Según las últimas estadísticas de ACEM, las ventas de motos en Europa crecieron un 8% durante el 2019, con 1,07 millones de unidades vendidas.

De este estudio se desprende que las motos eléctricas empezarían a moverse progresivamente, teniendo en cuenta que las eléctricas duplicaron su cifra con respecto al 2018, donde se vendieron en Europa 6.901 motos, en cambio suben a 14.111 vendidas en el 2019, un considerable aumento del 104,48%.

En España, según ANESDOR, se vendieron 202.000 unidades en el 2019, un crecimiento del 12% respecto al 2018, mientras que de estas cifras las motos eléctricas solo representan un 4% del total, unas 6700 unidades. Estos números nos indican que han crecido, aunque sigue siendo un mercado muy minoritario, con cifras que son muy bajas con respecto a las motos de combustión.

¿EXPECTATIVAS SOBREDIMENSIONADAS?

Durante muchos años las expectativas de las motos eléctricas han estado muy altas, son muchas las empresas que están apostando por este nuevo segmento, tanto de marcas tradicionales, como de nuevas marcas que nada tienen que ver con este sector, siguen apareciendo muy rápidamente en todo el mundo, muchas de ellas urbanas, llegadas desde China, uno de los principales países donde más se venden este tipo de motos.

Pero no todo es alegría en un segmento en el que a pesar de que la gente ahora sí ya empieza a mirar mas de cerca los problemas medioambientales, la comodidad para desplazarse, valorando la economía de uso y otras ventajas, o simplemente por ser gente tecnológica, en definitiva, conseguir una movilidad sostenible. Por el camino se han quedado muchas marcas que en su día apostaron por este canal y que al final se está mostrando mucho más lento y complicado de lo esperado. La llegada sobre todo en las ciudades de otros medios de transporte como las bicicletas, las eléctricas y los patinetes, también les han restando posibles usuarios.

Hasta ahora, los principales clientes de las motos eléctricas se han decantado por adquirir modelos lógicamente para usos urbanos y distancias cortas, especialmente las empresas que ofrecen servicios de moto-sharing (alquiler), además de otras empresas públicas, que adquieren flotas para ayuntamientos, policía, correos, etc. Teniendo en cuenta que las motos eléctricas ya son una opción real para las restricciones de tráfico en los acceso a las ciudades y principalmente en momentos de protocolos anticontaminación, durante el 2018, empezó a notarse un cambio en la aceptación de las eléctricas, y de hecho, a inicios del 2020, seguía en alza a nivel internacional, mientras que en nuestro país el ascenso sigue siendo lento.

CLASES DE MOTOS ELÉCTRICAS

Entre las motos eléctricas encontramos muchas diferencias en lo que respecta a la cifras de autonomía anunciadas, KW, velocidad, tiempo de recarga de la batería, calidad de acabados, garantías, precio, servicio pos-venta, etc. De todas maneras, comentar que su conjunto mecánico suele ser bastante básico respecto a una moto con motor de explosión, lo más complejo son las baterías y la electrónica de potencia.

Entre los modelos que podemos encontrar en el mercado actual, la mayoría de ellas muestran un diseño tipo scooter o ciclomotor, otras están más cerca de una bicicleta eléctrica que realmente de una moto, otras muestran unas líneas naked, scrambler o deportivas, y también encontramos diseños de estilo off-road, tipo Trail, Enduro, MX y Trial, además de las infantiles.

NORMATIVAS DE CIRCULACIÓN

Respecto a las normativas de circulación, se mantienen las mismas que con cualquier otra motocicleta de motor de combustión, en este sentido de momento no tienen ninguna ventaja respecto aquellas, aparte de la etiqueta ambiental 0 en algunas ciudades, que en este caso no tendremos el acceso restringido, ni limitado. Para poder circular legalmente con las motos eléctricas, necesitamos si tienen 11 KW (15cv), el carnet de conducir B con tres años de antigüedad por lo menos, o la licencia AM (Ojo! No pueden superar los 45km/h) o A1. Si la moto tiene mayor potencia, hasta 35 KW necesitamos el A2 y para el resto A.

BATERÍAS

Normalmente con las motos eléctricas se puede realizar un recorrido que puede ir desde los 45km hasta los 70km con una carga en baterías de plomo, un tipo de batería que ya se usa poco, mientras que con las baterías de ion de litio, el recorrido utilizable suele ser ente los 70km, hasta más de 150km, según modelos.

Los tipos de batería mas utilizadas hasta hace poco eran las de Gel o Silicona, mayor durabilidad, más limpias y seguras. Aumento del ciclo de vida, sufren baja auto descarga. No tiene mantenimiento, no derrama ácidos, aguantan mejor los movimientos bruscos, los golpes y las temperaturas mas extremas, contaminando menos.

Las otras baterías más generalizadas y actualmente más utilizadas, son las de iones de litio, permiten un mayor consumo y aguantan mejor las altas velocidades. No llevan ácidos, ni agentes contaminantes como las de toda la vida, se pueden reciclar, son mas ligeras y pequeñas, mientras que su vida útil suele ser más de 10 veces superior que las otras. Lógicamente su precio es más elevado.

El rendimiento de las baterías suele ser mayor cuando trabajan entre 10º y 30º, mientras que en zonas frías, acostumbra bajar su autonomía, aunque aumenta su vida útil. Esto se debe a que no funcionan bien hasta que llegan a la temperatura óptima. La vida útil de una batería debería de lograr que en cinco años haya disminuido su capacidad de carga un 20%, mientras que en 10 años esta sea del 30%.

Las baterías de ion de litio, suelen tener una duración aproximada de entre 1.100 a 1.500 ciclos de vida, dependiendo del modelo. En el primer caso, si con una carga a tope podemos realizar 70km, a lo largo de su vida útil, podemos realizar hasta 75.000km.

De todas maneras, estas baterías en poco tiempo quedarán desfasadas, ya que el avance en este sector se encuentra en plena ebullición, gracias entre otras innovaciones a las de ión-litio (reduce drásticamente el tiempo de la recarga) o las de Grafeno, que permite una mayor capacidad de almacenamiento, recarga más rápida, son más ligeras y pequeñas, disponen de más seguridad, y su vida útil es mucho mayor.

El tema de la recarga es otro de los temas que presentan dudas, pero recargar una moto eléctrica es tan fácil como con un móvil, a través de un enchufe eléctrico convencional Schuko que tenemos todos en casa, además, últimamente la batería se pueda extraer de la moto y trasladarla, por lo que nos permite cargar por ejemplo en un piso. La duración de recarga varía entre 3 y 6 horas, dependiendo del tamaño de la batería. Las electrolineras y las cargas rápidas en los parking públicos, siguen aumentando su presencia, también hay cargadores portátiles, facilitando y solucionando bastante el poder recargar. Otra opción es adquirir una segunda batería, aunque los precios suelen ser altos. El coste de una recarga varia según tarifa y horarios, pero teniendo en cuenta el precio medio de 0,14€ KWh con impuestos, es decir, que por algo más de cincuenta céntimos de euro, puedes realizar 100km.

La duración de la autonomía de las baterías que es la principal duda de los posibles clientes, depende mucho de diversos parámetros: el tipo de pilotaje, el desnivel del terreno, la velocidad, el peso del piloto, tipo de programa seleccionado e incluso de la temperatura ambiental, influyendo todo ello considerablemente. Cuando la autonomía de la batería cae en picado, es cuando circulamos a altas velocidades y queremos mantener esta velocidad constante. En caso de hacer una excursión un poco larga, lo ideal es hacer primero un reconocimiento del recorrido para saber en qué lugares podremos cargar a medio camino, no son motos para improvisar. La vida útil de la batería suele durar entre 45.000km a 100.000km, según modelo y uso.

VENTAJAS DE LAS MOTOS ELÉCTRICAS

La primero que se diferencia del motor clásico de combustión, es que no hacen ruido, o si hacen es un silbido al estilo molinillo, por lo que de entrada no molestamos a terceros. Cuando están en marcha, no emiten CO2, ni NOX, no contaminan, no queman aceites, siendo respetuosas con el medio ambiente. Otro tema es la recarga, si es 100% verde (renovable) o no, o cuándo se fabrican, pero este es otro asunto.

