Cairoli ganó en MX1 y en la superfinal, en la que Prado sorprendió con un tercer puesto.

Jorge Prado ha empezado 2019 como terminó 2018, en lo alto del podio. El gallego, que conquistó su primer título de MX2 en septiembre en Imola, ha empezado la nueva temporada donde todos esperaban verle, arriba del podio. Entre medias, las consabidas celebraciones, un poco de descanso y varios meses de duro trabajo de pretemporada, fortaleciendo físico, poniendo a punto la máquina y tratando de mejorar en la medida de lo posible. El resultado del primer test serio promete.

El Internazionali italiano es el campeonato más prestigioso de la pretemporada, con tres carreras seguidas en enero y febrero, que sirven a los pilotos para coger el tono y medir sus fuerzas a varias semanas del comienzo del Mundial en Argentina (3 de marzo). Buena parte de los favoritos del mundial suelen tomar parte en el campeonato, aunque no todos. En esta primera carrera, en la arena de Riola Sardo en Cerdeña, tomaron la salida los tres mejores españoles de la categoría, Prado, Larrañaga y Fernández, así como muchos de los rivales directos de Jorge como pueden ser Watson, Vlaanderen, Geerts, Cervellin…

Jorge Prado partía como favorito, por algo es el campeón del mundo, pero el lucense quería comprobar que su preparación está siendo la adecuada: “Hemos trabajado bien en pretemporada, pero siempre quieres comprobarlo en la pista y medirte con los rivales directos”. En la manga única de MX2, Jorge no pudo hacer el holeshot, pero arrancó tercero y muy pronto se puso a rueda del sorprendente italiano Mattia Guadagnini, quien con una 250 de dos tiempos lideró las primeras vueltas. Prado, sin arriesgar y con la madurez digna de un campeón, esperó unos giros y cuando comprobó que el italiano empezaba a cansarse atacó y pasó a liderar la manga en solitario hasta que se cruzó con la bandera a cuadros. Por detrás, el joven Mikka Haarup y Guadagnini acompañaban al español al cajón, mientras los otros favoritos de la temporada pasaban sin pena ni gloria.

Tras la carrera de MX2 se celebró la de la categoría máxima, en la que Antonio Cairoli se impuso con claridad a Romain Febvre y Tim Gajser, en la preparación de una temporada que se antoja muy emocionante, tras la reciente lesión de Jeffrey Herlings, quien se ha roto un pie a cinco semanas de empezar el Mundial. Tras las mangas llegó la superfinal con los veinte mejores de cada una de las categorías y una vez más con Toni Cairoli y Jorge Prado como protagonistas. Los dos compañeros de la escuadra De Carli dominaron la manga. Cairoli marcando el ritmo desde la salida y siendo el más rápido sobre la arena, y Prado, el chaval que con 18 años recién cumplidos salió a por todas y con su habitual descaro rodó toda la manga en segunda posición por delante de todas las 450 c.c. Al final Gajser pasaría a Prado, pero el gallego daba la sorpresa subiéndose con su MX2 al podio de la superfinal.

La temporada ha empezado y no ha podido ser de mejor forma para el motocross español, con Jorge Prado ganando en su categoría y demostrando que está a un nivel muy alto a solo un mes de empezar el campeonato del Mundo.

Fuente y Fotos: Diego Muñoz©