Una de las típicas preguntas que se plantean los usuarios, ya sean aficionados o pilotos experimentados, a la hora de comprar una moto de enduro es: ¿qué nos compramos, una 2T o una 4T?, y seguidamente nos preguntamos ¿qué marca y modelo?

PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE 2T Y 4T

De entrada, creemos interesante repasar las principales características de los motores de 2 Tiempos versus los 4T, aunque a un nivel básico y sin profundizar en tecnicismos.

Los motores de 2T son pequeños, compactos y más sencillos a nivel de componentes, por ello, destacan por ofrecer mucha potencia por su cilindrada y tener un carácter explosivo, aportando mayor eficiencia termodinámica junto a un par motor más regular. Gracias a estas características, son más económicos de fabricación.

Por el contrario, al trabajar más revolucionados, tienen un mayor desgaste, consumen más y muestran una menor eficiencia medioambiental, ya que se escapan muchos gases sin quemar, un problema que con la llegada de la inyección electrónica TPI, como la que equipa KTM, se reduce considerablemente.

Si miramos el funcionamiento básico de un motor de 2T, este realiza cuatro etapas del ciclo termodinámico, pero en dos movimientos lineales de pistón, (admisión-compresión y expansión-escape), lo que genera una explosión por cada vuelta del cigüeñal. Para la precompresión utiliza el cárter. En la culata encontramos la cámara de compresión, mientras que en el cilindro se sitúan unas lumbreras para la admisión y escape. Para su funcionamiento necesita gasolina a la que se le añade y mezcla con aceite sintético para su lubricación, directamente a través de un sistema de engrase separado, y aire. Además, necesita otro aceite para una buena lubricación del interior del motor, como el cambio y embrague.

Respecto a las principales diferencias con el cuatro tiempos, es que necesitan dos vueltas de cigüeñal para realizar las cuatro etapas del ciclo, compresión, combustión, expansión y finalmente escape. En este caso, el cárter se utiliza únicamente para almacenar el aceite. En las 4T, el engrase siempre es separado (la gasolina y el aceite no entran en contacto). En la culata encontramos más elementos además de la cámara de compresión, los conductos de admisión y escape, unas válvulas y el árbol de levas, que suele ser doble (DOHC), y que se sincroniza gracias a la cadena de distribución desde el cigüeñal. El cilindro de la 4T tiene forma cilíndrica, no tiene lumbrera, ni de admisión, ni de escape, ya que expulsa los gases por los conductos de la propia culata.

Todo este conjunto de elementos, hace que el motor sea mas grande que en las 2T. La llegada de la electrónica, ha sido vital para mejorar y variar la respuesta y eficacia de estos motores, así como el aumento de la tracción. Con ello, nos queda claro que los 4T, son más complejos mecánicamente hablando, ofrecen menos potencia y rendimiento a igualdad de cilindrada, pero consiguen disminuir el consumo y contaminan menos, reducen las vibraciones, tienen un menor desgaste del motor, por lo que aportan mayor fiabilidad y son más silenciosos con los sistemas de escape de origen.

Los fabricantes, con el tiempo han evolucionado mucho las motos de enduro, logrando un nivel de especialización muy alto, hasta tal punto, que los ingenieros han conseguido unir las ventajas de las 2T y las de 4T, teniendo en cuenta que son modelos con tecnologías y características diferentes, obteniendo actualmente un comportamiento y respuesta final muy similar entre ellas dos, reduciéndose sustancialmente las principales diferencias que había entre ellas anteriormente. Temas como el peso, la respuesta del motor, potencia, tracción, un menor volumen general, además de la manejabilidad, estabilidad y las suspensiones, son características que se han trabajado de manera positiva en todas ellas, debido a ello, es normal que la decisión de compra de una o de la otra se complique.

Sí es verdad, que las modas a la hora de escoger una o la otra influyen, pero ya hace años que encontramos modelos para todos los gustos y niveles en la mayoría de las marcas que compiten en el mercado actual. En los últimos años el crecimiento de especialidades como el Hard Enduro o el SuperEnduro, han propiciado que los modelos de 2T tengan un aumento de protagonismo.

