Treinta y cuatro pilotos esperan la caída de la valla en Don Benito. Es la salida de la última prueba del Campeonato de España de 85 c.c. Bajo sus cascos y sus protecciones están las grandes promesas del motocross español, la nueva generación de un deporte que renace con fuerza en nuestro país, los pilotos que están llamados a ser en el futuro el relevo del campeonísimo Jorge Prado. Uno de esos pilotos es una chica, algo que podría quedarse en anecdótico en un deporte mayoritariamente masculino. Pero la anécdota se tiñe de épica cuando al caer la valla es la KTM con dorsal 255 la que se pone en cabeza, marca el holeshot y se distancia paulatinamente de todos sus rivales para conseguir una contundente victoria tras los 25 minutos de manga. Es Daniela Guillén, de Lloret de mar que lleva un tiempo dando que hablar en el paddock de los circuitos nacionales.

En Don Benito terminaba el Campeonato de España y lo hacía con un incontestable doblete de Guillén por delante de todos los chicos y en concreto de sus dos máximos rivales, Elías Escandell y Francisco García, dos rápidos pilotos llamados a destacar en este deporte. Daniela ponía con esta victoria sin paliativos el broche de oro a una temporada atípica por el Covid, pero muy positiva porque ha terminado todas sus participaciones subida al podio. En un deporte que exige talento en el pilotaje y una gran preparación física, Daniela ha marcado un hito, no por ser la mujer más rápida de España, sino porque gana a todos los chicos. Por eso al terminar la carrera se fundía en un emotivo abrazo con su mentor y entrenador, el célebre expiloto Xavi Colomer, y con el resto de su equipo.

En el mismo día que el Campeonato del Mundo 2020 llegaba a su fin con Tim Gajser y Tom Vialle coronados como campeones, con Jorge Prado apartado de la pelea por el Covid, en la localidad extremeña de Don Benito Daniela Guillén marcaba un hito importante y esperanzador para este deporte. Con solo catorce años y un duro camino que recorrer, la joven piloto se perfila como un nuevo fenómeno deportivo y mediático en el deporte femenino español. Tras este éxito y su paso a cilindradas mayores su futuro está ahora en Europa, donde seguirá midiéndose con los mejores pilotos del continente y en el Campeonato del Mundo femenino, donde quizás algún día podamos tener una figura española peleando por la victoria. “Tengo que ir paso a paso y seguir trabajando duro. La victoria de hoy ha sido muy importante y me hace mirar a la próxima temporada con mucha ilusión”, declaró Daniela tras bajar del podio.

Fuente: LastLap Fotos: Martín Muñoz