La cuarta prueba de la Copa Catalana de Endurets, se celebraba el pasado domingo por los bosques del Pirineo catalán, en uno de los parajes más espléndidos de Catalunya, la localidad gerundense de Llívia.

Nuevamente la prueba contó con dos especiales, una crono nueva, muy rápida, sobre terreno plano, junto con un tramo técnico, estrecho, por entre el bosque, con un recorrido por senderos, total 25 km a realizar en tres ocasiones. El Moto Club Llívia contó con la participación de 100 inscritos llegados de toda Cataluña que disfrutaron de una auténtica jornada de enduro, bajo una climatología ideal.

En la categoría Sots16 y en el scratch de la prueba, el piloto más rápido fue Francesc Aguilar (KTM-Maquina), de hecho, Aguilar llegaba a la Cerdanya con una lesión en su rodilla, pero aún así, durante la carrera pudo aguantar y luchar por la primera posición, sumando su tercera victoria esta temporada. La segunda posición y a 10 segundos de Aguilar entraba Kevin Cabra, que en su primera temporada en 125 está evolucionando muy rápido, permitiéndose luchar ya por el podio. La tercera posición fue para el piloto balear Jesús Ferreres y Álex Angrill finalizó cuarto. Destacamos a Pau Camí que estrenó una de las novedosas Sherco 125 2T, con la que logró terminar en la quinta posición, su mejor resultado esta temporada.

En la clase de 85 cadetes, nuevamente reaparecía Albert Fontova, desafortunadamente hace tres meses le diagnosticaron una hernia discal, lo que le mantenía apartado de las motos durante todo el verano. Albert consiguió los mejores registros en todas las especiales, adjudicándose la carrera, seguido de Martí Escofet que finalizó segundo y de Jan Olivera en la tercera posición.

En la clase 85 Juvenil Yago Domínguez consiguió imponerse a todos sus compañeros, llevándose la victoria de la clase, seguido por otro de los más rápidos, Marc Pablo, que subía a la segunda plaza, entrando tercero Aleix Saumell, después de realizar una de sus mejores actuaciones este 2017.

Mal día para las E-50 TT, tanto Sergi Conesa, como Joan Iglesias sólo disputaron la primera especial, abandonando seguidamente los dos. La victoria fue para un espectacular Gerard Mercader, en una nueva gran demostración de cómo aprovechar hasta la última décima de sus escasos CV.

En la clase Abierta, el más rápido fue Èric Macià, marcando unos excelentes cronos, seguido de Jordi Galera en la segunda posición y tercero Joan Gorgori.

Buena participación también en la clase de 65, donde Nahuel Santamaría se mostró nuevamente muy rápido, después de una intensa batalla con Ares Zanon y Pol Guerrero. Al final terminaban con victoria de Santamaría, seguido de Zanon y Guerrero tercero.

Los más peques también batallaron a tope para subir al podio, Nil Pallarés y Aitor Campama lucharon intensamente por la primera posición, aunque finalmente fue Pallares quien conseguía la victoria, seguido de Campama en el segundo escalón del podio y tercero fue Oleguer Riba.

La clase fémina sigue animada, en Llívia se enfrentaron nuevamente Ingrid Macià y Mireia Rabionat por la primera plaza, que finalmente fue para Macià. Con esta victoria ahora las dos empatan en la clasificación general provisional del campeonato, esto se anima, veremos como termina a final de año. Mientras que la tercera posición fue para Emma Blanxer.

La próxima prueba se celebrará en La Clua el próximo 1 de octubre.

Ver todas las Clasificaciones

Fuente y Fotos: ©enduromagazine.com

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies