Gajser gana y aumenta su ventaja, pero Jorge Prado ya es tercero.

Hace una semana Jorge Prado corrió en casa y ganó. El esperado Gran Premio de España celebrado en la Comunidad de Madrid terminó siendo la gran fiesta del motocross español, con el estreno de la espectacular pista de intu Xanadú en Arroyomolinos y con el primer y sonado doblete de Prado en la categoría de MXGP.

Tras las celebraciones, el lucense tomó camino hacia Lommel, su segunda casa, la pequeña ciudad belga a la que toda su familia se desplazó cuando el chaval tenía solo once años y acababa de ganar el Mundial de 65 c.c. Allí, en la capital europea de este deporte, donde casi todos los equipos tienen sus cuarteles generales y donde todos los pilotos pasan semanas y semanas de entrenamiento sobre la traicionera arena, se celebran las tres siguientes pruebas del Mundial. Un atracón de arena que para muchos es un suplicio y para otros, como Gajser, Paulin o Prado, un juego.

El día comenzó con el aviso del español, quien no tuvo problemas para marcar el mejor tiempo en los cronos, a más de un segundo de todos sus rivales. Era la primera pole de Jorge en MXGP y eso invitaba al optimismo. En la primera de las dos mangas Prado no arrancó del todo bien, pero aún así se situó cuarto en la segunda curva y pronto rebasó a Paulin y Walsh para irse en busca de Gajser. El esloveno impuso un ritmo muy fuerte y Prado perdió algo de tiempo y fue alcanzado por Paulin, quien no dudo en ir en busca de Gajser. El líder del mundial cometió un error en la fase final de carrera y se fue al suelo dando vía libre a la inesperada victoria del francés Gautier Paulin. Gajser fue segundo y Prado tercero. La verdadera recompensa de la buena manga del gallego fue que dos de sus máximos rivales se hundieron en la clasificación y cedieron muchos puntos, al terminar Seewer, octavo, y Cairoli, decimotercero.

En la segunda manga la cosa cambió, Prado salió primero y marcó su decimocuarto holeshot de la temporada (ya se ha asegurado el premio de la temporada). Jorge aguantó unas vueltas, pero el empuje de un Gajser que este año se ha preparado especialmente para la arena pudo con él. Mientras el esloveno huía hacia una contundente victoria, Prado defendía la segunda posición frente a un Seewer un tanto despendolado, que en el intento de rebasar al 61 le golpeó tirándolo al suelo. Jorge se levantó y pudo acabar cuarto la manga, asegurándose el podio por detrás de Gajser y Paulin.

De esta forma Gajser se consolida como líder pero se igualan mucho las posiciones de sus perseguidores. Cairoli se mantiene segundo, pero ya a solo once puntos de Prado, quien ya es tercero tras empatar a Seewer en esta prueba. Jorge mostraba su alegría tras un nuevo podio: “Ha sido un buen día. Ayer no me encontraba bien porque estaba resfriado, pero hoy he podido aguantar, aunque ha sido una carrera muy dura físicamente. Gajser iba muy deprisa y no he podido seguirle y luego Seewer me ha golpeado, pero por suerte estoy aquí de nuevo en el podio.”

En la categoría de MX2 el siempre esperado duelo entre el líder del campeonato Tom Vialle y el piloto local Jago Geerts volvió a decantarse a favor del francés de KTM. Vialle hizo segundo en las dos mangas y compartió podio con Geerts y Watson, los pilotos de Yamaha que se repartieron las mangas.  El también gallego Rubén Fernández cuajó una gran actuación con un noveno puesto en la primera manga y una trabajada remontada desde el 24º al décimo puesto en la segunda. De esta forma Rubén se coloca noveno en el Mundial de MX2.

La caravana del Mundial seguirá estacionada durante toda la semana en el paddock flamenco y será el próximo martes cuando entren en acción los jóvenes del Europeo y el miércoles cuando vuelva a la pista el Mundial. Otra vez en la temida arena y esta vez con un amenazante pronóstico de lluvia.

Fuente y Fotos: Diego Muñoz©