El piloto del Repsol Rally Team ha marcado el 20º mejor tiempo al final de la primera parte de la etapa.

En la segunda, se ha visto retrasado a causa de un pinchazo y un problema con el radiador, aunque ha finalizado 26º absoluto.

“En general ha sido un día muy positivo para nosotros, estamos contentos y muy motivados para seguir progresando”.

Isidre Esteve ha brillado como nunca durante la undécima etapa del Dakar 2018, dividida en dos sectores. En el primero, el piloto del Repsol Rally Team ha marcado un espectacular 20º mejor tiempo con su 4x4 BV6 de Sodicars Racing con los mandos adaptados al volante. En el segundo y definitivo, el ilerdense se ha visto retrasado hasta la 26ª plaza por culpa de un pinchazo y un problema con el radiador.

Hasta el punto kilométrico 240, donde se interrumpía la especial de este miércoles entre Belén y Chilecito, Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos han estado soberbios, rodando a un gran ritmo, sin problemas mecánicos y con una navegación perfecta. Ello les ha permitido pasar muy cerca de los 20 primeros en todos los waypoints. Incluso se han tuteado con otros vehículos claramente superiores en prestaciones a su prototipo BV6.

“Hemos hecho una primera especial impecable, a muy buen ritmo, adelantando rivales y disfrutando mucho, a pesar de que la navegación era complicada y nos hemos encontrado a bastante gente con problemas. Había zonas muy difíciles, en las que el fesh-fesh subía hasta el parabrisas y no nos dejaba ver nada”, explicaba el piloto de Repsol y Onyx Seguros con satisfacción.

Esa intachable actuación se ha visto enturbiada al principio del segundo sector, al encadenar dos problemas en apenas 10 kilómetros, según comenta el propio Isidre Esteve: “Primero hemos pinchado una rueda al cruzar un río. Poco después de cambiar el neumático, nos ha subido la temperatura del moto de golpe al reventar un manguito del radiador. Txema Villalobos lo ha arreglado muy rápido y hemos rellenado el radiador con toda el agua que llevábamos para beber”.

Este inesperado contratiempo ha retrasado cerca de 25 minutos al Repsol Rally Team y le ha hecho perder seis puestos al final de la etapa. “Ha sido una lástima porque nos ha roto el buen ritmo que llevábamos. Pero pese todo, estamos muy contentos porque a estas alturas de Dakar y con tanto desgaste acumulado, ¿quién no tiene problemas?”, reflexionaba el ilerdense, tras invertir 6 horas, 24 minutos y 28 segundos para llegar a la meta de Chilecito.

Con la brillante actuación de hoy, Isidre Esteve continúa escalando posiciones en la general de coches y ya figura en la 21ª plaza provisional, con un tiempo acumulado de 54h 45:23. En su categoría de T1.2, reservada a los todoterreno 4x4 diesel modificados, mantiene un meritorio tercer lugar con su prototipo BV6 de Sodicars Racing con los mandos adaptados en el volante por Guidosimplex y neumáticos BFGoodrich.

Mañana jueves, el Dakar vivirá su etapa número 12 entre Chilecito y San Juan, con 523 kilómetros cronometrados, lo que representará la especial más larga de la presente edición. “Será una jornada larguísima y muy exigente, en la que la fatiga y el desgaste pueden hacer mella, aunque nosotros estamos muy motivados y con fuerzas de seguir progresando”, comenta el de Oliana.

Fuente y fotos: Mediagé Comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies