Ya se han desvelado los detalles sobre el recorrido de la 43ª edición del Dakar, que se celebrará en Arabia Saudí del 3 al 15 de enero en una presentación telemática, a través de las plataformas digitales de la competición. Un trazado de 7.646 km con salida y llegada en Jeddah en el que se incluyen 4.767 km de especiales cronometradas, que pondrán a prueba a los pilotos y les permitirán seguir explorando los desiertos saudíes siguiendo la estela del año pasado.

El recorrido de 2021, con todas sus especiales absolutamente inéditas, se ha centrado en reducir la longitud y la cantidad de los tramos de velocidad para dar prioridad a la técnica de pilotaje, el franqueo de dunas y la navegación. Una etapa maratón pondrá a prueba la gestión y resistencia de los competidores, justo después del día de descanso en Ha’il.

A pesar de las dificultades derivadas de la crisis sanitaria, pilotos y copilotos han respondido a la llamada del Dakar. 321 vehículos inscritos entre los que figuran 108 motos, 21 quads, 124 autos/SSV y 42 camiones, a los que se suman 26 vehículos inscritos en la prueba de regularidad que conforma la nueva categoría «Dakar Classic», abierta a coches y camiones del siglo pasado.

«Solemos decir que tomar la salida del Dakar ya representa una victoria de por sí. No cabe duda de que ese será el sentimiento que animará a todo el mundo el próximo 3 de enero en Jeddah», destacaba David Castera al principio de la presentación del Dakar 2021. Todos los preparativos, y en particular los reconocimientos sobre el terreno, se tuvieron que realizar siguiendo un calendario adaptado a las limitaciones de desplazamiento que han primado en 2020. Del mismo modo, la carrera se celebrará en condiciones poco habituales, respetando un protocolo destinado a garantizar la máxima protección frente a la propagación del virus de la COVID-19. En cualquier caso, para los amantes del rally raid, la prueba reina del mes de enero incluirá todos los ingredientes que «hacen vibrar a los que van y soñar a los que se quedan», según explicaba el propio creador del rally, Thierry Sabine.

Después del año de iniciación en los desiertos saudíes, la clase de geografía será aún más avanzada para los pilotos y coplitos del Dakar 2021. Las características del recorrido y las nuevas reglas adoptadas buscan reducir la velocidad media, seguir aumentando las condiciones de seguridad y dar más valor a la destreza deportiva de los competidores. La pugna por los distintos galardones debería propiciar enfrentamientos entre los mejores pilotos, los habituados a luchar por el puesto más alto de las clasificaciones. En motos, Ricky Brabec puso fin, con Honda, a una serie de 18 victorias consecutivas de la firma austriaca KTM, que ahora tendrá que buscar nuevos argumentos para intentar regresar a la cima, mientras que la categoría de quads no contará con la presencia del actual poseedor del título, un Ignacio Casale que este año ha asumido el reto de competir en la categoría de camiones, la misma en la que descubrió el Dakar por primera vez en 2010. Carlos Sainz, vencedor en 2020 en categoría coches al volante de un buggy Mini X-Raid, saldrá con la misma ambición que le permitió mantener a raya en 2020 la amenaza constante de Nasser Al-Attiyah en Toyota. A la competencia entre los dos fabricantes favoritos, que ya era dura de por sí, se suma el regreso de Sébastien Loeb en las filas del equipo privado BRX junto a Nani Roma; y también la aparición del dueto formado por Cyril Despres y Mike Horn en un prototipo de vehículo impulsado por energías alternativas para el Dakar. Para terminar, en SSV, el piloto chileno vencedor en 2019, Francisco «Chaleco» López, partirá como favorito en una disciplina en la que la jerarquía sigue renovándose.

Los protagonistas del Dakar entrarán en pista el 2 de enero para recorrer una breve prólogo de 11 km, cuyo interés consistirá en atribuir el orden de salida de la primera etapa conforme a sus resultados, pero antes tendrán que hacer varias escalas intermedias. En primer lugar, se convocará a la mayoría de los vehículos en Marsella los días 1, 2 y 3 de diciembre para embarcarlos en un carguero rumbo a Jeddah. El reencuentro con sus propietarios a orillas del mar Rojo tendrá lugar los días 30 y 31 de diciembre, mientras que las verificaciones técnicas y administrativas se han programado el 1 y 2 de enero, respetando al máximo las normas de protección sanitaria que exige la pandemia.