El mantenimiento baja mucho, teniendo en cuenta que no hay prácticamente piezas móviles, pistón, aros, bujías etc, por lo que el desgaste del propio motor es prácticamente nulo, sí que lógicamente el desgaste se mantiene en los neumáticos, pastillas de freno, etc.

Se muestran más fáciles de conducir, al no tener cambio de marchas ni embrague en la mayoría de las motos de asfalto. El acelerador es directo, con una respuesta lineal, consiguiendo un alto par motor en el mismo instante de acelerar el puño, que según el modelo dispone de una buena tracción. Cuando la rueda no gira no está consumiendo. El arranque es con botón o llave. Suelen disponer de un seguro para que esta no se arranque involuntariamente. Muy interesante es que permiten variar fácilmente diferentes parámetros, que regulan el funcionamiento de sus motores, como la potencia, velocidad u otros a través de un smartphone o PC, por lo que la misma moto nos sirve para diferentes usuarios y niveles.

Como curiosidad, comentar que cuando circulamos con una moto eléctrica por el campo, la percepción de los otros usuarios que nos cruzamos, gente a pie, bicicleta o caballo, por ejemplo es más positiva y amigable.

Respecto a los impuestos, el de matriculación está exento y el impuesto municipal suele tener una reducción del 75% de su valor según cada ayuntamiento. Si que el iva de momento se mantiene el mismo 21%.

MODELOS DE MOTOS ELÉCTRICAS OFF-ROAD

Disfrutar de la naturaleza de manera ecológica es posible. Las motos eléctricas en su utilización off-road aún son minoritarias, pero ¿Qué opciones reales tenemos?

TRAIL, ENDURO Y MX

Si hacemos un repaso de las principales marcas, en el mercado encontraremos modelos tipo Trail, que son la mayoría de ellas, motos que nos permitirán salir del asfalto para recorrer caminos y pistas forestales para realizar excursiones sin demasiadas complicaciones, en algunos casos incluso sencillas zonas trialeras, aunque se encuentran limitadas por su baja autonomía, que suele ser entre 70 o 90km, según versiones.

Si buscamos unas motos más especializadas, para un tipo Motocross y Enduro light, de momento nos quedamos muy restringidos, contando con la misma base para las dos especialidades. Sí es verdad que en algunos casos podemos realizar una preparación sobre todo de la suspensión, o aumento de batería, que nos permitirá mayores aventuras, pero el importe de la misma aumentará de manera considerable.

ALTA MOTORS Y QUANTYA

En versiones de Motocross y Enduro de altas prestaciones, quien llegó más lejos fueron los estadounidenses de Alta Motors con su RedShift MXR/EXR, una moto desarrollada para la competición. Contaba con un motor magnético permanente sin escobillas que gira hasta 14.000rpm, refrigerado por agua, con 51cv y 57 NM de par motor con 113kg de peso. En la parte ciclo, encontrábamos un chasis doble viga en aluminio con cuna doble inferior y suspensiones WP, con frenos Brembo. La batería duraba entre dos y tres horas según el tipo de pilotaje.

Se enfrentó perfectamente en competición de MX2, contra las motos tradicionales de gasolina con destacados resultados. Aunque realmente prometía, desafortunadamente el alto coste de su desarrollo, falta de inversores y las bajas ventas acabaron con el cierre de la empresa. Lo mismo le pasó al fabricante Suizo Quantya con su EVO1 con sus 12kw (16cv) y suspensión Marzocchi /Sachs, con un peso de 91kg, bastante interesante, pero que después de unos años se fusiono como VR, y a pesar de mantener su modelo Cross, aparcaron los modelos off-road.

HONDA Y YAMAHA

Honda, presentó en el Salón de Tokio, una espectacular CR Electric Proto, que por lo visto sigue la misma línea radical en cuanto a prestaciones y características técnicas que las vistas en su día en la Alta, con chasis de aluminio, suspensión Showa, frenos Nissin, etc, aún no hay datos técnicos, un modelo según la marca que se encuentra en fase de proyecto, aunque según lo visto, parece muy finalizado, con una pinta muy racing. También sabemos que Yamaha sigue el mismo camino y también podría tener un prototipo bastante avanzado para el MX.

KTM

Por parte de los austriacos de KTM, si comercializan un modelo real, la Freeride E-XC, contando con un chasis perimetral en acero y aluminio, y subchasis en plástico poliamida, modelo muy compacto y ergonómico, equipada con suspensiones WP, con un recorrido de 250mm delante y de 260mm detrás, frenos Formula. El motor es sincrónico de imanes permanentes con inducido de discos de 18KW, 24,48cv, refrigerado por agua, con una autonomía de más de 80 kilómetros según recorrido y temperatura, o una 1h y 30 minutos, según conducción, disponiendo de una batería de iones de litio 2600wWh con 360 celdas tensión nominal de 240 voltios. Su Ecu es de gran potencia. Dispone además de tres modos de pilotaje que se pueden regular con un botón en función de nuestras necesidades. En su modo Economy, recupera energía en deceleración y en el frenado. El peso de todo el conjunto es de 111kg, peso de la batería 28kg. El tiempo de carga total es de unos 110 minutos en enchufe convencional. La batería se puede extraer para su recarga.

La Freeride es un modelo con unos años en el mercado y con la que ya hay interesantes experiencias, ofreciendo un abanico de virtudes y posibilidades, es una moto que una vez adaptados a sus reacciones, se puede disfrutar mucho, tanto en pistas, como senderos y trialeras de poca consideración, lógicamente conociendo sus limites y sus características, mostrándose como una de las mejores del segmento actual. Entre las diferentes pruebas realizadas compitieron en una edición de las 24 Horas de Resistencia sobre tierra, donde obtuvo el mejor crono. Además no necesita ningún tipo de ayuda mecánica, únicamente para ir cambiando baterías, demostrando que es totalmente válida para circuitos o para salir por el monte, por su parte ciclo y por la respuesta de su motor, comparándolas con las motos de combustión, además se encuentra totalmente homologada para salir a la vía publica.

 

El Precio de la KTM Freeride E-XC es de unos 7.569€ al que deberemos sumar la batería y el cargador, aumentando la factura hasta unos 11.825€. Destacar que se puede conducir con el Carnet A1.

TACITA

Los italianos de Tacita, llevan más de 20 años trabajando en busca de la moto eléctrica perfecta para una utilización realmente off-road y poder luchar con los motores de combustión. A partir de su modelo T-Race, ofrecen sobre pedido cuatro modelos, Enduro, Rally, Supermotard y MX. La Tacita es una auténtica moto off-road, con potencia y agresividad. Curiosamente monta el embrague y un cambio de cinco velocidades. Está disponible con tres tipos de baterías, Li-PO Lyhtium Polymer 11 KW, 27 KW, 34 KW, con unos 2.000 ciclos de vida garantizados. El equilibrio entre potencia, el par y la tracción es uno de sus puntos fuertes. Incluye cargador de batería integrado, para carga rápida y lenta. Freno de motor con efecto regenerativo. Dos mapas de potencia. La suspensión con horquilla invertida, dispone de un recorrido tanto delantero, como trasero de 300mm, opcionalmente se puede solicitar con material Öhlins, los frenos son Brembo. Su autonomía en carrera es de 100km con una carga, a una velocidad aproximada de 120km/h. Sus componentes son de calidad y su comportamiento en off-road es bueno, a pesar de que el peso de las batería es considerable.

