El piloto oficial del equipo Monstery Energy Honda Team, Paulo Gonçalves, fue sometido el pasado sábado a una intervención quirúrgica después de que sufriera una caída en la última prueba del Campeonato de Portugal de Raids, donde se jugaba el título nacional. Un desafortunado accidente a estas alturas que puede complicar nuevamente su participación en el Dakar 2019, una historia que desgraciadamente se repite tal y como sucedió en la pasada edición 2018.

No se ha confirmado el alcance de su lesión, aunque según ha publicado el diario “A Bola” podrían haberle extirpado el bazo.

A falta de menos de 18 días para que el Rally arranque en Lima (Perú), la participación de Paulo Gonçalves es toda una incógnita, dependerá de su estado real y de la decisión de su equipo.

Fuente: @goncalvesspeedy Foto: Honda Racing Corporation©