En la actualidad, Leatt es una de las principales marcas de equipamiento offroad, siendo de las más utilizadas y reconocidas internacionalmente. Si hablamos sobre seguridad y protección estamos ante una marca Premium para pilotos de competición y amateurs.

Cuando nos subimos a una moto off-road, es vital disponer de unas buenas protecciones, teniendo en cuenta que los golpes y las caídas en estas disciplinas son de lo más habitual, por ello, proteger nuestro cuerpo es indispensable para minimizar la gravedad de posibles lesiones. Es necesario tener en cuenta diversas características que resultan esenciales como son la protección de algunas partes de nuestro cuerpo, la movilidad, comodidad, peso, transpiración, y por que no, la estética.

Una pieza ideal para conseguir esta completa protección de nuestro torso son las chaquetas protectoras, petos o Body Protector, un producto que ofrecen la mayoría de las marcas de equipamiento del mercado, aunque no todas ellas consiguen cumplir con todos los requisitos esperados, ni obtener una elevada puntuación.

En Leatt se preocupan para conseguir unos productos muy específicos y bien estudiados, por ello, además de cumplir con la certificación Europea, también disfrutan del reconocimiento de por ejemplo, la FFM Federación Francesa de Motociclismo.

Las protecciones Leatt han sido sometidas a pruebas de conformidad con las especificaciones del fabricante y han obtenido la certificación CE tipo examen expedida por SATRA Technology Centre, Kettering (Reino Unido), Organismo Certificador Nº 0321.

Hace unas semanas contactamos con el importador en nuestro país de la marca sudafricana Leatt, Talio, queríamos testar a fondo uno de sus productos estrella aprovechando unos test de motos enduro MY 2020. Una ocasión ideal para sacar el máximo partido al peto integral 3DF AirFit, nuestra idea es comprobar si sus cualidades se encuentran a la altura de lo que necesitamos.

Por su forma, es bastante minimalista, evitando un volumen desmesurado e innecesario, nos lo colocamos como si fuera una chaqueta, aunque con gran elasticidad, facilitando su colocación gracias a su flexibilidad. Enseguida notamos su ligereza, siendo su peso bastante bajo respecto a otras piezas del mercado, esta ventaja nos aporta libertad de movimientos y una óptima comodidad. La prenda debe quedar ajustada a nuestro cuerpo. Destacamos que la marca dispone de otro body aún más ligero de los 1.450 gr que pesa este modelo, pero su protección es un poco inferior.

A nivel de impactos nos protege en los hombros, los codos, además de los antebrazos, pecho y espalda, junto con los bíceps y la cintura. Todas estas piezas, excepto las de la cintura, se han elaborado con material 3DF, un componente que es blando, por lo que se ajusta perfectamente a nuestra morfología. En caso de un impacto seco, automáticamente se endurece los suficiente como para minimizar y amortiguar el golpe. Precisamente este es uno de los secretos para que el Body resulte tan cómodo, disponiendo de un peso más reducido que los de plástico rígido.

Es importante comentar que el protector debe estar correctamente sujeto, siendo vital elegir siempre la talla adecuada, ya que si nos queda grande se puede desplazar y no conseguiremos obtener la protección necesaria en caso de un golpe.

Para permitir colocarnos el body con facilidad, dispone de una cremallera en el lateral, de arriba abajo, mientras que en los lados, tiene dos correas laterales para poder reajustarnos el protector del pecho, buscando un buen acople y una correcta sujeción. Una vez puesto, el protector Leatt debe permitir la libertad total de movimientos de la cabeza y el cuello, para comprobarlo podemos mirar hacia abajo, de lado a lado y por encima del hombro. También subidos en la moto comprobamos que podemos utilizar con facilidad todos los mandos de la moto.

El tejido, con forma de malla perforada, es totalmente transpirable con anti-olor MoistureCool y AirMesh, lo que permite una optima transpiración del sudor, facilitando eliminar la humedad de nuestro cuerpo, además, evita malos olores.

La parte del cuello está preparada para el uso del collarín, ya sea el original de Leatt, como de otras marcas. En los hombros encontramos unas tiras elásticas en color rojo para una perfecta sujeción del peto. Precisamente la zona de la cremallera y en concreto en su parte final, viene protegida para que la lengüeta de la cremallera no nos moleste al mover el cuello.

Para proteger la columna vertebral y espalda, dispone de dos acolchados específicos, que en caso de caída nos amortiguan considerablemente los golpes y a su vez, nos permiten mantener los movimientos del torso. En su parte alta, encontramos un acceso interno tipo bolsillo para poder sustituir el acolchado en caso necesario, o para su mantenimiento.

Precisamente para un buen mantenimiento, es importante seguir las instrucciones adjuntas del producto, ya que por el tipo de tejidos utilizados, las instrucciones de lavado pueden variar. No usar productos de limpieza, ni detergentes, ni llevar a la tintorería, solo lavar con agua en frío.

Después de probarlo intensamente, el 3DF Airfit Body Protector nos ha encantado por su comodidad y ligereza, al poco rato de utilizarlo, parece que no llevamos nada debajo, nos permite realizar cualquier movimiento sin ningún tipo de limitación, además, nos notamos bien protegidos en las partes mas delicadas de nuestro torso.

Existen tres tallas que completan las diferentes medidas de los usuarios, S/M de 160 hasta 172cm de altura, L/XL desde 172 a 184cm y finalmente XXL que va desde los 184 hasta los 196cm. También hay disponibles diversas tallas para niños.