MOTOS DE ENDURO, CILINDRADAS

Entre los diversos modelos que encontramos en el mercado, en 2T, las cilindradas en motos infantiles son; 50cc, 65cc, 85cc y 125cc. En este punto, hay bastantes opciones, es importante mirar los detalles y componentes, valorar si queremos una moto solo para iniciarse y probar o buscamos una mas especializada y de mayor calidad.

De hecho, las diferencias pueden ser muy destacadas, entre motos que lucen un diseño racing de enduro, pero que en realidad algunas de ellas son más trail, con componentes bastante básicos que nos van a limitar sus posibilidades. Por cierto, la mayoría de ellas, suelen ser asiáticas, mientras que entre las europeas podremos encontrar de más especializadas.

Para los adultos, las cilindradas que encontramos suelen ser, 125cc, 150cc, 200cc, 250cc, 300cc

Respecto a las 4T, las cilindradas disponibles, entre las infantiles suelen ser las mismas ya comentadas en las 2T, mientras que para los adultos, saltamos a las 250cc, 300cc, 350cc, 400cc, 450cc, 500cc. En algunas marcas la denominación de la cilindrada puede variar ligeramente.

PRINCIPALES MARCAS DE MOTOS DE ENDURO

Por marcas, si hablamos exclusivamente de las principales de enduro homologadas, no trail, las firmas mas representativas son, KTM, Husqvarna, Beta, TM, Rieju, GasGas, Yamaha, Honda, Sherco, SWM, AJP y Fantic.

Confirmar que todas estas marcas, disponen de motos muy especializadas y adecuadas para la práctica del enduro, ya sea para realizar excursiones por el campo en plan tranquilo, como salir en plan cañero, o para competición. Los caminos, senderos, zonas lentas y trialeras, con la mayoría de ellas podremos superarlos, limitados únicamente por nuestro nivel de pilotaje y experiencia, sin ningún tipo de preparación, únicamente necesitarán una correcta puesta a punto. Por cierto, la mayoría disponen de arranque eléctrico, únicamente algunas 125 2T siguen con arranque a patada.

Tenemos claro, que con todas ellas, la emoción y el disfrute de pilotarlas es de lo más gratificante.

KTM: Los austriacos, disponen de una completa gama desde motos Off-road, infantiles, hasta adultos de 2T EXC y 4 Tiempos EXC-F.

HUSQVARNA: Ofrece un gama de motos off-road a partir de infantiles hasta adultos, con motores de 2T TE y 4 Tiempos FE.

BETA: Los italianos especializados en el off-road, disponen en su gama RR de 2T y 4T desde infantiles hasta adultos.

TM Racing: El catálogo de los italianos, cuenta con motos de 2T y 4T EN FI.

SHERCO: La gama francesa se mueve entre las 125 hasta 500, motos 2T SE-R y 4T SEF-R.

HONDA: Los japoneses ofrecen una pequeña gama infantil y una de enduro comercializada por RedMoto Italia, exclusivamente de 4 tiempos CRF-RX.

YAMAHA: La compañía japonesa, cuenta con una gama infantil y con dos modelos de adultos únicamente de 4T WR-F.

GASGAS Motorcycles: Actualmente en manos del Grupo Pierer Mobility AG. Su gama aún está pendiente de presentación, aunque tendrán modelos de 2T y 4T.

RIEJU S.A: Con sede en Figueras, Gerona (España), ofrece modelos de niños y presenta su nueva gama Hard Off Road, con la MR 2T.

SWM Motorcycles: Fabricante italiano, actualmente en manos del grupo chino Shineray Group, mantiene una gama de Enduro de 4 Tiempos, RS-R 125 hasta 500.

FANTIC Motor: Fabricante italiano de motocicletas de pequeña cilindrada. Pendiente de la llegada de las XE 125 y 250 Racing 2T de origen Yamaha.

AJP Motos: Fabricante portugués, ofrece modelos 4T de pequeña cilindrada, desde PR 125 y 250cc. PR7 650 Rally.

