El pasado sábado se celebró la segunda prueba del Campeonato de Pequenduro de la Comunidad Valenciana – Motodes,  aprovechando parte del recorrido que al día siguiente sería el escenario de la tercera prueba del Campeonato de España de Cross Country.

Debido a problemas administrativos, el Moto Club Vinaròs, encargado de la organización, se veía obligado en el último momento a trasladar el recorrido de la carrera a la localidad de Traiguera, en lugar del previsto en Vinaròs; pese a ello y gracias a un duro y excelente trabajo conjunto con el Moto Club Traiguera, conseguían preparar un bonito y técnico trazado.

Un recorrido  con una cierta dureza al combinar los saltos y las zonas rápidas del circuito de Motocross del Cap de la Vila de Traiguera; incorporando algunos tramos de sendero de montaña y márgenes de piedra seca de las parcelas adyacentes, lo que unido a un terreno bastante seco hacía que los jóvenes pilotos además de aplicar su mejor pilotaje, debían saber administrar sus fuerzas para resistir los 60 minutos de la prueba.

Arrancando con el formato de salida estilo Le Mans, tomaban salida los pilotos por categorías, primero los de 85cc, seguidos por los de 65cc y el único participante de 50cc.

En 85cc Aleix Saumell se colocó de inmediato en primera posición, plaza que mantuvo durante toda la carrera; marcando un fuerte ritmo desde el principio y aumentando distancias vuelta a vuelta, hasta llegar a administrar un cojín de más de 40 segundos con el siguiente piloto, un Alfredo Pellicer que llegaba muy fuerte a esta carrera.

El piloto del Moto Esport Club Alcanar cruzaba la línea de meta en solitario, consiguiendo nuevamente la victoria absoluta de carrera (scratch), la de la categoría de 85cc, así como también lograba marcar el mejor crono en la vuelta rápida; la segunda plaza se la adjudicaba Alfredo Pellicer y completaba el podio Edgar Esteban. Cabe destacar también al joven piloto Ares Zanón que hacía una excelente carrera, pero esta vez se debía conformar con una muy meritoria 4ª posición.

En 65cc el dominio absoluto estuvo en manos del catalán Bruno Miró, que se colocaba 5º en la clasificación scratch, entre pilotos de 85cc, mostrando un excelente nivel de pilotaje y de forma; Vicente Galarza conseguía la segunda posición y Javier Madero acababa tercero.

En 50cc, Carlos Grollo, que pese a ser el único representante de la categoría pudo completar la carrera todo y la dureza de la misma.

Los pilotos de este campeonato deberán esperar hasta pasado el verano para volverse a encontrar en la localidad de Torreblanca, donde se disputará la próxima cita.

Fuente y fotos: enduromagazine

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies