“Una enduro para disfrutar en todo tipo de terrenos”

DSC_0067 test ktm

Hacía tiempo que teníamos curiosidad por probar una bicicleta All Mountain muy especial como la KTM Lycan 2014, una mtb de enduro diseñada al estilo “Ready to Race” de KTM, y aunque hace años que KTM Bikes y KTM Motorcycles no están juntas, ni es lo mismo, sí que comparten diversas cosas en común, destacando entre ellas el espíritu de crear vehículos muy competitivos en cualquiera de sus diferentes especialidades.

La firma austriaca se está convirtiendo en una de las marcas de bicicletas más importante, aumentando su éxito en la mayoría de los mercados, donde precisamente el pasado año, vendió más de 190.000 bicicletas.

Gracias a KTM Bikes España pudimos llevar a cabo la prueba test, aprovechando para compararla con la más radical Bark, modelo que ya no se comercializa al ser sustituida por la nueva generación Lycan 2014.

DSC_0092 test ktm

Aunque entendemos que la Bark era más radical en su concepto enduro, finalmente en KTM se decidía reducir la gama y aplicar las virtudes de la Bark a la nueva Lycan, una MTB más polivalente y que encaja en un sector más amplio del Mountain Bike, dejando toda la responsabilidad del All Mountain en la Lycan, una bicicleta que ya destacó desde su iniciación en esta especialidad, siendo galardonada con diversos premios internacionales.

Al ver la Lycan LT 271 en directo, podemos decir que nos ha sorprendido, nos gusta mucho más que en las fotos previas que habíamos visto. El cuadro de aluminio M 1470 con tubo de la horquilla conificado tipo ”Tapered”,  pintada en color negro y con diversos toques azul claro y naranja, le aportan un aire muy racing y atractivo. Aun siendo más seria que otros modelos de la competencia no pasa desapercibida. Cuenta con la particularidad de que todos los cables pasan por el interior del cuadro, más práctico y seguro, mejorando además su acabado.

DSC_0132 test ktm

Este cuadro dispone de un triángulo de suspensión con el sistema  PDS II Pro Damping System2, de monopivote multiarticulado, logrando trabajar muy bien, aportando sensibilidad y finura, buena respuesta y absorción del terreno, incluso con grandes saltos. Este sistema montado en la LT 271, incorpora un amortiguador Fox Float CTD BV, que permite bloquear el recorrido de la suspensión, poner en modo Climb (Bloqueado) Trail o Descenso, según lo que más nos interese.

DSC_0187 test ktm

En la parte delantera también incorpora una excelente horquilla Fox 34 Talas 27,5 FIT, CID de 160 mm de recorrido, esta es regulable y bloqueable, junto con la posibilidad de cambiar el dial en tres opciones, modo Climb (Bloqueado) Trail y Descenso. ElCTD, es el responsable de que tengamos por un lado, el modo Climb, que nos ofrece una suspensión firme, adecuada para escalar montañas, por otro el modo Trail que aporta un recorrido de la suspensión medio, adecuado para pistas y senderos, y el modo Descenso para un recorrido completamente abierto de la suspensión, ideal para caminos técnicos y descensos rápidos. Según nuestra necesidad y tan solo moviendo la pequeña leva que trae el amortiguador, tendremos  diferentes respuestas para sacar el máximo partido de las suspensiones.

DSC_0264

El resultado de este montaje es que le aporta una gran sensibilidad, buena absorción de los saltos aunque estos sean considerables, además de tragar perfectamente las irregularidades del terreno,  trabajando de manera ejemplar, apoyándose por un pasador de 15mm en el eje delantero, lo que la beneficia de un conjunto que sobresale por una gran seguridad y estabilidad, ideal sobre todo para bajar a fondo en todo tipo de terrenos, aunque estos estén muy rotos.

En el apartado ruedas, encontramos unas llantas DT Swiss EX 1750 Spline  de 27,5 TL Ready, junto a unos bonitos bujes blancos de la misma marca, con un pasador de 12mm, contribuyendo a una mejora en la velocidad, buena rodadura, contando con una mayor absorción de las irregularidades del terreno, lo que permite bajadas a ritmo de carreras. Aunque es importante remarcar, que esta se ve penalizada claramente por los neumáticos Schwalbe Nobby Nic de serie, no nos gusta su comportamiento, son demasiado blandos, hundiéndose fácilmente sus tacos sin aportar realmente la tracción y estabilidad necesarias para las prestaciones de la bicicleta, ya sea en terreno seco, en gravilla, piedra o mojado, no nos han satisfecho, por ello, tenemos claro que con otras gomas más especializadas, mejorará claramente las buenas prestaciones de la Lycan.

DSC_0127 test ktm

La frenada se ha confiado al conocido material Shimano, modelo Deore XT, manetas, bombas, junto a unos discos hidráulicos de la misma marca, gracias a ello notamos un tacto progresivo y una frenada potente, mientras que a nivel estético no nos acaba de gustar el cromado de la tapa del depósito de la bomba, para nuestro gusto no es atractiva y no combina demasiado con el resto del diseño y acabado Racing de este modelo.  Incorpora el Sistema “Integrated Post Mount for disc mounting” el adaptador del freno está integrado, reduciendo el peso.

Los componentes Shimano también los encontramos en el sistema de transmisión, con platos y bielas Deore XT M782  de tres platos, 40-30-22. Incorpora el “Press  Fit  Inside Bearing”, (el sistema aloja los rodamientos del pedalier) otorgando más rigidez, menos peso y menos averías. Por lo que hace al desviador también es Shimano modelo XTR M986 Shadow plus DM, “Post- Mount” con sistema integrado de sujeción del desviador, beneficiándose de la efectividad, precisión y rapidez del conocido conjunto.

DSC_0163 test ktm

Para facilitar el movimiento del ajuste en la altura del sillín, se monta una efectiva tija hidráulica firmada por Kindshock LEV-DX, funciona a través de un mando remoto instalado en el manillar,  con una óptima comodidad, muy práctica, facilitando la variación de la altura rápidamente, en su contra, el sillín lo hemos encontrado demasiado duro.

El manillar es regulable, incorporando una potencia Ritchey, de buena medida, teniendo en cuenta que el cuadro es compacto y disfruta de unas buenas medidas.  Personalmente el manillar lo encontramos demasiado ancho y algo plano para las trialeras, no permitiendo  encontrar la posición ideal, más pensado para un uso tipo rally.

DSC_0118 test ktm

¿Cómo se comporta en el monte?

Como hemos avanzado, gracias entre otras cosas a las ruedas de 27’5 la Lycan la encontramos más grande y alta que la Bark (26) aun siendo de la misma talla, ruedas que precisamente nos permiten mejorar el paso, tanto en caminos, como senderos y trialeras de verdad, que gracias a una mayor altura, nos van a facilitar bajar escalones más elevados y delicados que con la 26 tocaríamos con el plato.

Otra mejora la encontramos en el sistema de la suspensión, es más cómoda aunque el terreno esté muy roto, disfrutando de un mayor recorrido, más seguridad, con un buen guiado y precisión del mismo, encontrando mejor compromiso según el tipo de terreno que estemos, facilitando poder cambiar rápidamente de una opción a la otra, notando una gran confianza en las bajadas, tragándose sin problema todas las irregularidades del terreno, en definitiva, nos permitirá bajar más rápidos y seguros.

DSC_0103 test ktm

En las subidas fuertes, escala mejor, con un aumento de la tracción que incluso al levantarnos y subir de pie, esta se ve optimizada sin perder la rueda fácilmente. Sí es verdad que deberemos mejorar algo nuestro estado físico al solicitarnos un poco más de piernas, pero nada comparado con una 29, esta acelera y avanza bien en cada pedaleada.

Entrando en los estrechos y ratoneros senderos, no es tan ágil y efectiva como la Bark 26, pero se le acerca bastante, se deja llevar con gran confianza, efectividad y muy rápida en los cambios de dirección.

A nivel de peso, KTM marca como cifra oficial en este modelo de 13,8 kg sin pedales. La verdad es que montados en ella nos parece más ligera gracias a su buen comportamiento dinámico general.

DSC_0112 test ktm

Como conclusión, KTM ha logrado una excelente All Mountain, y aunque hace poco eliminó la gama Bark del catálogo 2014, la Lycan LT 271 se encuentra un escalón por encima de la generación Bark de 26.

Definitivamente, es una muy buena opción, muy divertida y polivalente, nos sirve tanto para competir en pruebas de enduro como para rodar cómodamente y con gran efectividad por todo tipo de pistas, sin importar el estado del terreno, tanto en los single tracks como en trialeras, con un alto nivel de comportamiento, su suspensión de 160mm de recorrido no entorpece nunca la conducción, siempre y cuando nos agrade disfrutar de una buena doble. Concluimos afirmando que es un gran producto de KTM, recomendable incluso para los amantes de las sensaciones radicales y que seguro disfrutará de verdad, penalizada como a la mayoría de las enduro de este nivel por su precio final.

DSC_0090 test ktm

 

 Ver Características Técnicas: 

Agradecemos la colaboración de KTM Bikes España.