 

TEMAS A TENER EN CUENTA PARA DECIDIRSE

Hay dos temas importantes antes de decidirse por una o por otra, saber el nivel de pilotaje que tenemos y cual es nuestro estado físico, es una cuestión vital a tener en cuenta, ya que podemos acertarla plenamente o nos podemos equivocar y en vez de disfrutar… sufriremos.

Es muy importante tener en cuenta que el usuario es el que tiene que pilotar la moto, no al revés. Tanto el peso de la moto, como su potencia provocarán que nos cansemos más de la cuenta y seguidamente bajará nuestro rendimiento físico, llevándonos a cometer errores. Para los principiantes comentar que lo mejor es ir quemando etapas poco a poco, no subir de golpe con motos potentes y de alta cilindrada, ya que después vienen las desilusiones y lógicamente, los posibles peligros.

TIPO DE PILOTAJE Y ENTORNO

 

De entrada, aquellos usuarios que quieran realizar un pilotaje bastante radical, enduro puro o Hard Enduro, las 2T son las motos ideales, por su mejor manejabilidad y agilidad, bajo peso, conjunto compacto y más estrecho, junto con una respuesta del motor más instantánea y que permite prácticamente desde cero acelerar con fuerza con un golpe de gas, entre otras ventajas.

Si nuestras salidas suelen ser más largas, por pistas, senderos, ramblas, y lógicamente también podrán afrontar trialeras, las cuatro tiempos se muestran adecuadas, por su mayor aplomo y estabilidad, facilidad de pilotaje, gran tracción, mayor confort de marcha, menor consumo respecto a las 2T, menos mantenimiento y una alta durabilidad.

El pilotaje de las 2T, aunque varia según la cilindrada, podemos decir que es más dinámico y por su gran agilidad, hay que jugar más con el cambio de marchas, ser suave con el gas. En las curvas debemos entrar con mayor inercia, con trayectorias mas redondas, acelerando antes, jugando con el embrague. Su potencia, combinada con su agilidad y rapidez de respuesta, estirada y unos correctos bajos, nos aportan una conducción muy alegre, explosiva y excitante.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS POR CILINDRADAS

 

Si hablamos de los modelos para adultos, deberíamos destacar sus principales características empezando por las 125-200 2T, (35-37cv aprox.), motos ideales para la iniciación, una excelente escuela para aprender y dominar el enduro, muy ligeras y dinámicas, aunque nerviosas y vigorosas, por lo es esencial trabajar con ellas, últimamente han logrado una respuesta más afinada, obteniendo unos bajos que antes eran impensables en esta pequeña cilindrada, con una respuesta más similar a sus hermanas superiores, que la hacen más aprovechable y competitiva.

El siguiente paso son las 250 y 300 2T, (40 a 46cv aprox.), siguen siendo ligeras y agiles, encontramos mayor estirada y un importante aumento de par motor y caballos, lo que permite rodar usando marchas largas a medio régimen de rpm. Muy competitivas en todos los campos.

Al subirnos a las 4 tiempos empezamos por las 250 (35-40cv aprox.), son las más parecidas a las 2T, por su tipo de pilotaje, aunque tienen más bajos y son algo menos exigentes que las 2T, sobre todo en la zona alta es donde encontramos la mejor respuesta del motor, siendo más exigentes, con mayor peso y algunas inercias.

Mientras que las 300 y 350 4T (37-45cv aprox.) se muestran más potentes, su respuesta es más lineal y aprovechable, ayudando al piloto, permitiendo un pilotaje tanto tranquilo, como a fondo sin manías; en este caso podremos obtener muy buenos tiempos en una crono, aportando unas sensaciones muy racing, ayudan a rodar rápido, sin ser demasiado exigentes.

Si subimos a las 450 4T o 500 4T (50 a 60cv), son más lineales, con mucha potencia pero con progresividad y elevada tracción, permitiendo largas estiradas en toda su gama de potencia, corren mucho, su pilotaje no es tan exigente, aunque físicamente si, por sus inercias y un mayor peso, que nos obligan a dosificar. Pilotando con finura nos aportan efectividad, no hace falta apuradas espectaculares como las 2T y ayudan a solventar los errores que vamos cometiendo, requieren un pilotaje con marchas largas, jugando con su banda útil de potencia, dejando correr la moto y con trazadas más largas.

Antiguamente las 4T de 450 o 500, eran recomendables solo para usuarios muy bien preparados físicamente y con alto nivel técnico, aunque últimamente se han suavizado y disminuido su peso, facilitando mucho su pilotaje, siendo menos exigentes y permitiendo una conducción más tranquila.

En conversaciones con amigos, hay todo tipo de comentarios a favor y en contra, con opiniones de todos los gustos, pero vamos a ver qué piensan algunos de nuestros colaboradores que suelen practicar enduro, a nivel de usuario con nivel y elevada experiencia, y otros que son pilotos en activo, por lo que buscan otras prioridades en su decisión.

LA OPINIÓN DE NUESTROS COLABORADORES

 

Carles Vilaró: Expiloto Campeón de España de Enduro, actualmente empresario y piloto de pruebas de enduromagazine. En su historia ha disfrutado con todo tipo de marcas y cilindradas, aunque es un enamorado de las motos japonesas y de las cuatro tiempos, entre ellas las viejas 4T con arranque a patada a la izquierda. Actualmente tiene una Beta RR 300 2T con la que sale semanalmente y está encantado con ella.

“Si me preguntas ¿qué es mejor, 2T o 4T? Creo que no hay respuesta… depende de muchas cosas ¿qué es lo que te gusta? y ¿qué tipo de enduro realizas?, ¿cuántos kilómetros haces? ¿Cómo es el tipo de terreno donde te mueves? etc…

 

De hecho, hay momentos que nos gusta sentir las sensaciones de la 2T, pero en otros preferimos una 4T. Cada moto tiene su tipo de conducción. Dependiendo del uso que le vayamos a dar nos encontraremos más a gusto con una o con otra.

 

Actualmente las 2T se han suavizado, lo que facilitan mucho su pilotaje, antes eran bastante cabronas de manejar, nos obligaban a un pilotaje muy agresivo y radical si queríamos aprovechar su elevado potencial, íbamos derrapando de curva a curva, se notaban inestables, necesitábamos mucho tacto, es como si estuviéramos primero luchando con la moto y después con el terreno. Ahora con las válvulas de escape que se pueden retocar, las válvulas electrónicas, el sistema de la inyección, entre otras cosas, permiten obtener un mayor control en la respuesta de la moto, se ha mejorado mucho este aspecto, con una respuesta menos agresiva y más suave, con óptimos bajos y aprovechable, además, junto un peso más ligero, unas buenas suspensiones y unos eficaces frenos, nos permite disfrutar mucho, con un mayor control general sin que se nos escapen de las manos.  

Comparando la respuesta y el funcionamiento de las 2T con la 4T, se nota más movida, es como si flotaran un poco respecto a las 4T. por ello, aquellos que estén acostumbrados a las 4T, su sensación encima de la 2T es como si no estuviera todo bajo control, necesitamos un poco de adaptación. Al entrar en zonas trialeras y técnicas, las 2T se notan más ligeras, y junto a sus bajos, ayudan a superarlas con facilidad.  

 

Mientras que las 4T tienen mucho aplomo y son muy nobles, aportando una gran estabilidad y seguridad, sobre todo en zonas rápidas, por ello, se pilota con mayor facilidad y armonía, su motor se deja dosificar como quieras, con mayor par que añade mucha tracción, con diferencia. Su pilotaje seguramente es más agradable y permite jugar con más confianza. Por ejemplo, podemos hacer derrapadas redondas sin poner el pie en el suelo.

 

El problema puede venir cuando nos encallamos, debido a un peso superior y sobre todo a las inercias del propio tipo de motor, físicamente es más exigente y en una zona técnica el cansancio aumenta. Al igual que si nos caemos varias veces, nuestro cuerpo lo va notando, se acumula y esto nos acaba mermando, incluso nos puede llegar a desalentar.

