El gallego tuvo que ser hospitalizado tras una caída cuando luchaba por la victoria con Romain Febvre.

Después de unas horas en observación y numerosas pruebas médicas, parece que todo queda en un fuerte golpe.

Parece que todo queda en un susto. Una caída aparentemente leve cuando disputaba el liderato de la manga final del Internazionali italiano en Mantova, provocó al gallego un fuerte golpe en el vientre, al impactarle el manillar por debajo de las costillas. Jorge tardó en levantarse y apenas podía andar por el dolor, motivo por el cual fue trasladado al hospital de la ciudad italiana donde se le realizaron varias pruebas (escaner, radiografías…) para descartar cualquier lesión importante. A continuación Prado estuvo varias horas en observación en el hospital, pero según parece, todo ha quedado en eso, un susto. Si no hay contratiempos, Prado viajará el lunes hacia Roma para recuperarse de las magulladuras y volver pronto a sus entrenamientos.

Aunque había demostrado que era el hombre más rápido sobre la pista mundialista, marcando la pole en los entrenamientos, el día ya empezaba mal en la salida de la manga de MXGP. Prado salió entre los primeros, pero al llegar a la primera curva la moto se le caló, otro piloto le golpeó y cayó al suelo, quedando relegado a las últimas posiciones. A partir de entonces tocaba remontar y lo hizo de forma fulgurante situándose sexto en muy pocas vueltas. Prado rodaba dos segundos más rápido que sus rivales y parecía posible que siguiera escalando posiciones, pero una nueva caída sin importancia le hizo perder unos segundos que ya imposibilitaban mejorar ese sexto puesto que ocupó en meta.

En la manga final, conocida como la de los super campeones, corrían juntas las dos categorías (MX2 y MXGP) y Jorge arrancó tercero por detrás de los vencedores de cada una de las mangas previas, Romain Febvre y Nicolas Lapucci. De nuevo el gallego rodaba más veloz que sus rivales, marcó vuelta rápida y se quitó de encima al italiano para lanzarse a la captura del francés. Una vez alcanzado, Prado rodó un par de vueltas tras él, buscando algún hueco para pasar en un circuito que no favorece los adelantamientos. En la recta decidió intentarlo, se emparejó con él, soltó los frenos y cuando ya estaba por delante perdió la tracción de la rueda delantera y se fue al suelo. El de Red Bull-KTM tardó unos segundos en levantarse, primero porque la moto le aprisionó una pierna y después porque se quedó sin respiración y algo conmocionado por el golpe.

Esta era la segunda carrera de pretemporada de Jorge Prado como preparación del Campeonato del Mundo que comenzará dentro de dos meses y medio en Holanda. Esperemos que este incidente no merme la buena preparación que el lucense está llevando a cabo este año.

Fotos: Juan Pablo Acevedo