Jorge Prado termina séptimo en su regreso tras la lesión de clavícula.

Otro gallego, Rubén Fernández, consigue el cuarto puesto en la carrera de MX2.

El retorno del Campeonato del Mundo de Motocross tras el parón por la pandemia mundial, suponía también el regreso a las pistas de nuestro doble Campeón del Mundo, Jorge Prado, tras su lesión de clavícula. El joven gallego ha tenido un accidentado debut en la categoría máxima con una fractura de fémur en la pretemporada y una de clavícula durante el paréntesis provocado por el Covid19. A pesar de ello, Jorge ha conseguido, con mucho pundonor, recuperarse de forma “express” para poder participar en los tres grandes premios celebrados, consiguiendo además terminar todas las mangas con buena nota.

La reinaguración del campeonato tuvo lugar en el circuito letón de Kegums, una rápida y peligrosa pista de arena sobre terreno duro. Allí se celebran tres grandes premios en tan solo una semana, para ir recuperando las citas perdidas durante el confinamiento. La primera de las carreras, esperada con gran expectación, tuvo como vencedor al holandés Glenn Coldenhoff, quien sobre una moto de la marca española Gas Gas, rompió los pronósticos y se impuso a los grandes favoritos. Tim Gajser y Jeremy Seewer le acompañarían en el podio, mientras que nombres del calado de Herlings o Cairoli, se quedaban fuera de la pelea debido a malas salidas.

Por lo que respecta a Jorge Prado, siempre luchando en el “Top Ten” conseguía una valiosa séptima plaza final. Jorge, que todavía anda escaso de horas sobre su KTM 450, mostró una mejoría notable con respecto a las citas anteriores. Estuvo en todo momento metido en la pelea y demostró su potencial para futuras citas. En la primera manga Jorge arrancó entre los mejores a pesar de que no tenía un buen puesto en parrilla, ya que en los entrenamientos cronometrados no pudo pasar de la 17ª posición. Jorge salió con ganas, pronto se situó cuarto y empezó a empujar a Arnaud Tonus para intentar buscar las posiciones de podio. El lucense aguantó muy bien hasta pasada la mitad de manga y a partir de entonces, aunque se mantuvo en la lucha, bajo un poco el ritmo y fue superado por Febvre, Seewer y Herlings.

La segunda manga fue similar para el español, muy ambicioso en las primeras vueltas en el grupo de cabeza y después marcando un buen ritmo y protagonizando bonitas luchas con Jasikonis o el propio Herlings. La falta de semanas en su preparación se dejó ver en los últimos compases de manga cuando perdió algo de terreno. De nuevo Prado era el mejor de los jóvenes debutantes y terminaba contento con su rendimiento: “Después de estos meses tan complicados y sin haber podido hacer toda la preparación que me habría gustado, estoy muy satisfecho con el papel realizado. He comprobado que tengo velocidad para pelear con cualquiera y si no he luchado más para mantenerme delante es porque he pagado la falta de forma. Estoy muy contento con el rendimiento y el resultado, aunque al final he terminado reventado, no me queda nada de fuerza.” En el campeonato, Herlings mantiene el liderato por solo cuatro puntos de ventaja sobre Gajser, mientras que Prado es noveno.

En la categoría de MX2, el francés Tom Vialle ganaba la prueba y ampliaba su ventaja en el campeonato, en una carrera protagonizada por otro piloto gallego. Rubén Fernández terminó cuarto en la general, después de todo un espectáculo de agresivo pilotaje que le llevó a terminar tercero en la primera manga y séptimo en la segunda (después de caerse cuando iba tercero).

El próximo miércoles se disputa la siguiente prueba, cuarta de la temporada, sobre la misma pista de Kegums en la que nuestros dos pilotos han presentado ya sus credenciales.

Fuente: LastLap Fotos: KTM / HRC / Yamaha / GasGas