El evento The Champion, convocado por Fiat Professional, congregó en Valdemorillo a los apasionados del motocross

El también gallego Rubén Fernández se hizo con la victoria en el homenaje a su paisano.

Segundo título de Campeón del Mundo y segunda celebración por todo lo alto para el laureado Jorge Prado. Como ya ocurriera el año pasado, su patrocinador personal Fiat Professional convocó a todos los aficionados al deporte del motocross para vivir una gran fiesta de homenaje a este joven gallego que está haciendo despegar la disciplina en nuestro país. «The Champion», que así se denominaba el evento, congregó a pilotos de todas las categorías, con muchos de los ídolos nacionales como José Butrón, Nil Arcarons, Oriol Casas o Rubén Fernández, pero también con unas decenas de jóvenes promesas que sueñan con seguir los pasos de Prado.

 

El Campeón del Mundo recibió con orgullo el agasajo por parte de público y pilotos, se dio una panzada de firmar autógrafos, entregó los premios y por si no bastara, realizó una sesión de entrenamiento en la pista madrileña. Aunque ahora se encuentra en periodo de preparación física para afrontar su debut en la categoría reina de MXGP, el lucense deleitó a los fans con una manga de quince minutos de entrenamiento en la que dejó buenas pinceladas de su calidad y de su depurado e inconfundible estilo. Pero cuando más disfrutó Jorge fue cuando salió a dar unas vueltas de calentamiento rodeado por los pilotos que compiten en las cilindradas de 65 y 85 c.c. Prado rodaba por el circuito, curva a curva, de salto en salto, con un pelotón de emocionados chicos que nunca pensaron en compartir pista con un campeón de este nivel. Jorge, que después voló hacia Roma para reincorporarse a su rutina de entrenamientos, también estaba emocionado: «Es maravilloso ver la ilusión y la pasión que desbordan estos chicos. Me alegra mucho que el motocross español vaya creciendo y tenga un buen futuro por delante».

Hubo carreras de casi todas las categorías y en la de la élite nacional, el paisano de Jorge, Rubén Fernández, se anotó un brillante doblete por delante del Campeón de España José Antonio Butrón, que reaparecía tras una larga lesión. The Champion, Jorge Prado, recibió su homenaje y los aficionados el premio de conocerle en persona en una fiesta tributo que parece haberse convertido ya en un clásico. Teniendo en cuenta que tiene 18 años y ya lleva dos títulos, puede que tengamos fiesta para rato…¡Ojalá!

Fuente y fotos: LastLap