También se encuentra disponible la T-Race Rally, con algunas diferencias en la respuesta del motor y de accesorios específicos, con 44 KW que junto una batería de 18KW/h, se puede conseguir una autonomía de hasta 220km. Para poder aportar una comparación es semejante a lo que encontraríamos en prestaciones a una Trail monocilíndrica de 350cc 4T, resultando dinámica y divertida. Con este modelo se compitió en el Merzouga Rally 2012, finalizando la carrera. Su próximo paso es competir en el Dakar. Lógicamente, con estas opciones el precio va subiendo. Desde los 20.000€ de la versión de MX, hasta cerca de los 30.000€ de la Rally. Tacita también comercializa unos remolques como estación de carga con placas solares que nos permiten recargar la moto en cualquier lugar con energía totalmente verde.

ZERO

Otra de las eléctricas más desarrolladas técnicamente y que se comercializa, es la Zero FX, un modelo más cerca de una Trail Enduro light que de una Enduro, a pesar de ello, podemos salir por pistas de tierra y senderos, con un motor Z-Force refrigerado por aire, sin escobillas, con 106NM de par 33KW/h y 44 CV a 4500rpm. La transmisión por correa dentada de fibra de carbono. Gracias a su batería iones de litio de 7.2 Kw/h de última generación, ZF7.2 le aporta una autonomía combinada entre ciudad y carretera de 87km, con una velocidad punta de 137km/h. Para recargar al 100% necesitamos 9,7 horas en enchufe doméstico, incluye cargador integrado. Según la marca, las baterías están preparadas para 2.500 ciclos de vida. Su peso total es de unos 131kg. También hay disponible otra opción más económica con menores prestaciones y autonomía, la 3.6 Modular.

Opcionalmente podemos adquirir el Charge Tank para recargar rápidamente la moto en menos de dos horas, o el Power Tank, añade 65km de autonomía en ciudad y de 30 km en carretera.

En la parte ciclo, encontramos un chasis de aluminio junto con una suspensión Showa, horquilla invertida regulable de 41mm, con un recorrido delantero de 218mm y amortiguador trasero 40mm de 227mm de recorrido. Ruedas de 21” y 18”. Dispone de tres modos de conducción. En este caso incluye frenos regenerativos que redirigen la energía a la batería, con ABS Generación 9 de Bosch desconectable. El precio aproximado es de unos 13.005€.

La misma firma estadounidense, dispone del modelo DS /DSR, con la misma base, pero más equipado, al estilo Trail; la principal diferencia es que dispone de una batería de 14,4 kw/h que entrega una potencia de 52kw con un par brutal (69cv a 3.850rpm-146Nm), dejando una autonomía en ciudad de 328km, combinado con autopista de 212km aproximado, lógicamente aumenta su peso de 210kg, mejorando eso sí, la velocidad punta en hasta 158km/h. Opcionalmente podemos adquirir el Power Tank con un coste de 3.500€ más, aumentando la batería en 3,6 kwh. Para poder disfrutar de esta bestia eléctrica, deberemos incrementar el presupuesto con un coste aproximado de 24.000€.

VOLTA

El fabricante de Girona, Volta, que gracias a sus diseños ha recibido diversos premios internacionales, presentó una Trail BCN Forest, con la base de su Naked, encuadrándose como Trail Light, disponible con batería de Polímero de Litio 3Kwh y 4Kwh, vida útil batería 2.000 cargas aprox. con un motor de corriente continua de 11KW 34cv par de 67Nm, con una velocidad limitada a 110km/h y una autonomía de 84km, tiempo de recarga 2 a 3 horas, todo ello con un peso de 135Kg. Equipa horquilla invertida, pero con ruedas de 17“ y neumáticos mixtos. Su precio es de 10.580€ en su versión más potente.

ARMOTIA

Desde Italia también encontramos la Armotia Due, la única eléctrica que como novedad, dispone de tracción en las dos ruedas 2WD. Ofrecen dos versiones, R Trail y X Enduro Light. Monta dos motores independientes, uno en la rueda delantera y el otro trasera con 15cv para motor de 180 NM en la R y de 200 Nm en la X. La batería es ion-litio de 72V con capacidad de 5,1 Kwh. El tiempo de recarga va desde dos a seis horas. La autonomía anunciada es de 1h 20 minutos. El chasis es de acero y el sistema de suspensión es con horquilla invertida de 41mm y amortiguador bitubo ajustable. Ruedas de 21” y 18”, con un conjunto de frenos Brembo de 260mm y 220mm respectivamente.

