Según las últimas informaciones, los técnicos japoneses de Honda, supuestamente, estarían concentrados en varios proyectos muy interesantes, principalmente para los amantes del Trail Aventura.

Después del éxito logrado con la Africa Twin CRF1100L, un referente entre las Maxi Trail, ya en su segunda generación desde que se presentó en el 2016, un modelo que destaca por su equilibrio y polivalencia, mostrándose ideal tanto para largos viajes por carretera, como para intensas salidas por pistas y desiertos, contando con un propulsor 1.100cc de buenas prestaciones, empleando alta tecnología con numerosas ayudas electrónicas, buena absorción de las suspensión, ajustado reparto de pesos, una potente frenada, elevada estabilidad y precisión en las trazadas. Todo ello junto con un buen confort de marcha, y un elevado equipamiento, facilitándonos su agradable conducción apoyados por una alta seguridad y control, que gracias a ello, se muestra muy dinámica, aportando mucha confianza al rodar rápido, sea cual sea el terreno, incluso permite abordar ciertas complicaciones en los terrenos más duros, sorprendiéndonos por sus capacidades todo terreno y por sus sólidos acabados.

Satisfechos con ello, ahora el objetivo debería ser ampliar la gama en una categoría inferior, pero manteniendo el espíritu original, con la que puedan enfrentarse de tú a tú con Trails especializadas como Yamaha con la Ténéré 700 o la KTM 790 Adventure, además de BMW F 850 GS Adventure.

Sí es verdad, que Honda ya cuenta en su gama inferior con la CB 500X, que en su última actualización el 2019, mejora sus capacidades como Trail y que incluso con algunas preparaciones, avanza en su concepto, pero sinceramente, sigue siendo una crossover, no creemos que realmente sea la moto que esperan encontrar los vigorosos auténticos aventureros.

Por otro lado, una de las opciones que se ha murmurado es que Honda podría hacer reaparecer la Transalp, desarrollando una nueva moto a partir del motor de la NC750X, evolucionado hasta los 790cc, con un motor bicilíndrico en paralelo, con el que podría obtener más potencia y conseguir la homologación Euro 5, además contarían desde los inicios con la opción del cambio automático DCT que ya equipa este modelo, por lo que, podría cubrir este hueco, ideal posiblemente para los usuarios del Trail Touring.

De todas maneras, estos modelos como la CB 500X o la NC750X, e incluso pensando en una nueva recreación de la Transalp, sí permitiría a Honda obtener una Trail de media cilindrada, con la que se podría viajar y salir ocasionalmente por pistas no asfaltadas, es una de las opciones, pero entendemos que estas máquinas no terminarían de seguir con la línea fiel mostrada por la radical XLV750R en su momento, una Maxi Trail bicilíndrica con auténtico sabor de aventura, ni por la innovadora y más refinada Africa Twin actual, una moto realmente creada para la auténtica Aventura Premium.

Llegados hasta este punto reflexionamos, los especialistas japoneses podrían trabajar tal vez, en un proyecto en relación a una reaparición de la exitosa Dominator NX650, (hace ya unos años que se viene comentando y esta idea nos seduce mucho), recordemos que esta disponía de ruedas de 21” / 17”, con una suspensión Showa de 41mm y con un recorrido delante de 220mm, mientras que detrás lucía un monoamortiguador pro-link de 195mm de recorrido, junto con un depósito de 13 litros, todo ello, con un peso de todo el conjunto de 165kg, unas características precisamente muy ideales para un modelo que sí consiguió entrar en el club de las Trail Adventure, ofreciendo unas capacidades todo terreno bastante destacables, que permitían atravesar terrenos más complejos fuera de la carretera, al más estilo marcado por la Africa Twin y que a la vez facilitaban viajar con ella por carretera con cierta comodidad y desplazarse fácilmente por ciudad. En definitiva, una Trail de verdad, que también en su momento marcó la XRV 650 Africa Twin, aunque con menos éxito que las dos anteriores.

Esta idea viene respaldada, siguiendo los rumores de los colegas de “Morebikes “, en su magazine del año 2016, donde ya mostraron una foto espía de una patente de Honda, que sinceramente su diseño se encontraba más cerca de un concepto más deportivo como una Dominator, que de un posible concepto Transalp, mas tranquilo, tal y como queda demostrado en la imagen de la patente, por el tipo de chasis y basculante, o por el motor con tecnología Unicam diseño racing empleado en las CRF de Enduro, con un propulsor más compacto, centralizando las masas y más ligero.

Lógicamente, este nuevo modelo tendría que disponer de un motor bicilíndrico, con una cilindrada entre los 650cc a los 800cc, apto para la homologación Euro5, aunque posiblemente debería disponer de menos tecnología y jaggets, todo ello, para poder garantizar un precio más competitivo en el mercado, sobre todo si se quiere luchar con Yamaha y su Ténéré y a la vez obtener un peso del conjunto más liviano y manejable, por debajo de los 180kg, junto con unas prestaciones a la altura del conjunto.

Se ha comentado que los técnicos preparan una plataforma modular con la que podrían convivir hasta tres modelos diferentes. Faltará saber si finalmente los japoneses, se inclinan por mantener las características de pura aventura y bien capacitada o en cambio se dirige a un público más novel, buscando una mejor facilidad en la conducción, con una menor potencia y más enfocada al Trail light.

Otra de las opciones que ha salido a la luz en diversos medios, y precisamente la que parece coger más fuerza, es la idea de ofrecer a aquellos usuarios del Carnet A2, que actualmente no pueden adquirir la nueva Africa Twin debido a su aumento de cilindrada a 1.100cc y que además buscan una moto de estas características, pero más asequible y con unas dimensiones menores, para ellos, Honda podría disponer de una hipotética Africa Twin CRF850L, un proyecto que según la revista japonesa Young Machin, estaría muy adelantado, cumpliendo con las solicitudes destacadas, menor cilindrada y potencia, más ligera y posiblemente con menos tecnología, junto con un precio más ajustado.

Finalmente, para los apasionados del asfalto, también se habla del proyecto de una novedosa Naked, con el mismo motor de la Africa Twin 1100cc, que podría ver la luz en breve.

En definitiva, ¡Soñar es vital!; varias son las hipótesis y diferentes opciones en las que los japoneses podrían estar trabajando, pero deberemos esperar que en Honda nos aporten la respuesta a todo ello, esperando que muestren alguna pre-serie en la próxima edición del Salón internacional de Milán (EICMA). Lo que sí es seguro, es que ya soñamos con las posibles novedades que nos pueden tener preparados desde Japón para seguir animado el sector más de moda, el de las Trail Aventura.

Fuente y Fotos; Enduromagazine / Morebikes©/ Young Machin© / Honda.es©