Por tercer año consecutivo, Isidre Esteve participará en el Rally Dakar con el Repsol Rally Team. El piloto ilerdense llega a la cita dispuesto a luchar por su mejor resultado desde que compite con el prototipo BV6. El ilerdense ha desvelado en la presentación celebrada en el Campus Repsol de Madrid, que su objetivo es acabar en el top 15.

 

El Dakar 2020 se presenta plagado de novedades, al disputarse por primera vez en la historia en un país asiático: Arabia Saudí. La prueba se desarrollará del 5 al 17 de enero y constará de 12 exigentes etapas, que llevarán a todos los participantes al límite de sus posibilidades. El recorrido contará con más de 7.800 kilómetros, de los que unos 5.000 serán cronometrados.

Isidre Esteve lleva todo el año preparando el nuevo desafío junto a su copiloto Txema Villalobos y el resto del Repsol Rally Team. Durante meses, han continuado con la evolución de su 4x4 de la categoría T1.2 (todoterreno 4x4 diésel modificados) para hacerlo más competitivo y adaptarlo a las características del terreno saudí, en su gran mayoría sobre arena. Con el propósito de facilitar el paso de las dunas, el coche ha ganado en altura e incorpora los neumáticos BFGoodrich KDR 2 con los nuevos compuestos para arena y terreno pedregoso.

El ilerdense volverá a utilizar el cojín inteligente Nubolo y los mandos adaptados en el volante por Guidosimplex. Dos dispositivos que le permiten competir en igualdad de condiciones respecto a sus rivales, pese a su lesión medular, y que le han ayudado a convertirse en todo un ejemplo de superación.

“Será nuestro tercer año con el mismo coche y en este tiempo hemos ido introduciendo mejoras para lograr extraerle el máximo rendimiento posible. En el pasado Rally de Marruecos celebrado en octubre dimos un importante paso adelante y logramos un 12º lugar de mucho mérito porque había un nivel muy alto de participación”, ha recordado un optimista Isidre Esteve que vivirá su quinto Dakar en coches y el 15º en total, si sumamos sus diez participaciones en moto antes del accidente que sufrió en 2007.

El piloto de Oliana, 21º clasificado de la general en las dos últimas ediciones, ha confesado que este año el cambio de escenario representa un estímulo añadido, más allá del deporte: “Tenemos muchísimas ganas de conocer un nuevo país. El Dakar será el primer gran acontecimiento deportivo internacional que se celebra en Arabia Saudí y eso es un claro síntoma de la predisposición que tienen de abrirse al mundo. Este evento les brinda una gran oportunidad de dar el primer paso y eso es muy una buena noticia”.

A nivel competitivo, Isidre Esteve está convencido de que se verá un brillante espectáculo: “Será una gran carrera, muy similar a las que se disputaban anteriormente en África. Habrá etapas mucho más largas en comparación con las de los últimos años, con más kilómetros, mucho desierto y zonas bastante rápidas. En Sudamérica corríamos en verano, lo que provocaba que la arena fuera blanda. Por contra, en Asia será invierno y la arena será mucho más dura, por lo que no nos encontraremos con una dificultad tan extrema. En general, me gusta mucho el recorrido y el planteamiento del nuevo Dakar que dirige David Castera”.

Otra gran diferencia respecto a ediciones anteriores será el innovador sistema de roadbook, que ya se estrenó en el pasado Rally de Marruecos, puntuable para la Copa del Mundo de Rallys Cross-Country. “Entregar el roadbook pocos minutos antes de comenzar algunas etapas con los peligros pintados es un acierto porque servirá para igualar las fuerzas entre todos los participantes. Esas jornadas, todo el mundo dispondrá de la misma información al mismo tiempo y eso representará un cambio muy importante”, ha valorado.

En definitiva, el Dakar 2020 estará plagado de oportunidades que Isidre Esteve espera aprovechar con el apoyo de su equipo. “Es un lujo formar parte del Repsol Rally Team. Los patrocinadores nos permiten disfrutar de esta carrera y disponer de un material competitivo para seguir avanzando con este proyecto en busca de objetivos cada vez más ambiciosos. Este año, nuestro reto será luchar por acabar entre los 15 primeros. Sabemos que no será fácil porque, aunque nosotros hemos mejorado, la competencia es cada vez mayor, pero nos vemos con fuerza para intentarlo”.

Durante la presentación, Alfonso Fernández de Gabriel, Director de Marketing y Publicidad de Negocios Comerciales de Repsol, ha reconocido que “para Repsol supone un verdadero reto participar en una de las competiciones más exigentes del mundo del motor, ya que sin duda el carácter de estas pruebas exige la utilización de los mejores productos en términos de calidad e innovación». Tras destacar la implicación de Isidre Esteve en todo el proceso de mejora de sus productos durante los últimos Dakar, se ha mostrado convencido de que su participación en la próxima edición «será un verdadero éxito”.

Araceli Ruiz, Directora RRHH y Comunicación MGS Seguros, ha declarado que «Isidre tiene muchísimo talento, como piloto, como conferenciante y como impulsor de proyectos, pero, sobre todo, es un enorme trabajador, por lo que estamos seguros de que cualquier reto que afrontemos juntos será un éxito. En 2020 nos enfrentamos a un escenario diferente y bastante imprevisible, pero tenemos el convencimiento de que haremos un gran papel en este nuevo Dakar que estrena ubicación y que seguro que nos presentará nuevos y apasionantes retos».

Por su parte, Joaquim Tosas, Director de Marketing y Expansión Internacional de KH Lloreda, ha subrayado la importancia de la relación con Isidre Esteve: “Este es un proyecto que emociona a toda la familia de KH Lloreda por la vinculación que mantenemos desde hace muchos años con Isidre y los valores que compartimos, como perseverancia e ilusión. Nuestra relación va mucho más allá de un patrocinio convencional y nos sentimos muy orgullosos de que luzca el logo de KH-7”.

Fuente y fotos: Mediagé Comunicación