El piloto del Repsol Rally Team completa a base de épica la décima especial en 29º lugar y asciende hasta el 21º en la general provisional.

“Hemos roto dos veces la correa del alternador y en los últimos 50 kilómetros pensé que el Dakar se nos acababa, porque la batería ya no cargaba e íbamos a ciegas y sin limpias”.

Isidre Esteve ha salido airoso de la primera etapa del Dakar 2018 celebrada en Argentina. Este martes, el piloto del Repsol Rally Team ha saldado otra jornada épica con un 29º lugar que mantiene intactas sus aspiraciones de acabar la prueba dentro del top 20. El de Oliana ha realizado un esfuerzo descomunal para llevar hasta la meta a su prototipo BV6 de Sodicars Racing con los mandos adaptados al volante.

La décima etapa ha transcurrido entre Salta y Belén, sobre un trazado de 424 kilómetros de enlace y 373 de especial, divididos en dos sectores, muy distintos y variados. El primero se caracterizaba por las pistas rápidas y zonas de dunas, mientras que en el segundo la navegación ha sido la principal protagonista, con diversos waypoints muy complicados de encontrar.

Isidre Esteve ha cubierto el primer sector en 29ª posición, a 1h 47:14 del líder provisional, a pesar de sufrir dos importantes contratiempos, según explicaba el propio piloto: “Después de los primeros kilómetros, empezamos a encontrarnos coches de cara… no entendíamos nada y nos costó recuperar el camino correcto. No sabemos si por un despiste nuestro o por un error en el roadbook. Más adelante, se nos rompió la correa del alternador y mi copiloto Txema Villalobos hizo un gran trabajo para arreglarlo, aunque perdimos bastante tiempo”.

En el segundo sector, el piloto de Repsol y Onyx Seguros ha vivido otro momento de mucho agobio. “Se nos volvió a romper la correa del alternador y, sinceramente, pensábamos que no llegábamos a la meta. Se nos hizo de noche cuando faltaban 50 kilómetros y la batería ya no tenía fuerza ni para activar los limpias… Íbamos prácticamente a ciegas y por una zona embarrada. Fue muy estresante porque si el coche se llega a parar, dudo que hubiéramos podido salir de allí”, narraba el de Oliana.

Pero a base de un fino pilotaje y una magnífica navegación, el Repsol Rally Team ha logrado cruzar la línea de meta como 29º clasificado, con un tiempo de 7h 14:53′. Como merecida recompensa, el ilerdense escala posiciones en la general y pasa a ocupar la 21ª plaza provisional, además de mantener la 3ª de su categoría T1.S (todoterreno 4x4 diesel modificados).

Mañana miércoles, Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos afrontarán con moral la etapa 11 entre Belén y Chilecito, pasando por Fiambalá. El Repsol Rally Team deberá completar 467 kilómetros de enlace y otros 280 de especial, bajo un sofocante calor y sobre zonas con arena blanda. “Nos esperan tres días muy, pero que muy difíciles”, presagia el ilerdense.

Fuente y fotos: Mediagé Comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies