Santolino se reencuentra con su moto de competición y empieza los entrenamientos haciendo enduro tras el fuerte accidente.

Lorenzo Santolino ha podido volver a entrenar en moto de enduro después de más de cien días de la caída que le apartó de su primer Rally Dakar. El salmantino ha vuelto a montar en su Sherco de enduro esta semana después de iniciar su preparación física. La toma de contacto ha consistido en dos sesiones suaves, que se completarán una jornada más.

El piloto se ha encontrado en buena forma y sin molestias de ningún tipo en las cervicales, que se lesionó de gravedad en el último Dakar, y que es lo que ha recibido más mimo de su fisio para la recuperación. El resto de lesiones en el tórax están totalmente recuperadas. Tras el contacto de nuevo con la moto de competición, el salmantino arranca su temporada de cara al Dakar 2020, que se ha presentado esta semana y se disputará en Arabia Saudi.

Recordemos, que Lorenzo Santolino, estuvo dos meses en reposo para recuperarse de la fuerte caída que sufrió en el último Rally Dakar, pero ya está en condiciones de empezar a preparar su temporada 2019, que acaba con la disputa en enero de 2020 de un nuevo Dakar. Tras recibir el ‘ok’ de los médicos, empezó su preparación física con un trabajo más exigente, el aspecto al que suele dedicar el invierno. Tras el gimnasio y la piscina, pudo sumar el trabajo en bicicleta de montaña y carretera. El salmantino ha seguido un riguroso plan de recuperación con sesiones de fisioterapia para recuperar las vértebras que se fisuró en la caída y de una antigua lesión.

Santolino también está ultimando los detalles de su contrato para esta temporada, que le une por segundo año a la marca francesa Sherco, de la que fue el piloto más destacado en el último Dakar. El equipo francés está probando un nuevo motor en Marruecos y tiene lista en fábrica la moto de rally de Santolino. En breve definirá su calendario de carreras, que incluye la primera edición del Dakar en Asia.

Fuente: Lorenzo Santolino©