La séptima edición del Raid Tineo-Tuña, cuarta prueba puntuable para la Copa Enduro Cuatro Estaciones, se ha celebrado el pasado fin de semana en la localidad asturiana de Tuña, con la participación de 172 pilotos que han afrontado un precioso recorrido de 43 kilómetros, integrado en casi su totalidad por estrechos senderos de montaña.

La victoria absoluta ha ido a parar a manos de Alex Bolado, quien a lo largo de las tres vueltas de carrera ha sostenido un constante forcejeo con Alonso Trigo, vencedor éste tanto en el tramo cronometrado como en la subida imposible disputados el sábado. Ambos se veían acompañados en el podio de la clasificación scratch por Raúl Ruiz.

La próxima cita del certamen tendrá lugar a primeros de octubre en Liérganes, Cantabria.

Alex Bolado:

«Para mí ha sido un entorno perfecto, con tanto sendero. Al principio el terreno estaba un poco complicado por todo el agua que cayó ayer, pero luego se ha secado y la carrera ha resultado muy bonita. Me lo he pasado muy bien luchando todo el rato con Alonso, aunque he sufrido un bajón de fuerzas terrible en la segunda vuelta. Eso sí, mi KTM 450 de estricta serie ha ido de cine. Cuanto menos le hagas a las motos, mejor van».

Alonso Trigo:

«He empezado bien, tras salir de los primeros, pero en la segunda vuelta me he caído en una zona rápida y me ha costado reincorporarme, aunque luego he conseguido ponerme líder. Por desgracia, en las últimas vueltas me dolía mucho el brazo y ya he tenido que centrarme simplemente en acabar. El recorrido me ha parecido muy chulo, quizás lo más difícil haya resultado el cortafuegos del comienzo, donde se ha atascado mucha gente, porque las motos no traccionaban. Para mí ha sido sin duda un buen entrenamiento de cara a mi próxima cita del Mundial de Enduro, el GP de Hungría».

Fuente y fotos: Carlos Larreta