SUBIRAPHOTO

La Rostollada Motorshow Avià ha vuelto a ser todo un éxito. Ayer se celebraba la segunda edición de esta fiesta del motor solidaria organizada por el piloto AMV Marc Coma en su localidad natal, junto al Ayuntamiento y el ‘Moto Club Foc i Fuegu’, con la colaboración de AMV Seguros y KTM.

Un total de 64 inscritos participaron en esta fiesta que tiene como objetivo recaudar fondos para la Fundación Wings for Life, que busca una cura para las lesiones de la médula espinal.

SUBIRAPHOTO

La jornada empezaba a las 12.00 horas en el Plà de la Parera, con la disputa de los primeros entrenamientos de la categoría Open. El circuito que se había preparado era ancho, bastante rápido y con un salto imponente en bajada, que le aportó el toque de espectacularidad al trazado.

Más tarde era el turno de la categoría Clásicas, donde pudimos ver auténticas reliquias bien restauradas y que en su día fueron las maquinas de las carreras internacionales por excelencia, Montesa Cappra de diferentes años, Enduro H6, Bultaco Pursang, Fronteras, MK15, CZ, Villa, Husqvarna, Suzuki RM, KTM GS, etc.

El plato fuerte del día, era para la categoría Élite, en la que competían además de Marc Coma otros pilotos como Jordi Viladoms, Iván Cervantes, Gerard Farrés, Jaume Betriu, Kirian Mirabet, Xavier Subirana, Nil Arcarons y Armand Monleón (del Marc Coma Junior Team), entre otros.

SUBIRAPHOTO

Por la tarde se disputaban las finales, donde Iván Cervantes con su KTM GS 250 clásica, se imponía a sus rivales después de disfrutar “como un niño” adelantando a varios de sus contrincantes, hasta colocarse en la primera posición de la clase.

Rápidamente, Iván entraba a paddok, dejaba su antigua GS y sin descansar, se subía a los mandos de la novedosa EXC 300, para luchar esta vez en la clase Élite. Una clase, que sobre todo debido al tipo de terreno, los crosseros como Nil Arcarons o José Luis Martinez, se colocaban rápidamente en las primeras plazas escapándose vuelta tras vuelta, perseguidos por Jaume Betriu y de Iván Cervantes.

SUBIRAPHOTO

El público asistente disfrutó del espectáculo de las carreras, en una tarde muy calurosa en Avià, donde Nil Arcarons se llevaba la victoria, aunque quien realmente ganó fue la Fundación Wings for Life en su búsqueda de una cura para las lesiones de la médula espinal.

Marc Coma, embajador de la fundación, aprovecha la mas mínima ocasión para contribuir, con su granito de arena, a causas benéficas vinculadas al mundo del motor. Su implicación va mas allá y, por segunda vez consecutiva, el piloto de Avià ha concentrado gran parte de la élite mundial del motor en una jornada muy divertida en la que todos los participantes han disfrutado haciendo lo que más les gusta. Todos los recursos generados tras el evento, se destinan íntegramente a la fundación Wings for Life.

SUBIRAPHOTO

Marc Coma, piloto AMV, nos comentaba:

“Una jornada maravillosa en la que toda la gente de mi alrededor se ha involucrado completamente. Es un orgullo el poder hacer acciones como la de hoy para que podamos contribuir a una causa tan importante como es la que persigue la fundación Wings for Life. Por nuestra parte, ejecutamos todos los medios que tenemos para que así sea e invitamos a todos los aficionados a hacer lo mismo ya que existe mucha gente que necesita de nuestro granito de arena”.

“Muy satisfecho de la gran acogida de la segunda edición de la Rostollada y espero que podamos celebrarla a lo largo de muchos años. Eso significará que vamos por el buen camino. Una jornada rodeados de amigos y gente que se implica en acciones sociales, eso es una gran noticia para todos. ”.

SUBIRAPHOTO

Fuente: Moto Club Foc i Fuego / AMV/ enduromagazine.com / Fotos: Subriàphoto