 

Otro tema a tener en cuenta (siempre y cuando salgamos asiduamente y completemos recorridos largos o en competición), es el mantenimiento, ya que con una 4T el coste siempre es más elevado.

En caso de hacer una reparación importante, como un motor, la cantidad de piezas que necesitamos es superior, al igual que el tiempo a emplear en la reparación, todo ello hace aumentar el coste en una 4T.

 

Respecto a los neumáticos suele consumir más una 4T por su elevada tracción y el mayor peso de todo el conjunto, además del desgaste de algunas piezas rodantes como los cojinetes, es algo más acusado en una 4T.

 

Otra desventaja, es el precio de la moto en sí, más elevado en las 4T, mientras que los impuestos como el municipal o el seguro, suele ser también algo más caros.

 

Todas las enduro del mercado 2T o 4T desde una 125 o 500, con todas ellas, te permiten hacer enduro perfectamente, la manera de entregar la potencia, la agilidad y la estabilidad ha mejorado en todas ellas. Es importante saber con qué moto me encuentro mejor, cuál es la que más se adapta a mis gustos y al final, elegirás la moto con la que mejor te sientas”.

Benet Gómez: SubCampeón del Mundo de Enduro Open 2T 2019, piloto en activo y entre semana informático. Piloto Honda-Impala.

En sus inicios ha conducido tanto 2T como 4T, precisamente la pasada temporada logró el subtitulo Mundial con la GasGas 300 2T, una moto con la que se encontró muy a gusto. Actualmente compite con una 4T, una Honda CRF 300 RX.

“Como soy un piloto con un estilo muy agresivo, con la 2 tiempos disfruto mucho, pero soy más efectivo con la 4 tiempos, voy más rápido, a pesar de que aún llevo pocos kilómetros con la Honda.

 

Para hacer trialeras o Hard Enduro, con la 2 tiempos por sus características se adapta mejor, disfrutas más, sobre todo cuando tenemos ya una experiencia, y a pesar de que son más completas para hacer de todo, pienso que son mas adecuadas para usuarios con un cierto nivel.

 

Por lo que respecta a las 4 tiempos, son mejores para pilotos que realicen salidas tipo rutas o excursiones largas por la montaña y que en un momento dado, esta les permita volver incluso por carretera con mayor confort.

 

Un tema que parece muy tonto, pero que no lo es, para la gente que también salimos a hacer rutas, con la 4 tiempos nos olvidamos de hacer la mezcla y esto si sales mucho se nota, te olvidas de estar pendiente de si lo haces bien o no, de la cantidad de aceite, etc. repostas gasolina directamente, sin más. Ahora también hay 2T con engrase separado, mucho más cómodo.

Algunos detalles que debemos tener en cuenta, son las diferencias en cuanto a funcionamiento y comportamiento entre algunas 4T y 2T. Por ejemplo, las japonesas y las TM racing, en sus respectivos modelos de 4 tiempos, debido a que montan chasis de aluminio, en las zonas de alta velocidad, incluso en terreno irregular, permiten ir muy rápido y seguro, aportando mucha estabilidad y aplomo, se muestran más rígidas, mientras que las 2 Tiempos con chasis tubulares, se mueven bastante en estas zonas rápidas y haciendo motocross, lo que nos obliga a que tengamos que bajar un poco el ritmo e incluso cortar antes. Por el contrario, estos chasis tubulares que encontramos en otras 4T o en la mayoría de las 2T, se muestran muy ágiles, ideales en curvas cerradas, cronos técnicas y trialeras, con un comportamiento muy bueno en este tipo de terreno.

 

Otro detalle es que las 4T, por su tipo de motor, retiene bastante al cerrar el puño del gas, y en ocasiones, nos puede frenar demasiado, incluso el cuerpo se llega a desplazar hacia delante, lo que en según qué situaciones no nos puede gustar, por lo que deberemos acostumbrarnos a estas reacciones, de todas maneras, estas sensaciones no son iguales en todos los modelos de 4T, en algunas es más acusado que en otras. Precisamente esta sensación en la Honda CRF RX que ahora piloto, es de la que menos se nota, ya que al dejar gas, la moto continúa corriendo y permite entrar muy bien en las curvas, posibilitando girar sin abrir el gas. Las 4T son más dóciles, no te provocan tantos sustos como las 2T. La diferencia de peso que antiguamente podría llegar incluso a 10kg, cada vez es mas reducida.

