En la pasada edición del Rally Dakar, una decisión de los organizadores impidió la participación del piloto boliviano Juan Carlos «Chavo» Salvatierra, con el argumento de que las características de su quad, un Barrer Racer One 690 , no se ajustaban al reglamento de la prueba. El hecho es que con anterioridad ese mismo quad había participado dos veces en la carrera, conducido por el holandés Kees Koolen, y en base a ello Salvatierra formuló una demanda por estafa contra la organización, que finalmente ha prosperado.

 

El por entonces Director del Dakar, Etienne Lavigne, ha sido citado como imputado por los tribunales bolivianos, pero al no comparecer, ha sido declarado en rebeldía y la Interpol ha emitido ahora contra él una circular roja, literalmente definida como «una solicitud a fuerzas del orden de todo el mundo para localizar y detener provisionalmente a una persona que presuntamente ha cometido un delito en el país solicitante, en espera de extradición, entrega o acción judicial similar».

Fuente: Carlos Larreta