El Circuit de Barcelona – Catalunya reunió a cientos de personas por un fin solidario.

Àlex Crivillé, Laia Sanz, Iván Cervantes y Gonzalo Pérez de Vargas, entre los participantes de la carrera por relevos en handbike o bicicleta.

“Esta jornada nos permite compartir los valores de la Fundació y trabajar para que nadie se sienta excluido”, confesó Isidre Esteve

La Fundació Isidre Esteve celebró con éxito la segunda edición del Gran Premi FIE en el Circuit de Barcelona – Catalunya. Cientos de personas asistieron a esta fiesta solidaria que pretende dar a conocer las diversas actividades impulsadas por la Fundació Isidre Esteve para fomentar la unión a través del deporte y sus valores, independientemente de las capacidades físicas de cada uno.

Entre los asistentes, destacó la presencia de personajes muy conocidos como el expiloto de MotoGP Àlex Crivillé, la dakariana Laia Sanz, el campeón del mundo de enduro Iván Cervantes o el portero internacional de balonmano Gonzalo Pérez de Vargas. Todos ellos disputaron la carrera de relevos sobre el trazado catalán en handbike o bicicleta entre equipos formados por colaboradores y amigos de la Fundació, liderada por la directora Lidia Guerrero y el piloto Isidre Esteve.

Durante toda la jornada, se desarrolló un atractivo programa de actividades para todos los públicos que incluyó una la zona infantil, en la que los más pequeños pudieron experimentar y conocer lo que supone una discapacidad física, mientras practicaban deporte. También tuvieron la ocasión de visitar las zonas más restringidas del Circuit e incluso vivir en primera persona una original rueda de prensa con deportistas paralímpicos.

Otra de las actividades programadas para esta jornada tan especial fueron las tandas vueltas solidarias en coche sobre la pista del Circuit de Barcelona – Catalunya. Las instalaciones de Montmeló vivieron un ambiente festivo con diversas actuaciones musicales a cargo de Batokatú d’Oliana y The Gigi’s Band.

El plato fuerte del Gran Premi FIE fue la carrera de relevos en handbike o bicicleta que congregó por una buena causa a numerosas caras conocidas, como deportistas, cantantes, actores, periodistas etc. La primera posición de esta carrera inclusiva fue para el equipo KH-7 formado por Oriol Aguilera, Josep Betalú y Francesc Freixes, seguidos por el equipo KTM compuesto por Jordi Borilla, Iván Cervantes y César Rojo, segundos clasificados. El trío formado por Nacho Bertrán, Marc Horno e Iban Horno, completó el podio. Entregaron los trofeos el piloto de rallys Isidre Esteve; la directora de la Fundació Isidre Esteve, Lidia Guerrero; el director del Consell Català de l’Esport, Antoni Reig; y el director general del Circuit de Barcelona – Catalunya, Joan Fontserè.

La fiesta finalizó con una cena de gala en un marco privilegiado, como fue la recta principal del Circuit, de la mano del restaurante Molí de l’Escala y amenizada con la actuación en directo del humorista e imitador Pep Plaza, acompañado sobre el escenario por la cantante Txell Sust.

Isidre Esteve confesó que “es un sueño estar aquí por segundo año porque este acto nos permite compartir con muchísima gente los valores de la Fundació, representados con diferentes actividades durante todo el día en el Circuit en un ambiente festivo. Que nuestros patrocinadores y colaboradores no duden en estar a nuestro lado nos llena de orgullo y ver la cara de felicidad de las personas que participan demuestra que esta iniciativa vale mucho la pena. Buscamos fomentar el deporte inclusivo y esta jornada festiva es el mejor ejemplo”.

El excampeón del Mundo de 500 cc, Àlex Crivillé, participó por primera vez en el Gran Premio FIE y calificó la experiencia de “muy bonita y emotiva”. El de Seva reconoció que “es un honor poder colaborar con la Fundació y ayudar a los deportistas y, personalmente, pedalear por este circuito, que me trae tan buenos recuerdos, ha sido muy especial”.

La pluricampeona Laia Sanz tomó parte por segundo año consecutivo en la carrera con el objetivo de “aportar mi granito de arena por una buena causa” y recordó que “los deportistas del motor estamos muy expuestos a sufrir lesiones medulares y es una gran satisfacción ver a tantos colegas ayudando a la Fundació de Isidre Esteve que realiza una magnífica labor”.

Desde su creación hace ya ocho años, la Fundació Isidre Esteve trabaja intensamente para fomentar la unión a través del deporte y sus valores, así como a mejorar, mediante el ejercicio físico, la calidad de vida de personas con alguna discapacidad física o problemas de movilidad reducida. A través del Centre Pont del CAR de Sant Cugat y el Centro Puente de Vigo, han comprobado que el deporte es una gran herramienta de inclusión social.

Fuente y fotos: Mediagé Comunicación