La segunda prueba del Mundial de Enduro se celebró en Edolo, Italia, este pasado fin de semana. Fue una carrera complicada, con zonas difíciles para todos y en la que el RFME Enduro Junior Team no tuvo su mejor actuación. En líneas generales la prueba fue para olvidar con la lesión de Bernat Cortés y los abandonos el segundo día de Julio Pando y David Riera.

El sábado Bernat empezó muy bien. Durante las dos primeras vueltas estuvo seguro pero, en la tercera, se cayó haciéndose bastante daño en las costillas. Le costaba mucho respirar, pero aun así terminó. El domingo se levantó con mucho dolor y no salió a la carrera marchándose al hospital y siendo diagnosticado con costillas fisuradas.

En lo que se refiere a David Riera, Julio Pando y Adrià Sánchez, solo éste último terminó los dos días siendo undécimo y décimo en cada uno de ellos aunque lejos de lo que se espera de él. Pando también se fue al suelo el sábado y el domingo no salió y Riera que, aunque no estaba haciendo buenos tiempos sí estaba en carrera, se le rompió el regulador de la batería quedándose fuera de carrera y siendo el tercer abandono del equipo en el fin de semana.

En cuanto al resto de españoles en competición, destacar los dos pódiums de Josep García en Enduro2, de Jaume Betriu en Enduro3 y de Sergio Navarro en Júnior 1.

Iván Cervantes, team manager: “Ha sido un fin de semana muy difícil para el equipo. Entre las caídas y los abandonos por avería, hemos tenido muchos problemas. Tenemos que tirar hacia delante y esperamos ya con ganas las siguientes carreras en Estonia y Suecia en el mes de julio”.

Fuente: RFME Fotos: Andrea Belluschi/Future7Media