Jorge Prado termina cuarto en GP de Italia, mientras que cal y arena para Rubén Fernández que terminó octavo en MX2 y pierde el liderato.

Jorge Prado sigue progresando. Después de terminar séptimo en Rusia y quinto en Gran Bretaña, esta vez concluyó el Gran Premio de Italia en la cuarta posición, a un pasito del podio. El lucense, que mantiene la quinta posición en la general del mundial de MXGP, volvió a terminar con un agridulce sabor tras haber estado muy cerca del podio. De hecho, la carrera resultó un calco de lo que vimos la semana pasada en Matterley Basin, con una primera manga sobresaliente del gallego y una segunda de más a menos por culpa de las condiciones climatológicas.

Maggiora es uno de esos circuitos considerados catedrales del motocross. Allí, en casa de su equipo, Prado salía con intención de subir al podio por primera vez en la temporada y ya en entrenamientos logró el tercer puesto de la valla. En esta ocasión no logró ninguno de los holeshot, pero salió en ambos casos entre los primeros. En la primera manga se le adelantó Romain Febvre, pero Jorge se puso segundo tras el francés y por delante del italiano Cairoli, para rodar en esas posiciones los 35 minutos de carrera. Prado se mostró sólido, rápido y constante durante toda la manga y aquello hacía albergar buenas esperanzas para la segunda manga, máxime cuando el líder del campeonato Tim Gajser no había estado entre los primeros.

Pero el parte meteorológico no falló y la previsible lluvia llegó entre ambas mangas, la pista se embarró y la segunda carrera fue bien distinta. Esta vez fueron los holandeses Coldenhoff y Herlings quienes tomaron la delantera por delante de un sorprendente Jacobi y de los dos pilotos del equipo De Carli, Toni Cairoli y Jorge Prado. La pista resbaladiza y los problemas de visión con las gafas embarradas fueron marcando el devenir de la prueba. Herlings pasó a su compatriota para hacerse con la victoria y Prado estuvo a punto de hacer lo propio con Cairoli, pero al final no pudo y además se vio rebasado por Jonass y Gajser. Durante buena parte de la manga el 61 había tenido un pie en el podio, pero al final se le escapó por muy poquito. Curiosamente y como muestra de lo igualado que está el campeonato este año, los tres primeros quedaron empatados a 40 puntos y Prado fue cuarto a solo cuatro puntos. En el Mundial, Gajser manda con 124 puntos, a pesar de su mal resultado en Maggiora, y Prado es quinto con 97.

En MX2 también hubo un resultado desigual para la afición española. En la primera manga, Rubén Fernández, que llegaba a Maggiora con la placa roja de lider del campeonato de MX2, cuajó una gran actuación que no se vio premiada con los puntos necesarios para mantenerse líder. El francés Benistant ganaba de forma contundente, por delante de Guadagnini y Fernández, quien hizo una gran carrera remontando con muy buen ritmo. La segunda manga fue totalmente distinta, Benistant y Fernández se iban al suelo en la primera vuelta en sendas caídas que les relegaban a las últimas posiciones. Guadagnini aprovechó la oportunidad y ganó de forma clara la manga, el gran premio y la placa roja. Rubén remontó todo lo que pudo y salvó los muebles con un 12º puesto que le mantiene tercero en el campeonato a solo 5 puntos del líder. El campeón del mundo Tom Vialle volvió a intentarlo, pero no pudo correr por dolor en su mano lesionada.

En la prueba del Europeo de 125, los españoles del equipo nacional cuajaron un buen papel, terminando Monne sexto, Sánchéz séptimo y Escandell duodécimo. En la categoría EMX Open, Nil Arcarons fue séptimo. La caravana del Mundial de motocross descansará una semana para desplazarse después a la arena holandesa de Oss, donde el día 18 se celebra la cuarta prueba.

Fuente y Fotos: Prensa Lastlap© KTM racing / Honda Racing©