Autoretro

Todo apunto para que mañana viernes 4 de diciembre, se inaugure la XXXII edición del Salón Internacional del Vehículo Clásico de Barcelona, una exposición que reunirá cerca de 300 expositores y más de 600 automóviles y motocicletas con historia, ocuparán para esta ocasión los 20.000 metros cuadrados de superficie útil que ofrece el Palacio 8 de “Fira de Barcelona”.

El Salón Internacional del Vehículo Clásico de Barcelona inicia en esta edición una nueva etapa dirigida a consolidar su complicidad con los aficionados, a través de un ambicioso programa que combina acción comercial y actividades de ocio y entretenimiento. Esta nueva etapa viene marcada por un cambio en la dirección de este Salón de Clásicos decano de España, que a partir de este año asume la empresa ERMevents.

Contando con un producto atractivo, el objetivo de AutoRetro es revitalizarse como plataforma generadora de oportunidades de negocio para las empresas del sector, convirtiéndose en dinamizador del mercado, en enlace entre el restaurador y el coleccionista. El segmento de clásicos es hoy un valor de inversión alternativa que ofrece seguridad al tiempo que alta rentabilidad.

La actividad comercial de este Salón no se limita exclusivamente al vehículo restaurado, incluye una amplia oferta de piezas, recambios y complementos en el área de automóvil y la motocicleta, un mercado que es siempre el paraíso del aficionado o coleccionista que gusta de acometer personalmente la restauración de su vehículo.

El programa paralelo incorpora más actividades abiertas a la participación activa del público, con un AutoRetro Barcelona, que trasformará el área de Montjuïc en una auténtica fiesta del clásico.

Entre los muchos vehículos en exposición y venta habrá auténticas joyas que pondrán de manifiesto la excelencia con la que trabajan los restauradores españoles y el mimo que muchos coleccionistas aplican a la conservación de sus vehículos.

El Museo de la Moto de Barcelona no faltará a esta cita de AutoRetro y lo hará con la exposición de dos legendarias motos de Gran Premio. Nos enseñará una Indian Daytona Racing 1000cc, motocicleta artesanal fabricada en 1919 en Estados Unidos y dirigida específicamente al mundo de la competición. Posiblemente, esta es la única unidad que se conserva en la actualidad en España.

Montesa H6-1

El piloto mallorquín, Jorge Lorenzo, ganó este año el campeonato del mundo de Moto GP a los mandos de una Yamaha. Pero como lo nuestro es hacer memoria, en AutoRetro no veremos la última Yamaha que ganó un Gran Premio. Veremos la primera: una YZ 634A – 353 cc de 1972. La primera Yamaha que logró el cajón más alto del pódium en una carrera de la categoría reina. Fue el 1972. Yamaha competía por primera vez de forma oficial en la carrera de las alturas. Lo hacía aumentando ligeramente el diámetro de los pistones de su TD350 para alcanzar un cubicaje de 353 cc, suficiente para poder participar en 500 cc, algo que ya hacían varios pilotos privados de la época. Con el británico Charles Mortimer a sus mandos, ganó el último GP de la temporada, logrando así la primera victoria de Yamaha en esta categoría.

Visitar AutoRetro puede tener premio ya que se celebraran diversos sorteos en el marco de este evento. Así todos los visitantes que lo deseen podrán participar en el sorteo de un reloj Frederique Constant perteneciente a la colección Horological Smartwatch, que la firma suiza acaba de incorporar al mercado, de diseño retro y dotado de la más avanzada tecnología. Si se desea optar al sorteo de una motocicleta Vespa solo será necesario solicitar el presupuesto de un seguro en el stand de Zalba Caldú.

El Salón Internacional del Vehículo Clásico de Barcelona abrirá sus puertas en horario de 10 a 20 horas del 4 al 6 de diciembre. El lunes, día 7, el horario será hasta las 19,00 horas. El precio de la entrada es de 15 euros.

Fuente y Foto:ERM Events /enduromagazine©