Original by Motul: la aventura por excelencia

La zona del vivac en la que acampan los « malles-moto », como dirían los veteranos, es el rincón de la resistencia. Un espacio reservado a los que eligen correr un Dakar en el que la palabra “desafío” cobra su mayor sentido. En motos o quads, este año 34 valientes tomarán la salida del rally más duro del mundo en las condiciones más exigentes: ocupándose ellos mismos del mantenimiento de sus vehículos al llegar al campamento tras haber pasado el día en la pista. Para ellos, las noches son más cortas y los problemas su pan de cada día. Por eso, se preparan para esta prueba siendo plenamente conscientes de la importancia de priorizar la buena gestión en el pilotaje y el ahorro. Aventureros por excelencia, estos pilotos no son menos competitivos que el resto, ya que se disputan un premio muy codiciado. El rumano, Emanuel Gyenes, triple ganador de la categoría, será uno de los hombres a seguir, así como el francés Benjamin Melot o el portugués Mario Patrao, que se estrena como “Original”. El grupo también contará, por primera vez, con un piloto saudí, Misha Alghuneim, que participó en el último Dakar como miembro de uno de los equipos de asistencia. A él se sumará otro debut: el del indio Ashish Raorane. Atentos también al veterano Franco Picco, que subió en tres ocasiones al pódium del Dakar africano (1985, 1988, 1989), o Willy Jobard, que se presenta a los mandos de una moto híbrida, alimentada por hidrógeno.

LAS ETAPAS 

2/01 – Prólogo Jeddah > Jeddah – 11 km

Un ejercicio que fomentará que todos puedan volver a sumergirse en el estado de concentración que requiere la disciplina. A apenas treinta kilómetros del estadio del Rey Abdallah, las primeras pistas de arena del recorrido invitarán a calentar motores. La clasificación definirá sobre todo el orden de salida de la etapa del día siguiente para garantizar que se corra en total seguridad. Cada cual saldrá en el puesto que le corresponde.

3/01 – Jeddah > Bisha, 622 km – SS : 277 km

La primera especial se disputará íntegramente por pistas. La sutileza del pilotaje quedará patente a la hora de ir enlazando valles sin dejarse engañar por las múltiples intersecciones que podrían provocar pequeños errores de navegación. Los tramos de piedras exigirán también estar muy atentos, ya que podría haber pinchazos a la primera de cambio.

4/01 – Bisha > Wadi Ad-Dawasir, 685 km – SS : 457 km

Llega la hora de enfrentarse a las primeras dunas en la treintena de kilómetros de arena que protagonizarán el primer tercio de la especial. Si lo trasladamos a una paleta de colores, el amarillo será el centro de atención, pero las dunas blancas aportarán un toque de contraste. Una larga sección de fuera pista, versión « open space » en el desierto, dará paso a la traca final de pistas de arena.

5/01 – Wadi Ad-Dawasir > Wadi Ad-Dawasir, 630 km – SS : 403 km

El escenario del día será la entrada al Empty Quarter, el desierto absoluto. La dosis de dunas estará a la altura, pero seguirá siendo asumible gracias a su disposición, en pequeñas hileras diseminadas. La especial alternará tramos técnicos con partes de mayor velocidad. Los más rápidos tendrán ocasión de marcar diferencias en una impresionante etapa en bucle… de oro.

6/01 – Wadi Ad-Dawasir > Riyadh, 813 km – SS : 337 km

Será la etapa más larga si se tiene en cuenta el tramo de enlace, pero la parte puramente deportiva no está pensada para agotar a los pilotos. Al contrario, se hará hincapié en el placer de pilotar, aunque la maraña de pistas no dará un respiro a los copilotos. Pese a ser una jornada de transición, cualquier error puede traducirse en minutos y puestos perdidos en la clasificación.

7/01 – Riyadh > Buraydah, 625 km – SS : 419 km

En el rally raid hay que ser paciente. Una virtud que será fundamental poner en práctica en esta especial larga y difícil, que pondrá a prueba los nervios de los más apresurados. Varios elementos contribuirán a disminuir la velocidad media, entre ellos un tramo importante de dunas en mitad de la especial y numerosas rocas que tapizarán algunas pistas. Pinchazo asegurado para los que se precipiten.

8/01 – Buraydah > Ha’il, 655 km – SS : 485 km

El camino hacia Ha’il será 100 % arena. Las dunas adoptarán todas las formas posibles en el recorrido del día y habrá que saber abordarlas del derecho y del revés. Para las motos, la palabra «desafío» cobrará todo su sentido y los brazos de los más fuertes acabarán hechos papilla. Algunos conocerán la noche en el desierto… y quizás una jornada de descanso algo más corta de lo previsto.

9/01 – Ha’il Día de descanso

10/01 – Ha’il > Sakaka, 737 km SS : 471 km (etapa maratón)

La etapa maratón comenzará con un gran desfile de montañas de arena y 100 kilómetros de sube y baja sin interrupción. Desde la salida, saber administrar el esfuerzo será fundamental: ojo con los sobrecalentamientos. Los tramos llanos pedregosos y la alternancia de pistas sinuosas y rápidas cerrarán este primer tramo. Se permitirá hacer reparaciones en un parque de trabajo al que solamente tendrán acceso los competidores.

11/01 – Sakaka > Neom, 709 km – SS : 375 km

En la segunda parte de la etapa maratón, suelen verse recompensados los más prudentes del día anterior. Además de la satisfacción de atravesar sin contratiempos las pistas de arena con piedras de la especial del día, podrán disfrutar de los paisajes más maravillosos del país, siempre que no pierdan de vista el roadbook. Será el momento perfecto para poner las cámaras a rodar.

12/01 – Neom > Neom, 579 km – SS : 465 km

La salida de la especial tendrá lugar a orillas del mar Rojo y el día comenzará con un paseo junto al mar. El momento balneario durará poco, puesto que, rápidamente, se pondrá rumbo hacia pistas más rápidas pero muy arenosas, para mantener a raya al cuentaquilómetros. La duración y la variedad de esta etapa la sitúan como una de las más exigentes de la edición.

13/01 – Neom > Al-Ula, 583 km – SS : 342 km

El decorado pasará de lo majestuoso a lo sublime, sobre todo al principio de la etapa. Y el nivel estético no decaerá al entrar en las zonas semimontañosas que constituyen la parte esencial del recorrido. Las pistas de arena darán una tregua y se podrá mantener un ritmo rápido en algunos tramos; eso sí, siempre que los pilotos logren orientarse entre los valles.

14/01 – Al-Ula > Yanbu, 557 km – SS : 511 km

La especial más larga del rally será también propicia a la batalla más decisiva entre los aspirantes al título. Después de varios días sin dunas, volverán por todo lo alto con casi 100 km que pondrán a prueba a los expertos: en un océano de arena, los minutos que se ganan o se pierden pueden multiplicarse por diez.

15/01 – Yanbu > Jeddah, 452 km – SS : 225 km

La última etapa del Dakar no siempre es la más sencilla. Pilotos y tripulaciones seguirán sintiendo la presión de unas cordilleras de dunas en las que una vuelta de campana puede echarlo todo a perder. En cualquier caso, será un día de celebración en torno a la línea de meta, situada a orillas de un mar Rojo que, a más de uno, traerá recuerdos del Lago Rosa.

15/01 – Jeddah – Llegada y pódium fin

Novedades importantes del reglamento

Entre las novedades de este Dakar 2021, los pilotos recibirán el roadbook 20 minutos antes de la salida en todas las etapas a diferencia de la pasada edición donde se entregó únicamente en la mitad de las jornadas de carrera. Un importante cambio es la limitación de neumáticos traseros a seis elementos para todo el rally, lo que obligará a los pilotos a cuidar de sus ruedas. Se limitará a un cambio de pistón en la moto, además de no poder efectuar ninguna reparación mecánica durante el tiempo de repostaje y, por último, será obligatorio el uso de la chaqueta con airbag para todos los pilotos de motos.

 

Fuente y fotos: ASO