Isidre Esteve disputará, del 4 al 9 de octubre, el Rally de Marruecos con su renovado prototipo BV6 con los mandos adaptados al volante.

Será la reaparición del piloto de Oliana tras firmar el pasado verano en la Baja Aragón su mejor resultado mundialista desde que regresó a la competición.

“Por sus características, la carrera marroquí es ideal para preparar el nuevo formato del Dakar peruano y calibrar nuestro nivel con el resto de equipos”.

El Dakar 2019 está cada día más cerca y el Repsol Rally Team quiere llegar mejor preparado que nunca. Para ello, Isidre Esteve disputará del 4 al 9 de octubre el Rally de Marruecos con la misión de avanzar en la puesta a punto de su prototipo BV6 de Sodicars Racing y ver qué tal se desenvuelve en un terreno muy similar al que los participantes se encontrarán el próximo mes de enero en Perú.

“Será un gran test para ver el comportamiento del coche en las dunas después de las últimas mejoras introducidas y comprobar dónde estamos respecto a nuestros rivales”, reconoce el piloto de Oliana que ya estrenó las modificaciones técnicas durante la pasada Baja Aragón, en la que pudo constatar un gran progreso. El salto cualitativo se tradujo, no ya solo en sensaciones, sino también en resultados. El piloto del Repsol Rally Team terminó la dura prueba turolense, puntuable para la Copa del Mundo de Rallys Cross-Country, como tercer clasificado de T1.2 (vehículos todo terreno modificados diésel) y 16º absoluto, su mejor resultado mundialista desde que regresó a la competición hace siete años.

Fue una excelente forma de inaugurar la temporada, aunque ahora el reto es confirmar la buena línea y continuar con la progresión, siempre con la vista puesta en el Dakar 2019. “Tuvimos un buen inicio de temporada en Aragón, porque conseguimos un resultado muy positivo en una carrera exigente y, sobre todo, porque demostramos ser cada vez más competitivos. Ése es nuestro objetivo y para alcanzarlo debemos seguir mejorando en Marruecos”, explica Isidre Esteve.

Con esa intención, su montura ha experimentado una significativa evolución respecto a la del año pasado, cuando firmó una destacada 21ª posición en el Dakar. Concretamente, se han recortado 25 cm de frontal, ampliado 30 milímetros el recorrido de la suspensión e incorporado unos frenos de mayor tamaño. Otra novedad importante es que va calzado por los nuevos BFGoodrich All-Terrain T/A KDR2+, reservados en el pasado Dakar para los equipos oficiales.

“Después de las últimas modificaciones, el comportamiento del BV6 es excepcional, sobre todo en las dunas, según hemos podido comprobar estos días en un test previo al Rally de Marruecos. Ahora, tenemos muchas ganas de probarlo en competición sobre un terreno muy similar al que nos encontraremos en la próxima edición del Dakar”, comenta Isidre Esteve.

“El nuevo formato dakariano en Perú, con dunas, mucha arena y navegación, nos favorece y, de ahí que este rally marroquí será un magnífico banco de pruebas para detectar los últimos puntos a mejorar. Además, también nos servirá para calibrar nuestro verdadero potencial respecto a nuestros rivales, ya que la gran mayoría de equipos dakarianos están aquí presentes para hacer las últimas pruebas”, añade Esteve.

En este sentido, asegura afrontar el rally con la seguridad que le otorga la ardua tarea previa realizada junto a su copiloto Txema Villalobos y al preparador Sodicars Racing. “Hemos trabajado durante todo el año en muchos aspectos para mejorar las prestaciones del coche. El objetivo es ser más competitivos y sentirnos más seguros. Ahora el prototipo nos transmite mayor seguridad y confianza, lo que nos permitirá ir más rápido en cualquier terreno”, declara el ilerdense, que pilota con unos mandos en el volante adaptados por la firma Guidosimplex.

El Rally de Marruecos se disputará del 4 al 9 de octubre por los alrededores de Fes y Erfoud. Los participantes deberán recorrer más de 2.000 kilómetros en total, 1.362 cronometrados, repartidos en una prólogo y cinco duras etapas. La prueba reunirá a buena parte de los participantes en el próximo Dakar, por lo que supondrá una buena piedra de toque para el Repsol Rally Team. “Será el último gran test para todos, ya que en poco más de un mes, los vehículos ya estarán viajando a Sudamérica. Así que trataré de aprovechar y disfrutar hasta el último kilómetro, sin olvidar que nuestra prioridad es ganar ritmo de carrera y acumular kilómetros de competición para llegar en las mejores condiciones posibles al Dakar 2019”, sentencia Isidre Esteve.

Fuente y fotos: Mediagé Comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies