El arranque del Rally Dakar 2021, ha sido mucho más complejo que en ediciones anteriores, pero la organización ha trabajado intensamente para qué a pesar de la pandemia mundial, el Dakar 2021 sea ya una realidad.

La jornada de hoy ha estado marcada por el entusiasmo y el alivio de los pilotos y sus equipos una vez superadas las medidas de seguridad frente a la COVID-19. Ya ha finalizado una campaña de más de 2.400 test PCR para conformar el “grupo burbuja Dakar”, con el que irá avanzando la caravana del rally durante cerca de dos semanas. Desafortunadamente, algunos pilotos han tenido que dejar atrás sus ilusiones e intenso esfuerzo después de dar positivo antes de empezar la carrera, por lo que no podrán competir.

El resto de los competidores se centran ahora en el programa de verificaciones técnicas y administrativas que tienen lugar en el estadio Rey Abdallah en Jeddah, en un formato reducido que finalizará mañana a mediodía. Mañana también se pondrán en marcha los cronómetros durante la prólogo de 11 km que permitirá establecer una primera clasificación y, sobre todo, determinar un orden de salida coherente para la primera etapa el 3 de enero. Precisamente el tiempo establecido por cada participante se multiplicará por cuatro para empezar a marcar diferencias entre pilotos. La primera jornada de carrera se celebrará el domingo con la primera etapa, entre Jeddah y Bisha, de 277 kilómetros de especial y un total de 345 kilómetros de enlaces.

 

Última hora: Cambio de una parte del recorrido

Destacar que la organización ha publicado qué durante la primera semana de carrera, habrá un cambio en una parte del recorrido, ya que la Etapa 5 saliendo desde Riyadh se dirigirá ahora hacia Al-Qaisumah, en lugar de Buraydah. La siguiente Etapa se dirigirá de Al-Qaisumah a Ha’il, el lugar del “Día de Descanso”.

Menos neumáticos para una mayor seguridad

David Castera: “Van a tener que proteger y ahorrar material si quieren aguantar”

El cambio más destacado que puede marcar la carrera, será sin lugar a dudas el de los neumáticos, ya que los pilotos prioritarios solo podrán utilizar hasta seis neumáticos traseros en toda la competición, una medida que según la organización, servirá para aportar mayor seguridad en la carrera.

Resulta evidente que las motos van demasiado rápido ahora”, recalca David Castera, director del Dakar. “Las motos con un motor monocilíndrico 450 corren igual de rápido ahora que las twins 800 de finales de los años 80. Las motos son mucho más potentes en la aceleración. Se puede mejorar la seguridad en torno a dos ejes principales. La seguridad activa, que se centra en mejorar el equipamiento, como por ejemplo el airbag obligatorio y la seguridad pasiva, que podemos imponer obligando a los pilotos a correr menos rápido. Demasiados pilotos desean correr como en motocross. El rally raid es otra cosa. Se trata, ante todo, de aguante y resistencia”. Por eso los pilotos favoritos solo podrán utilizar seis neumáticos traseros para terminar las dos semanas de carrera. “No podrán permitirse acelerar al máximo en los tramos pedregosos si desean ganar la carrera”, insiste David Castera. “Van a tener que proteger y ahorrar material si quieren aguantar”.

Jordi Pérez es el encargado de marcar los seis neumáticos de los competidores sometidos a esta nueva restricción. “Son 36 los pilotos prioritarios”, precisa el español en las verificaciones técnicas. “Los neumáticos, que deben ser todos del mismo modelo, se marcan a fuego y también reciben un adhesivo especial. Por último, se les marca con un rotulador que reacciona al color”. Aunque la arena saudí es agresiva no va a poder borrar todas esas huellas, garantía de que todos compitan en igualdad de condiciones.

A punto de aventurarse por las pistas y las dunas de Arabia Saudí, los campeones del Dakar han tenido ocasión de adentrarse por terreno desconocido: Los grandes favoritos han comentado sus objetivos:

“En cuanto nos ponemos el casco, estamos plenamente concentrados, pero luego disfrutamos igual hablando de lo que hemos visto a lo largo de la jornada, de los asnos o de los camellos con los que nos hemos cruzado en la pista. Es como una segunda familia”, explica Toby Price al describir el ambiente que reina entre los motoristas.

Ricky Brabec: “Se gane o no, el Dakar te cambia la vida. La victoria no es más que la guinda del pastel. No va a ser nada fácil, tenemos una diana muy grande en la espalda…”

Al final, todos se muestran impacientes y aliviados de poder tomar la salida de la 43ª edición.

Fuente: pressedakar aso / HRC