 

Un aspecto muy importante, sea una o la otra, es dejarnos la moto a punto, elementos como la suspensión, posición de conducción y de las manetas, etc. Todo ello nos permitirá sentirnos más a gusto y seguros.

Curiosamente, ahora puedes dejar una 2T con una puesta a punto y una respuesta similar a la que nos puede ofrecer una cuatro tiempos. Yo creo por mi experiencia, que no hace falta tocar demasiado las 2T, tal y como salen de fábrica van muy bien. En cambio, una 4 tiempos si quieres sacar un mayor potencial, de cara a competir, sobre todo en las 250 y algunas 300cc 4T, sí que hace falta trabajar con ella.

 

Personalmente hablando de competición, si la carrera se realiza en zonas muy técnicas y trialeras, es mejor la 2T, pero en las cronos rápidas, las 4T por su tracción y aplomo permiten marcar un mejor tiempo. Yo tengo un pilotaje bastante agresivo y dinámico, pero curiosamente con la 300 2T llegué a ir más fino que con la Honda, por su poderío y respuesta del motor. Con la 2T como menos derrapes realices, más rápido vas y consigues un mejor crono. De todas maneras, al final te das cuenta que los mejores pilotos van igual de rápidos con una moto, que con otra.

 

Mi recomendación es que compres la moto con la que mejor te adaptes y con la que más disfrutes, obteniendo las mejores sensaciones, pensando en ser efectivo o solo en disfrutar. Para empezar una 4 tiempos de 250cc o 300cc es la mejor opción, tanto si te inicias en la especialidad, como si vienes de una moto de carretera tipo 600cc, ya que las 2T son más nerviosas y exigentes. Igualmente, antes de comprar recomiendo que las pruebes para asegurar tu mejor elección”.

 

Xavier Subirana: Expiloto Sherco, en su última temporada compitió en el Campeonato de España de Superenduro, obteniendo buenos resultados. Actualmente es empresario y no compite por falta de tiempo, aunque sale esporádicamente por el monte para divertirse.

“Para mi gusto y por el tipo de pilotaje que tengo me gustan las 2 tiempos, las disfruto mucho, pero en competición he sido más efectivo con las cuatro tiempos. Las dos tiempos las encuentro más juguetonas por su agilidad, además el sonido que tienen me encandila.

 

En mis inicios, las dos tiempos eran muy diferentes a las actuales, eran demasiado agresivas y poco efectivas, las subías de vueltas y jugabas a base de embrague, si te despistabas perdían tracción, siempre ibas derrapando por todas partes, desde que se puede tocar la válvula de escape en los modelos a partir del 2013/14, han ido cambiando la respuesta de los motores, y sobre todo entre el 2017 al 2019 en las Sherco se notó considerablemente. Al igual que con la KTM TPI de inyección y diferente mapa, que han aportado un cambio espectacular, con una respuesta muy suave y unos bajos impresionantes, para mi gusto incluso demasiado, ahora son muy progresivas y en altas corren mucho, con una respuesta eléctrica. Tienen un par muy alto que te permite trialear casi a paso de moto de trial, trepando muy poco a poco con primera o incluso segunda, sin que se ahogue, responde progresivamente sin perder la tracción. La ayuda del cambio de la curva de potencia en seco y mojada, el haber jugado con la compresión de la culata y la regulación de la válvula han conseguido este resultado. Esto ha permitido que sobre todo los usuarios que salen por hobby, les facilite su control y noten menos desgaste físico.

 

En cuanto a las cuatro tiempos también han mejorado mucho, la entrega de potencia más suave, siempre tiene par, al estilo tractor, empujan desde abajo con buena estirada, el peso general ha bajado, hay menos inercias, aunque lógicamente, por el tipo de funcionamiento de estos motores, el mismo roce que tiene y su distribución del motor, hace que se siga notando más pesada, esto se nota en el momento que tienes que tirar de ella o si la tienes que levantar del suelo varias veces, por lo que necesitas estar mas fuerte con las 4T.

