trackers4

La prueba emblemática del año no se hizo de esperar. El pasado 22 de Octubre se celebró el ENDUROTRAIL VALL DE BOÍ, apto solo para los más valientes.

Pese a la mala previsión del tiempo 15 equipos de toda la península formaron parte de otro nuevo reto del Moto Club Vilafranca. Casi 400km de trazado donde la niebla y el barro fue protagonista en los primeros 70km que dificultaron el paso a las motos MaxiTrail  e incluso la localización de la primera baliza.

trackers2dsc_0500

Este año se incorporaba un sistema de geolocalización para mejorar la seguridad de los pilotos así como el seguimiento en directo de la prueba. Algunos de los equipos optaron por adelantar los primeros kms por carretera, esquivando los trazados de fango y el primer Waypoint, mientras que el resto cumplieron con grandes expectativas todo el tramo.

Sobre el km 112 el equipo de asistencia intervino para rescatar del interior de la Sierra de Pinós a una moto con rotura de cadena, que finalmente tuvo que abandonar la prueba.

trackers5sc_0522

A las 12:30 y km 172 aparecieron los primeros pilotos, donde se encontraba la parada obligatoria para cargar pilas, en la población de Oliana, tras 5 horas de recorrido. Todavía les quedaban 190km hasta Boí, donde los siguientes 40km con tramo de piedras hasta el Coll de Nargó a 1.500 metros de altitud iban a pasar factura a más de uno.

Varios pinchazos consecutivos para el equipo del Moto Club Sant Pere obligó también al rescate de uno de sus componentes que no pudo completar el track al no poder reparar su rueda en la Sierra del Bou Mort, al igual que otro componente de uno de los equipos de Vilafranca.

trackersdsc_0508-1

Solo quedaban 89kms después de la penúltima gasolinera, que iban a dar paso a las maravillosas vistas de los últimos parajes del Valle d’Hora y del Valle de Boí, que solo unos pocos iban a alcanzar de día.

Sobre las 18:15 aparecían los primeros equipos en la cota más alta de Boí, a 2.200 metros y a 10 kms de la llegada, que les permitiría completar el reto. En el km 340 la organización cortaba el paso a las 19:00 h, que impidió a varios equipos alcanzar el punto más alto, teniendo que realizar los últimos quilómetros por carretera.

trackers-boidsc_0273

El punto final de la prueba se encontraba en la población del Pla de L’Ermita, en las instalaciones de Boí Resort, donde se celebró la cena de clausura y se hizo entrega de premios, que este año se iba el primero para el equipo de Vilanova, formados por Alexis P. con Yamaha Superteneré 650 y Albert E. con KTM 450EXC, llevándose la máxima puntuación en trazado completo y localización de Waypoints.

Una vez más el Moto Club Vilafranca ha demostrado a la administración que nuestro deporte puede convivir con el resto de usuarios verdes, atravesando medio país desapercibidos.

Fuente y Fotos: Trackers Moto Club Vilafranca