En cada prueba se aplican estrictos protocolos de seguridad para evitar contagio

Después de largos meses de parón deportivo debido a la crisis del COVID19, la Real Federación Motociclista Española ha vuelto a la competición. Pero para poder poner en marcha los principales campeonatos y hacerlo con las máximas garantías de prevención ante posibles contagios, la RFME ha elaborado unos protocolos específicos que son de obligado cumplimiento en el entorno de carreras qué, como ya se anunció, son a puerta cerrada hasta nueva orden.

Protocolos adaptados en todos los campeonatos

Motocross, Trial, Supermoto, Cross Country o Minivelocidad ya han empezado a aplicarlos de manera ejemplar y en unos días les tocará el turno al ESBK – Campeonato de España de Superbike y al Enduro. Todo el personal federativo, organizadores, pilotos y miembros de los equipos son conscientes del riesgo que existe y por ello se están acogiendo con rigor a la nueva normativa para evitar la propagación del virus.

Como se puede apreciar en las fotos es obligatorio el uso de mascarillas para todos los implicados, la utilización de geles hidroalcohólicos, la distancia social mínima de dos metros, la limpieza periódica de instalaciones o las tomas de temperatura en el paddock… Además, como parte de la logística de las carreras, se ha creado una señalética específica para recordar en todo momento cuál debe ser el modus operandiapropiado en esta excepcional situación. Todos los protocolos están disponibles para su consulta en www.rfme.com.

Desde la RFME se vela de manera insistente por la seguridad en todos los aspectos y se vigila escrupulosamente el cumplimiento de lo que dictaminan los mencionados protocolos mientas dure la pandemia.

Fuente y fotos: RFME