La piloto de KH-7 y Soficat Xerox disputará del 5 al 10 de octubre en su último rally raid antes de participar el próximo enero en la carrera más dura del mundo.

La 18 veces campeona del mundo estrenará en competición la nueva KTM 450 Rally con la que correrá el Dakar 2018.

“Será un test perfecto para ir cogiendo el feeling a la nueva KTM que representa un paso adelante importante respecto a la del año pasado”.

Laia Sanz disputará el Rally de Marruecos que se celebrará del 5 al 10 de octubre con el objetivo de preparar su participación en el próximo Dakar 2018. La piloto de KH-7 y Soficat Xerox, que a finales de mes podría lograr su 19º título mundial y sexto consecutivo de enduro, dejará apartada por unos días esa modalidad para afrontar su segundo rally raid de la temporada y el último del año.

Para la de Corbera de Llobregat, la prueba marroquí será su segundo gran test dakariano del 2017, tras participar el pasado verano en el Atacama chileno, donde acarició el Top 10 pese a correr con problemas de salud. Laia aprovechará cada uno de los 1.900 kilómetros cronometrados del Rally de Marruecos para practicar al manillar de su nueva KTM 450 Rally y la navegación sobre un terreno similar al que el próximo mes de enero se encontrará en Sudamérica.

“Tengo muchas ganas de disputar este rally después de que el año pasado no pude correr en Marruecos. Es el último en el que participaré esta temporada y me vendrá muy bien para preparar el Dakar, aunque me lo tomaré con tranquilidad, como si fuera un entreno para ir cogiendo ritmo, de menos a más”, explica Laia Sanz que viajó unos días antes al continente africano para compartir un test con varios integrantes de su equipo KTM Factory Rally Team y realizar una primera toma de contacto con la nueva moto.

La piloto barcelonesa prefiere no marcarse ningún objetivo a nivel de clasificación y ve complicado mejorar el 11º puesto logrado en el Atacama. “Será difícil porque en el rally de Marruecos habrá un nivel muy alto, con pilotos dakarianos muy rápidos. Tendrá etapas de velocidad y yo prefiero las jornadas largas y de navegación porque cuánto más complicaciones haya, mejor me suelen ir las cosas. Mi planteamiento será acumular kilómetros para ir ganando confianza y llegar al Dakar lo mejor preparada posible”, reconoce.

El Rally de Marruecos, prueba puntuable para el Campeonato del Mundo de Rally Cross Country contará con un prólogo y cinco etapas, con salida en Fes y final en Erfoud. En el apartado de motos, los participantes deberán superar 2.600 kilómetros, de los cuales casi 1.900 serán cronometrados. “Es un recorrido muy variado, con terreno duro, desierto, dunas… Será perfecto para ir cogiendo el feeling a la nueva KTM que representa un paso adelante importante respecto a la del año pasado”, explica la piloto de KH-7 y Soficat Xerox.

Una vez finalice la prueba africana, Laia Sanz concentrará todas sus energías en el Mundial de Enduro que lidera y cuyo final tendrá lugar del 20 al 22 de octubre con una doble cita de Alemania crucial para decidir si logra su sexta corona consecutiva de la especialidad y la 19ª en su brillante palmarés.

“Este mes de octubre será muy intenso, pero el calendario es el que es y no había otra forma de planificarlo. Pocos días después de regresar de Marruecos, me jugaré el título de enduro en Alemania sobre un terreno totalmente distinto, con frío y barro. Deberé adaptarme lo más rápido que pueda. Estoy con muchas ganas”, sentencia una entusiasta Laia.

Fuente: Mediagé Comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies