Jaume Von Arend, piloto y aventurero especialista en el mundo de las Trail, ha emprendido su apasionante viaje acompañado de una Ducati Multiestrada 1200 Enduro Pro. En enduromagazine seguimos compartiendo su día a día relatado por él mismo.

DÍA 15:

Tengo a muchos amigos participando en el Hellas Rally. Uno de ellos, Joan, lo hace con una GS1200. Es del grupo de los Transiberics, con quien he compartido grandes momentos y risas.

 

A Joan se le estropeó la moto y ya pensaba que estaba fuera de carrera. Quedamos que buscaría recambios por Grecia y que si los encontraba yo se los iría a buscar.

 

Mientras él hacía las gestiones me fuí a visitar Delfos. Como siempre llegué cuando los trabajadores de la entrada aún estaban medio dormidos.

 

Esa hora paseando en solitario entre tanta historia no tiene precio. Es impresionante el nivel artístico y cultural que llegaron a tener los griegos, en muchos casos con una fuerte influencia romana.

 

Las piedras están talladas con exactitud milimétrica y muchísimas de ellas con inscripciones grabadas. El templo de Apolo, el anfiteatro, el estadio… Una visita que realmente vale la pena ya que además el enclave es precioso.

 

Justo al lado está el museo con las piezas que se encontraron en las excavaciones. Allí se puede ver aún mas claro el refinamiento de esa cultura.

 

Al irme ya llegaban los autobuses, les dejé Delfos ya inaugurado.

Justo estaba subiendo a la moto cuando me llamó Joan. Había encontrado las piezas en Atenas!!
Me fui rápidamente a cambiarme al hotel y salí disparado.

 

Al cabo de muy poco de estar en la moto cayó la tormenta perfecta. Rayos y truenos que acojonaban ya que estaba en lo alto de las montañas, agua a cubos y granizo. Esta vez el traje no aguantó la embestida y notaba los hilillos de agua corriendo por mi cuerpo. Tremendo.

 

Por suerte no duró demasiado y pude divertirme con las fantásticas carreteras griegas. De repente vi algo en medio de la carretera.

 

Al pasar al lado vi que era una tortuga bastante grande. La pobre intentaba llegar al otro lado entre los coches…a su velocidad lo tenía complicado. Pude parar y pasarla sana y salva al otro lado. Pesaba bastante!! Y le gustó la Ducati.

 

Llegué a Atenas con mucho calor. Caos de coches y lio para encontrar el concesionario BMW. Al entrar todo equipado de Ducati me miraron raro pero tenian los recambios que era lo importante.

 

Los 300km (4 horas) hasta Olimpia se me hicieron muy largos. Ya llevaba 200 para ir de Delfos a Atenas y he superado de largo los 5000 desde que salí de casa y eso va pesando. Tuve que parar a tomar varios cafés para reanimarme pero cada vez que lo hacía pensaba en el pobre Joan esperando las piezas para montar. Además volvió a diluviar. En el GPS ponía la hora prevista de llegada y era desesperante ya que cada vez que lo mirama la hora se retrasaba.

 

Una pena no haber podido disfrutar más de esa preciosa carretera.

 

Llegué a las 19h a Olimpia. Allí me esperaba Joan con todo preparado y cara de felicidad. Al día siguiente podría volver a salir. Ese día salvé a una tortuga y a una BMW. Ducati Service!!

 

El ambiente del Hellas es fantástico pero eso ya os lo contaré en la próxima crónica que tengo que ir a poner las ruedas de tacos a Bellissima.

Fuente y fotos: Jaume Von Arend

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies