El piloto oficial de Sherco Mario Román ha logrado una contundente victoria en la décima edición de la Gordexola Xtreme, la carrera pionera del enduro extremo en España. Tras la disputa de una prólogo nocturna el viernes, el sábado los 155 pilotos presentes afrontaban una durísima etapa clasificatoria, con dos vueltas a un exigente y embarrado recorrrido de 60 kilómetros, que solo iban a conseguir terminar tres hombres: Mario Román, Xavi León, y Alex Hidalgo. El domingo tenía lugar la superfinal y nuevamente era el madrileño quien alcanzaba la meta en primera posición tras cubrir una única vuelta a un trazado de también 60 kilómetros en algo menos de cuatro horas, lo que le daba un margen de 40 minutos sobre el segundo clasificado, Xavi León. La lista de pilotos en meta la completaban los locales Alex Hidalgo, tercero, y Josu Artola, cuarto.

Mario Román:

«Ha sido una carrera dificilísima , con un nivel de exigencia muy alto, yo diría que como el de la Romaniacs en la categoría Oro. La clasificatoria debería haber resultado más asequible para los amateurs, pero con la lluvia y el barro se ha puesto imposible. Yo no he rodado al ciento por ciento, simplemente he intentado ir deprisa procurando no fallar y sin preocuparme de lo que hicieran los demás. Estoy contento porque no he sufrido apenas caídas y porque en mi moto, que ha funcionado de maravilla, hemos hecho importantes progresos».

Xavi León:

«Sin dudarlo, ha sido la prueba más dura que he disputado este año. En la clasificatoria el terreno estaba muy complicado por el barro y por las roderas que se han formado, aparte de que adelantar a otros rivales resultaba difícil. Yo terminé a las cinco de la tarde. Imagínate si no llegan a quitar una vuelta… Y mi moto acabó bastante maltrecha por las caídas y con el embrague inservible, así que hubo que trabajar a fondo en ella con vistas a la superfinal. Ahora, después de haber corrido la Erzberg, la Carpath, y la Gordexola, toca descansar».

Alex Hidalgo:

«Creo que he participado en la Gordexola cuatro o cinco veces y nunca había resultado tan exigente. En la prólogo del viernes lo hice muy mal, así que el sábado salí muy atrás, el 43º. Fui remontando muy poco a poco hasta el tercer puesto e incluso llegué a dar alcance a Xavi León, pero luego me vine abajo y ya me aferré a la tercera plaza. En la superfinal he empezado con los músculos algo tocados, pero también me he puesto a rueda de Xavi y hemos hecho juntos toda la trialera de Navidad. Ha sido después cuando me ha vuelto a dejar atrás. Mi próximo objetivo es la Romaniacs, que correré por vez primera dentro de tres semanas».

Fuente y fotos: Carlos Larreta