Otros proyectos que se encuentran en marcha, algunos mas adelantados y competitivos que otros, incluso en la categoría Scrambler, cada vez más de moda, como la Pursang, Fantic, BGR Motors, etc.

ELÉCTRICAS DE TRIAL

La especialidad del Trial, sí parece encajar más con la filosofía de la moto eléctrica de montaña, transitando por la naturaleza en silencio, aquí no hace falta demasiada velocidad, ni mucha autonomía, solo fuertes aceleraciones en momentos puntuales, por lo que podemos aprovechar sus ventajas y de hecho, en este segmento es donde parece que las marcas se encuentran trabajando a fondo, aportando una innovadora tecnología, algunas de ellas ya tienen modelos realmente competitivos y que funcionan francamente bien. Pueden plantar cara perfectamente a sus hermanas de gasolina.

Los franceses de Electric Emotion, se han centrado en motos eléctricas off-road, aunque su especialización son las de Trial, dispone de una gama con cinco modelos, tres puramente de Trial, una Trail Excursión y una Trail Light, con las que han vendido unas 1.500 en toda Europa. Ofrecen motos técnicamente y tecnológicamente avanzadas, aportando buenas prestaciones. A nivel de competición han logrado buenos resultados en el Campeonato del Mundo de Eléctricas.

El modelo EM Escape, es una Trial Excursión con la misma base que la Trial Epure, muy ergonómica, con un par de 450Nm, es más suave y disfruta de una mayor velocidad 70km/h, la batería 2,6kw/h ofrece mayor autonomía 61km, o hasta 4h 50 minutos en funcionamiento practicando Trial, con un peso de 80kg. Lleva sistema de embrague eléctrico PRB, que ayuda a hacer saltar la moto y sistema de regeneración y freno eléctrico PELS. Su carrocería es de mayor tamaño para aportar mejor confort al sentarse, con kit de homologación para circular por la vía publica. Sus prestaciones son similares a una 125 de gasolina. La E Trek es un modelo Trail Light, con una potencia de 250Nm, que permite una velocidad de 95km/h y una autonomía de 73Km, con un peso general de 108kg. La batería es de Lithium Polymère de 51,8V y 2.620Wh. La suspensión es marca Ollé con horquilla invertida y monoamortiguador trasero. Los precios aproximados según versión van desde los 5.990€ a 7.730€.

Gas Gas con la TXE, dispone posiblemente de la moto de Trial más puntera entre las eléctricas, ganadora de la Copa del Mundo TrialECup 2017-18. Esta incorpora una importante tecnología y buenas soluciones técnicas, actualizada controladora, dotada de embrague y cambio de seis velocidades, motor de 15KW 20cv par 30Nm, equipando una batería de última generación LiPo 36Ah, voltaje nominal 58,8V con un conjunto liviano de solo 68kg, con una parte ciclo igual a su hermana de gasolina TXT. Su precio es de 12.500€.

Yamaha también presentó un modelo muy espectacular, la TY-E, entre sus novedades dispone de embrague mecánico con accionamiento hidráulico y volante de inercia para obtener reacciones similares a las de gasolina, goza de muchos bajos, sorprende la parte ciclo con un chasis composite de plástico reforzado con fibra de carbono CFRP, un conjunto de menos de 70kg. De momento sirve como banco de pruebas tecnológico, no se encuentra a la venta.

Reaparece la Mecatecno Dragonfly, pero totalmente eléctrica, es un modelo que se encuentra en fase de evolución, aunque ya ha logrado el subtitulo Mundial TrialE-Cup. Sus creadores confirman que pronto estará en el mercado la 2.0, su primera trial de competición para adultos.

TRIAL, ENDURO, MX INFANTIL

Si en la especialidad del Trial encaja muy bien con los motores eléctricos, el Trial infantil Eléctrico, es actualmente donde hay un mayor mercado y más consolidado, existiendo una amplia gama de modelos y opciones que han logrado una buena aceptación por parte de los usuarios.

