Isidre Esteve ha iniciado la temporada de forma prometedora, al conseguir su mejor resultado en la Baja Aragón en coche. El piloto del Repsol Rally Team ha cruzado la meta de esta prueba puntuable para la Copa del Mundo de Cross Country como tercer clasificado de la categoría T1.2 y 16º de la general. Una brillante forma de estrenar las innovaciones técnicas que incorpora su prototipo BV6 de Sodicars Racing de cara al próximo Dakar.

Para el de Oliana supone un salto cualitativo impensable siete años atrás, cuando reapareció con un buggy ligero para probar el Cojín Inteligente y ver si podría seguir compitiendo sin poner en riesgo su salud. Después de un largo proceso, ahora sólo debe preocuparse de pilotar y ser competitivo, como ha demostrado este fin de semana en Teruel junto a su copiloto Txema Villalobos.

“Nos vamos muy contentos de nuestra primera carrera del año. Ha sido una Baja muy complicada, con cambios de clima, de ritmo y especiales muy bonitas. Una buena manera de comenzar la temporada, porque hemos conseguido un resultado muy positivo en una prueba competida y, sobre todo, porque cada vez estamos más cerca de la elite”, resume el ilerdense tras completar los exigentes 500 kilómetros de esta edición.

En la tercera etapa, celebrada este domingo entre Barrachina y Alfambra, Isidre ha tenido que emplearse a fondo para superar una especial de 127 kilómetros que se ha visto condicionada por la fuerte tormenta caída a primera hora de la mañana. La parte inicial ha sido la más delicada por el barro, pero el de Oliana ha superado el trance con pericia a los mandos de su volante adaptado. Al final ha terminado la difícil jornada como tercero de su grupo y 20º absoluto del día, con un tiempo de 1h 55’44.

Las nuevas evoluciones técnicas en su vehículo y la experiencia acumulada le permiten ser optimista de cara al próximo Dakar en el que confía repetir en coche los buenos resultados que ya consiguió en moto, antes de su lesión medular. “Vamos en la buena dirección para llegar a esta élite que perseguimos. Es importante que todo el equipo coja esta confianza, sin olvidar que nuestro objetivo es llegar lo mejor preparados posibles al Dakar para intentar estar arriba”, concluye.

“Tenemos un gran equipo detrás que entiende muy bien qué es lo que necesitamos, lo aplica y los cambios se notan en pista. Las sensaciones son muy buenas y tenemos la convicción de que este año el prototipo BV6 es más competitivo. Hemos mejorado frenos, suspensiones y seguridad. Buscábamos tener el feedback de que todo está controlado y a nuestro gusto. Estamos contentos con el trabajo porque hemos conseguido lo que buscábamos”, valora el del Repsol Rally Team.

El próximo gran compromiso para Isidre Esteve será el Rally de Marruecos, del 7 al 13 de octubre. Junto al test que realizará unos días antes en ese mismo país, la prueba marroquí será crucial para preparar el Rally Dakar 2019, que se celebrará íntegramente en Perú.

Fuente y fotos: Mediagé Comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies