El piloto del Repsol Rally Team salda otra difícil jornada en 34º lugar absoluto y 4º de su categoría T1.S.

“Íbamos muy bien hasta que pinchamos una rueda y desllantamos otras tres. Nos quedamos sin recambios y suerte de Balocci, que nos prestó una para llegar hasta meta”.

Isidre Esteve continúa progresando en el Dakar 2018. El piloto del Repsol Rally Team ha sorteado todo tipo de contratiempos a lo largo de una durísima etapa que ha finalizado en 34º puesto absoluto y 4º de T1.S con su BV6 con los mandos adaptados al volante. “Ha sido una jornada brutal pero fantástica”, resumía el ilerdense.

Isidre Esteve ha rodado a muy buen ritmo durante toda la especial. Al paso por el CP2, el de Oliana figuraba en 27º lugar. Sin embargo, ha encadenado un pinchazo y tres ruedas desllantadas en los últimos kilómetros que le han hecho perder varias posiciones.

“Íbamos a muy buen ritmo, hasta que hemos pinchado una rueda. Poco después hemos desllantado otras tres, a tener que bajar mucho la presión para no quedar encallados en las dunas blandas de esta zona. Nos hemos quedado sin recambio y suerte que el compañero de Sodicars Racing, Francis Balocci, se ha parado y nos ha dejado un neumático. Lástima que luego él se haya quedado atascado y no hayamos podido devolverle el favor”, lamentaba el piloto de Repsol y Onyx Seguros.

A pesar de los inesperados contratiempos, Isidre Esteve destacaba un día más el buen comportamiento de su Mitsubishi Montero: “El coche ha funcionado perfecto en una etapa brutal, con salida en la playa en grupo, pista dura, dunas increíbles… fantástica. La navegación era muy complicada pero mi copiloto Txema Villalobos ha vuelto a estar impecable un día más”.

Tras darse este martes una auténtica paliza de 7 horas y 15 minutos, el Repsol Rally Team ha logrado escalar hasta la 30ª plaza provisional de la general de coches y la 4ª de su categoría T1.2 (todoterreno 4x4 diesel modificado), con un tiempo total acumulado de 18h 22:08.

Mañana miércoles, le aguarda una maratoniana etapa entre San Juan de Marcona y Arequipa. Los coches deberán completar casi un millar de kilómetros, entre los 660 de enlace y los 268 cronometrados. “Será otra jornada exigente, con las últimas dunas de Perú que seguro volverán a dar muchos problemas”, pronostica Isidre Esteve.

Fuente: Mediagé Comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies