Este sábado 23 de noviembre, el espectáculo está asegurado en el 21º Supercross & Feestyle Internacional de Barcelona. Una prueba organizada por RPM-MKTG que, año tras año, mantiene su prestigio al contar con algunos de los grandes especialistas de Estados Unidos.

La prueba barcelonesa se mantiene en el top-3 europeo, teniendo en cuenta criterios como el nivel de los pilotos y las dimensiones del estadio, solo superada por las también prestigiosas citas en París y Ginebra, en este orden.

 

Hay que tener en cuenta que la mayoría de pruebas de Supercross que se celebran en Europa forman parte de campeonatos nacionales, como los que se disputan en Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, España, Portugal y Holanda, entre otros. De este modo, en la mayoría de estas competiciones la participación es nacional o, como mucho, europea. La excepción a esta norma serían las tres pruebas del Campeonato Alemán de Supercross (ADAC), donde se citan algunos riders estadounidenses. Sin embargo, excepto Tyler Bowers, que es un habitual, el resto de pilotos de Estados Unidos que toman parte están más allá del top-20.

El Palau Sant Jordi de Barcelona cuenta con una capacidad mayor (17.000 espectadores) que el resto de pruebas, con la excepción de las citadas París y Ginebra, además de Clermont Ferrand (estadio de rugby con capacidad para unos 19.000 espectadores), pero en este último caso es una prueba 100% SX tour, sin pilotos norteamericanos. Por otra parte, a nivel presupuestario Barcelona también se situaría entre los tres mejores, con París como número 1.

Para esta 21ª edición encabezarán la lista los grandes especialistas de Supercross a nivel mundial, los pilotos estadounidenses Justin Bogle, Benny Bloss y Tyler Bowers. El actual líder de la general del SX Tour y triple campeón de Europa de supercross Cédric Soubeyras (Huqsvarna), no le pondrá las cosas fáciles, así como tampoco su compatriota Greg Aranda (Kawasaki), flamante ganador de este año del Arenacross británico en 450cc y de una carrera del SX Tour. Tampoco faltará a la cita Joan Cros, piloto de referencia a nivel nacional.

En freestyle el nivel también es altísimo. Tom Pagés, nº 1 mundial, ofrecerá un truco inédito en Barcelona, el «Front Flip», salto que también llevará el alemán Luc Ackermann, nuevo campeón del mundo FIM de Freestyle Motorcross 2019. Y como no podía ser de otro modo, el héroe local Edgar Torronteras volverá al Sant Jordi para ofrecer su mejor flow.

Las puertas del Palau Sant Jordi se abrirán el próximo sábado 23 de noviembre a partir de las 17h. A las 18h se iniciarán tres horas apasionantes de off road que aseguran el mejor espectáculo posible.

Las entradas están disponibles en el siguiente enlace: Comprar entradas

Fuente: rpm / Fotos: enduromagazine