Es una de las categorías donde más ha evolucionado, teniendo en cuenta que niños desde los 2 años hasta los 15 años, pueden encontrar y disfrutar de motos diseñadas específicamente para ellos, tanto de iniciación, como de competición, modelos especializados y competitivos, que llegan a ser réplicas en pequeño de las motos de los adultos, por lo que no son considerados juguetes.

Es importante destacar que a medida que van creciendo, necesitan motos con mayor recorrido de suspensión, mejores componentes y ruedas mas grandes. Ofrecen destacadas ventajas respecto a las de gasolina, en todas ellas se puede configurar la entrega de la potencia y la respuesta del acelerador, por lo que a medida que va aprendiendo vamos adecuando la respuesta de la moto a sus necesidades, además, en la mayoría de ellas, remotamente también podemos bloquear la moto a voluntad. A nivel mecánico no se pueden quemar por elevada que sea la temperatura del escape, no tiene, al no llevar líquidos, la podemos colocar dentro del maletero de un coche, y al no hacer ruido, facilita utilizarlas en lugares que con una moto a explosión sería impensable, son más fáciles de pilotar, no le temen y le cogen antes la confianza, además, los frenos suelen encontrarse posicionados al igual que en las bicicletas.

Entre las principales marcas con más solera y experiencia en este campo, encontramos a Oset Bikes, Beta Minitrial, TRRS One-E Kids, Torrot Kids, Gas Gas TXT, Mecatecno T y Kuberg.

Partiendo de bases muy similares y con lógicas modificaciones, algunas de estas marcas comentadas, también ofrecen sus modelos en versiones Enduro, MX o Supermotard, es el caso de Gas Gas, Torrot, Beta, Oset y Kuberg.

KTM SX-E Y HUSQVARNA EE-5

En el caso de KTM con la SX-E y la Husqvarna EE-5, sus modelos infantiles han rizado el rizo, ofreciendo dos motos de cross eléctricas utilizando componentes más técnicos y de mayor calidad respecto a su competencia, están diseñada para poder competir perfectamente. Las dos marcas que son del mismo grupo, muestran la misma moto, aunque con diferentes diseños a nivel de carrocería y estética.

De entrada, la misma moto podemos adaptarla a diferentes edades, gracias a que se pueden regular tanto la altura de la suspensión, como de la carrocería, en total hasta 6 posibilidades de regulación. También su motor permite regularlo con 6 mapas diferentes de potencia. Dispone de modo de regeneración que en las bajadas y al frenar recupera energía para recargar la batería. Un sistema de seguridad, que si se cae la moto se para y bloquea el arranque. La parte ciclo es prácticamente igual al modelo de gasolina, con un chasis de cromomolibdeno con horquilla WP AER y amortiguador WP XACT, con frenos de disco de moto marca formula. Dispone de una batería de ion-litio, con una capacidad de 907Wh (BMS), con un motor de 48v que aporta 5kw (6,7cv) a 3.900rpm con un par 13.8 Nm, con un peso total de 40,5kg.

Las prestaciones son muy similares a la SX 50cc de gasolina, sin la patada de la 2T, pero la aceleración es bastante más progresiva, por lo que se pueden enfrentar perfectamente. Si rodamos a fondo sin parar, la duración de la batería se encuentra sobre los 30 minutos, aunque según la configuración que seleccionemos, podemos llegar a rodar 1h 30 minutos. La recarga de la batería es de unos 70 minutos. El precio es de 4.999€, mas el cargador 416,73€.

Como hemos visto opciones en el mercado hay, según las especialidades, más o menos, algunas incluso bastante competitivas a nivel de prestaciones, y otras se quedan lejos. Nos gustará la idea o no, pero lo que sí recomendamos antes de nada, es que se prueben,  estamos seguros que la percepción será diferente.

 

Fuente: enduromagazine Fotos: Torrot, GasGas, KTM, Husqvarna, Honda, Zero, Volta, Niu, Silence, Beta, Tacita, Alta Motors, Electric Emotion España, Armotia©