Hace unos meses, Iker Larrañaga sufría una grave caída durante el GP de Gran Bretaña de Motocross 2020, que le provocó daños de consideración que le obligaron a perderse dos pruebas del Campeonato de España.

Pese a la gravedad de las lesiones, Iker había realizado un excelente trabajo de recuperación y se encontraba de nuevo entrenando en moto, cuando sufría de nuevo una caída aparentemente sin importancia practicando enduro, pero que tuvo unas consecuencias gravísimas, al fracturarse la segunda vértebra cervical. El piloto de KTM tuvo que ser intervenido de urgencia y una semana después, ser intervenido de nuevo para fijar la vértebra. Afortunadamente, el bravo piloto está ya fuera de peligro y con plena movilidad.

Desde enduromagazine le deseamos una pronta recuperación.

Fuente y foto: KTM España