón de España de supercross y quinto clasificado en Barcelona el año pasado, Joan Cros, además del campeón de España de motocross MX1 2019, Ander Valentín, y el subcampeón, Jorge Zaragoza, buscarán una victoria de prestigio para despedir la temporada. Otro campeón nacional como Carlos Fernández Macanás hará su debut en el Palau Sant Jordi, pista a la que regresará el catalán Nil Bussot, cuarto este año en el nacional de supercross.

En Freestyle la emoción y el espectáculo están servidos. El joven alemán Luc Ackermann, líder del mundial FIM de FMX y a un paso de conseguir su primer título, piensa dejar boquiabierto al público de la Ciudad Condal con su “Front Flip”, el salto mortal hacia adelante. Un salto que realizan muy pocos riders en el mundo y que se verá por vez primera en Barcelona. Quien tampoco faltará a su cita con Barcelona será la leyenda local, Edgar Torronteras, siempre dispuesto a ofrecer su versión más extrema cuando salta en casa. El propio E.T. ya ha avanzado que su show será como siempre muy fino y con mucho flow, pero esta vez con un toque algo más agresivo.

El Palau Sant Jordi dispondrá una pista de ensueño que permitirá a los pilotos sacar a relucir todo su talento. Un recorrido técnico y espectacular que lo reunirá todo: la zona de dubbies siempre espectacular, los saltos dobles, el triple y los giros de 180 grados muy pronunciados que dan lugar a las siempre agresivas y espectaculares maniobras de adelantamiento.

Las entradas ya están disponibles en www.rpmticket.com. Los más apasionados del supercross y el freestyle tienen también a su disposición la entrada Gold Pass, un pase especial y “de lujo” que permite asistir a los entrenamientos oficiales matinales a puerta cerrada, visitar la zona de paddock, ocupar un asiento en la zona preferente de la grada e incluso poder tener la oportunidad de fotografiarse con los pilotos.

Las puertas del Palau Sant Jordi se abrirán a las cinco de la tarde, una hora antes del inicio de este gran show que deparará de nuevo una tarde inolvidable para todos los aficionados al motor. Para más información, https://supercrossbarcelona.com/

Fuente: rpm Fotos: enduromagazine