La última etapa del Campeonato del Mundo de Motocross, que ha discurrido en el Viejo Continente, ha tocado a su fin con la disputa en el bonito circuito de Uddevalla del Gran Premio de Suecia, tras el cual el certamen pone a rumbo a Turquía y China, donde a lo largo del mes de septiembre se celebrarán las dos carreras finales de la temporada.

Después llegará la esperada gran cita del Motocross de las Naciones, que este año visita la localidad holandesa de Assen y que contará con la presencia de un equipo español integrado por Jorge Prado -ya proclamado Campeón del Mundo de MX2-, Carlos Campano, y nuestro piloto Iker Larrañaga. Un Iker que, por cierto, no tuvo la suerte de su lado en Suecia, un problema con el freno trasero de su KTM le obligaba a tomar el camino de los boxes en el transcurso de la segunda manga.

«Bueno, el balance del fin de semana no ha resultado del todo positivo. Arranqué firmando el noveno mejor registro en los entrenamientos libres, para en los cronometrados bajar al décimo cuarto y terminar la clasificatoria a las puertas del “top 10”. En cuanto a la carrera, decir que en la primera manga, tras una mala salida, he sostenido de principio a fin una seria batalla con Brian Moreau, que al final me ha superado por muy poco, relegándome a la décimo tercera plaza, aunque también es cierto que entre las posiciones séptima y décimo quinta las diferencias han sido mínimas y todo ha estado muy igualado. En la segunda, una avería en el freno trasero me ha llevado a retirarme enseguida, no pudiendo con ello sumar un solo punto. Pero en fin, figuro décimo cuarto en la clasificación provisional del campeonato y viajaré a Turquía y China con muchas ganas de hacerlo bien».