La FIM, Federación Internacional de Motociclismo, a través de su presidente Jorge Viegas, ha declarado recientemente que el WESS no tendrá el apoyo oficial de la FIM, y es más, van a impedir que los pilotos puedan competir en este campeonato, ¿cómo? no darán cobertura con las licencias internacionales en ninguna de las pruebas del WESS. De esta manera, los pilotos que tengan la intención de participar en este campeonato, deberán sacarse una licencia específica de cada país donde compitan, siempre que estos accedan a tramitarlas. ¡La guerra por el control del Enduro está servida!

Además, la FIM quiere lanzar lo antes posible dos licitaciones diferentes para 2021, una se ocupará de la organización del Mundial de Enduro y la otra de la Copa del Mundo de Enduro Extremo, con la idea de que todas las marcas y la Federación Internacional vayan en la misma dirección.

Ya hace unos meses, que desde la FIM se está intentando reconducir un Mundial de EnduroGP afectado por un importante descenso del interés por parte de los seguidores. La FIM y el Grupo KTM que apoya directamente a los organizadores del WESS, se han reunido en diversas ocasiones para tratar de solventar sus diferencias y encontrar una solución para aumentar la repercusión de la especialidad del Enduro. Desafortunadamente no han llegado a un acuerdo, rompiendo sus negociaciones.

Desde la propia FIM, se llegó a proponer que el Campeonato del Mundo de Enduro, estuviera compuesto por una combinación de pruebas puntuables mezclando las competiciones de EnduroGP con algunas de Hard Enduro, aunque después de diversos contactos, tampoco hubo acuerdo entre ambas partes.

Esperemos que finalmente los protagonistas recapaciten y encuentren una solución ideal para que todos los pilotos, seguidores y apasionados de este fantástico deporte, podamos disfrutarlo al nivel que el enduro se merece.

Fuente: FIM / enduromagazine Fotos: Enduromagazine©