Tal y como avanzamos ayer, GasGas despejó este jueves de forma clara un futuro que hasta hace poco presentaba muchas dudas. La gestora de fondos Black Toro Capital –propietaria de Torrot GasGas– y la multinacional austriaca KTM anunciaron una alianza estratégica que asegura la continuidad de la marca catalana y de su fábrica de Salt (Girona) por lo menos para los próximos tres años. Según explicó Black Toro en un comunicado, ambas empresas “han acordado la creación de una joint venture para crear la nueva GasGas, que disfrutará del potencial del Grupo KTM a nivel mundial”. Las cifras de esta cooperación no se han hecho públicas aunque fuentes conocedoras del acuerdo las calificaron de “muy relevantes”.

A Torrot GasGas le hacía falta algo así. El pasado mes de junio, la empresa catalana presentó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para toda la plantilla, formada por 125 trabajadores. Ahora, el acuerdo con KTM permitirá revertirlo poco a poco, en unos seis meses, conforme GasGas cuente con los materiales necesarios para poder reanudar la producción, que en algunos casos tardarán meses en ser entregados por los proveedores de la firma.

 

KTM prestará la liquidez necesaria para financiar la reanudación de la actividad en la fábrica, que estaba prácticamente parada. Ramón Betolaza, socio director de Black Toro, mostró su satisfacción por el acuerdo, que calificó como una “excelente noticia para la empresa”.

Torrot GasGas desarrollaba hasta ahora tres actividades principales. Por un lado, fabricaba motos de enduro y trial con la marca GasGas, una marca de reconocido prestigio en todo el mundo que en el último año –a raíz del incendio sufrido en la factoría y de ciertas dificultades financieras– veía peligrar su continuidad. La segunda apuesta de la empresa catalana es la que aportó en su día Torrot, de la mano de su accionista Black Toro Capital: la moto eléctrica. Esta división se apoyaba, entre otros, en Muving, la empresa de motosharing del grupo.

KTM, que cotiza en la bolsa austriaca, dijo en un hecho relevante enviado al regulador bursátil que “GasGas se añadirá, junto con KTM y Husqvarna [fabricante de motos y bicicletas eléctricas], como tercera marca para la fuerte red de ventas del grupo”. La empresa austriaca valoró muy positivamente el acuerdo con “la famosa marca de motos GasGas, que supone un punto de partida para un brillante futuro de la reputada marca internacional”.

Las relaciones entre las dos empresas se articularán a través de una sociedad, GasGas Motorcycles GmbH, controlada por KTM con el 60% del capital. KTM es una referencia mundial en off road, un segmento del mercado en el que se integra el trial, el enduro, el motocross y los raids. De los cuatro, el único que le faltaba era el de trial, la gran especialidad histórica de GasGas. En el último momento, KTM se impuso a la francesa Sherco.

Por su parte Torrot GasGas seguirá produciendo las motos eléctricas con la marca Torrot en la planta de Salt, como hasta ahora. Para impulsar esta actividad, Black Toro Capital confía en cerrar en las próximas semanas la incorporación de un nuevo socio financiero a Muving. La idea es que se trate de un accionista minoritario.

Fuente: La Vanguardia Fotos: Archivo