Este fin de semana ha tenido lugar en Ales, la primera carrera extrema del año, la 24MX Alestrem, que celebraba su quinta edición.

El sábado por la mañana, los 500 pilotos se presentaron en la Mitas Prólogo. Donde sólo los 100 primeros se califican para la espectacular Minerva Prólogo, que tiene lugar esa misma noche en el centro de la ciudad.

La victoria de la prólogo fue para Manuel Lettenbichler, seguido de Wade Young, segundo, tercero Graham Jarvis y Mario Román en la cuarta posición.

Ya en la carrera principal, Graham Jarvis arrancaba la temporada 2019 con una victoria en la prueba francesa. El ritmo del piloto de Husqvarna no desfalleció y al final de las tres vueltas, logró terminar 12 minutos por delante de Mario Román y Wade Young. Manuel Lettenbichler fue el cuarto y último piloto en completar las tres vueltas del recorrido.

Mario Román, segundo, luciendo los colores de Moremoto Racing, lograba un sensacional resultado, al hacerse con la segunda posición, por delante de su compañero de filas en Sherco Wade Young.

Mario Román:

“Se trata sin duda de una de las carreras más duras del año, con siete-ocho horas de moto. Si bien es cierto que las cuatro primeras horas no son demasiado exigentes, luego va subiendo el nivel y todo se complica mucho, como demuestra el hecho de que solo cuatro pilotos cruzamos la meta. Hay obstáculos verdaderamente imposibles, que la mayoría no puede superar, viéndose obligados a dejar allí mismo la prueba… En la prólogo del sábado me sentí bien, pero todos los de cabeza estábamos fuertes y me quedé a las puertas del podio. Batallamos duro en las cuatro primeras vueltas, de noche y con mucha piedra, pero luego se me escaparon un poco y ya decidí no arriesgar, para no comprometer mi actuación al día siguiente.”

“Los diez primeros clasificados íbamos a salir en la misma fila el domingo, de manera que no me perjudicaba en absoluto el haber sido cuarto.”

“Ya en la carrera «de verdad» adopté mi táctica habitual de intentar rodar en el grupo de cabeza durante las dos primeras vueltas y de hecho fui líder a lo largo de la primera, aunque en la siguiente me dormí un poco y los de delante pusieron tres o cuatro minutos de por medio. No conseguí “despertarme” lo suficiente en la tercera, quizás por resultar algo fácil, pero poco después, cuando llegaron las zonas más técnicas y ya pensaba que se me escapaba el podio, me encontré a Manuel Lettenbichler y Wade Young sufriendo, les superé sin problema, y a partir de ahí me encendí, sabedor de que podía estar delante. Me sorprendió el comprobar que mi ritmo era tan superior al de ellos en las zonas difíciles, aun cuando Jarvis había abierto ya mucho hueco y no iba a poder darle alcance. Estoy muy satisfecho con este segundo puesto, que, para ser sincero, a mí me sabe a victoria”.

Fuente y fotos:  Moremoto