El piloto Francesc Moret ya luce desde este mes de abril los colores de su nuevo equipo: la marca gerundense Rieju. Y lo hace para competir en una nueva disciplina, el hard enduro. De momento, toca poner punto y aparte al trial. Se confirma, también, que este 2021 no seguirá compitiendo y trabajando para Montesa, toca cambiar de aires y prepararse para una nueva disciplina deportiva.

Con Rieju, de momento todos los esfuerzos están centrados en la primera prueba del Campeonato del Mundo, que tendrá lugar en Portugal, la próxima semana. «Hace una semana que estoy entrenando con la moto, todo ha sido muy rápido», comenta Moret. «Tenemos ganas, todos sabemos que es justo y precipitado, pero la marca y yo sabemos que haremos lo que se pueda y así empezar», dice el del Ripollès

En esta disciplina, el hard enduro, Moret ya participó en un par de pruebas. En enero, en la Copa de España en la Seu d’Urgell y en marzo, en Arnedo, La Rioja. Sobre la marcha se verá la evolución de la temporada. Francesc no quiere cerrar las puertas al mundo del trial, que es lo que ha marcado su vida. «Las opciones que tenía», para seguir el trial «eran un poco pésimas», comenta Moret, quien tiene claro que «llega un punto que no se puede vivir del aire del cielo. Que me haya pasado al enduro no es porque me guste más que el trial, es como cambiar de trabajo y espero seguir haciendo trial y si encontrara algo para competir, no lo descarto”, añade el piloto.

La preparación física necesaria es muy diferente entre el trial y el hard enduro y, estos días, el piloto de Molló trabaja para pasar el máximo de horas sobre la moto para encontrar las mejores sensaciones.

Fuente: El Ripollès Digital Foto: Rieju