Visitamos la fábrica Motori Minarelli después de su adquisición por parte de Fantic Motor.

El pasado mes de octubre del 2020, Yamaha Motor Europa, propietaria hasta la fecha de la empresa Motori Minarelli en Calderara di Reno (Italia), finalizó la venta sus acciones a Fantic Motor.

Con ello, la asociación entre Yamaha y Fantic Motor realizaba un nuevo paso histórico muy importante, después de que en un primer momento, Fantic Motor utilizara la parte ciclo y los motores de la firma japonesa, para comercializar sus nuevos modelos off-road.

Desde Fantic nos invitaron a una interesante visita a la moderna planta italiana de Motori Minarelli, acompañados por el director gerente Mariano Roman, y por el gerente de planta, Vittorino Filippas.

Destacar que la empresa boloñesa, ha cumplido 70 años, en parte gracias a que Yamaha Motor Europe en su momento se hizo cargo de la misma, lo que permitió que se haya modernizado con nueva maquinaria, junto con líneas tecnológicas que garantizan disponer de altos estándares de calidad, todo ello, les permite seguir competitivos, manteniendo en la actualidad 200 puestos de trabajo.

Motori Minarelli nació como F.B.M. (Fabbrica Bolognese Motocicli) en 1951 de la mano de Vittorio Minarelli y de Franco Morini. Aunque unos años después, concretamente en 1956, los dos socios se separan y a pesar de que habían producido dos modelos de motocicleta, se especializan únicamente en fabricar motores.

La empresa italiana, cuenta con una larga historia, logrando importantes éxitos, precisamente en los años 70 se fabricaron los motores que utilizaban entre ellas, las Fantic Caballero de 50cc. También destacar los motores de 2T montados en muchas motos infantiles off-road, además de los scooter, que hicieron furor durante años.

De hecho, en 1970 se llegó a producir al año un promedio de 200.000 motores para motocicletas y 50.000 para otras aplicaciones agrícolas. Otro éxito vino de la competición, durante los años 1978 y 1981 Motori Minarelli consiguió hasta cuatro títulos de marcas y dos de pilotos en el mundial de velocidad de 125cc.

Llegados a los años 1990, Motori Minarelli especialista entre otros de los motores de 50 cc 2T, serán suministrados a una gran parte de los fabricantes europeos, consiguiendo en 1998, unas cifras de fabricación de 700.000 unidades, con un total de 500 trabajadores. Seguidamente, el motor de 4T para scooter también triunfará en el mercado. Con la llegada del 2000, Europa se encuentra inmersa en una crisis, por lo que hay una frenada importante de las ventas, llegando al 2002 donde Yamaha Motor Europe se tiene que hacer cargo de la empresa. A partir de este momento, Yamaha invierte para diseñar un nuevo y competitivo motor de 660cc. Llegando al 2008, logrando un gran objetivo espectacular, con la producción de 10 millones de motores, destacando entre ellos, el 700cc de la Yamaha X-Max.

Actualmente, la llegada de los motores de 4 tiempos en la clase del 125 4T, ha permitido acoplarlos en diversas marcas del sector, como (Beta, Rieju, Sherco, HM, Vent, etc.), siendo a la vez propulsores para otros proyectos.

Con la actual compra por parte de Fantic de Motori Minarelli, se aseguran de mantener el objetivo de proporcionar al mercado motores altamente tecnológicos, competitivos, fiables y de última generación “Made in Italy”, destinados a aquellas marcas que los adquieran.

En Motori Minarelli tienen un centro donde se encargan de realizar las homologaciones y superar las normativas de emisiones de las motos a nivel Europeo, no solo de las Yamaha en versión Off-road y On-road, sino también de otras marcas.

Recordar que Fantic motor, utiliza para su nueva gama de Enduro y Motorcross, la base de la Yamaha WR / YZ, motor y chasis, aunque disponen de un equipo de ingenieros dedicados a estudiar, adaptar y mejorar el rendimiento y la calidad de los motores para ofrecer al mercado una nueva gama personalizada. A nivel de competición, tienen un equipo específico para preparar los motores de carreras, adaptándolos según el tipo de circuito.

Precisamente en el recorrido de nuestra visita, pudimos ver las  líneas de montaje donde se estaban realizando las primeras unidades pre-producción de las Fantic de Enduro, que llegarán a los concesionarios antes del verano.

De hecho, disponen de un gran equipo de I+D, una parte del personal realiza el desarrollo de los motores, mientras que otra parte se dedican al tema de las homologaciones.

En la fábrica, realizan el montaje del 100% de los motores de Fantic, además de otras marcas, concretamente en pequeñas cilindradas de 4T, como Beta, Sherco, Rieju, y Triumph, entre otras.

En el campo de la electrificación, también realizan montajes de motores eléctricos para otras marcas, aunque de momento en Fantic no contemplan su utilización. Sí qué en otra fábrica paralela, Fantic está montando sus e-bikes de MTB.

La planta de Motori Minarelli ha sido reconocida durante cuatro años por su trabajo, obteniendo el premio al mejor fabricante y a la mejor calidad de Yamaha en todo el mundo.

Destacar que una parte importante del personal de la cadena de montaje es femenino, entre otras cualidades es que mantienen mayor tiempo la concentración en su trabajo, además cada semana cambian su posición de trabajo, con la idea de que conozcan todos los procedimientos del montaje y así evitar que trabajen por rutina.

Toda la línea de producción se encuentra digitalizada, y en todo momento tienen la información del siguiente paso que tienen que realizar las operarias en el montaje, y hasta que este no se ha realizado, el mismo programa no les deja continuar con el trabajo. Este sistema además permite tener rápidamente toda la información de la producción que se está realizando en el mismo momento.

Mariano Roman, CEO de Fantic Motor:

“En los últimos meses, tanto la consulta del comité de empresa europeo de Yamaha Motor Europe, como la información del comité de empresa local de Motori Minarelli han concluido positivamente. En esta fase, el diálogo se llevó a cabo con espíritu positivo por todas las partes involucradas, conscientes de las oportunidades que esta asociación crea para el futuro de las actividades de Motori Minarelli y del Made in Italy ”.

“Trabajaremos juntos para aumentar aún más el know-how de Motori Minarelli en motores térmicos, en el tren motriz electrónico y ampliar la gama de productos para ofrecer a los clientes de Motori Minarelli motores competitivos y tecnológicamente avanzados, salvaguardando los niveles de empleo actuales”.

Fuente y Fotos: Fantic / enduromagazine©