De todas maneras, el pilotaje de las 4t permite ir más relajado, vas mucho tiempo con la misma marcha, no tienes que estar tan pendiente del cambio subiendo y bajando marchas, de llevar el motor alegre; con tercera o cuarta vas bien, siempre recupera con facilidad por par y fuerza, permitiendo una conducción mas fluida y que ayuda a superar los errores, mientras que con la 2T hay que trabajar más con la moto, con el cambio y ser más activo y dinámico. A pesar de que cada vez se parecen más las dos clases en su respuesta.

 

El mantenimiento de la 2T es más básico, un servicio cada 20h o 25h, más económico, con 300€ puedes hacer un motor, mientras que un motor de 4T el servicio hay que hacerlo cada 12h y en el caso de una reparación, esta no baja de 2.000€. A tener en cuenta que para competición, los motores de 4T necesitan un mantenimiento superior y más exigente. A favor es que en las 4T, el colector de escape es más pequeño y suele sobresalir muy poco, por lo que es difícil golpearlo, al contrario de la 2T que la bufanda sobresale mucho, y es fácil de golpear por las mismas piedras que saltan del camino y si hay que reparar o sustituir, no es económica. En definitiva, todo tiene sus pros y sus contras.

 

¿Una moda? No, cuando teóricamente se murieron las 2T, es porque las cuatro tiempos mejoraron mucho, llegaron a ser mas efectivas que las 2T, equiparon el deseado arranque eléctrico, tenían par motor, incluso en competición los pilotos de extremas las preferían por su elevada tracción. Después, con el tiempo se mejoraron mucho las 2T, siendo más progresivas, menor peso, pocas inercias y la moto ya la dominaba el piloto, no al revés, mostrándose menos cansina, volviendo a ser muy competitivas y más económicas que las 4T, por lo que es lógico que ahora las 2T sean la tendencia por el estilo de enduro que se practica últimamente tipo Hard Enduro, por ello son recomendables, tanto para iniciarse, como para usuarios con nivel.

Yo creo que para empezar, la base perfecta son las 125, siendo una gran escuela, incluso con las 200 aprendes a ir por todo tipo de terrenos y situaciones, como máximo sería adecuado comprar una 250 2T, son modelos que puedes controlar tú, no al revés, ya que las cilindradas grandes no las recomiendo en estos casos, si no disponemos de una buena base y nivel. Empezar por una moto de enduro grande es un gran error, en las 4t si te enganchas varias veces, te desgastas y seguidamente te fundes rápidamente, viniendo las caídas y posibles lesiones, lo que hacen que tengamos una mala experiencia, al igual que una 300 2T, que son muy potentes y si no tenemos el nivel suficiente, terminamos con la moto por los aires.

 

Si eres muy agresivo, va mejor la cuatro tiempos porque te permite fallos y los puedes solventar con soltura, hablando de una 300 o 350 4T, mientras que en el caso de las 2T, estas se mueven mas y acabas pilotando más descontrolado.

 

En las trialeras, la 4T por su concepción de motor, necesitan que vayas mas alto de vueltas, jugando si hace falta con el embrague, siempre quiere avanzar, aunque vaya lento el motor, gira mas alto de revoluciones, ya que si no, es fácil que se pare; llegados a este punto, obliga al piloto a ir al ritmo de la moto, no el que uno quiere, por lo que necesitas estar en buena forma física y subir decidido”.

Xavi Sanllehy: Director de enduromagazine, su vida siempre ha estado relacionada con el mundo del motor. Piloto de carreras en velocidad, rallyes de coches y gran apasionado del enduro.

“Disfrutar de las motos de montaña para mí es uno de los mejores placeres que nos aportan las motos y si encima el entorno es idílico la experiencia es brutal.

 

Como hemos podido ver con nuestros compañeros, tanto con las 2T, como con las 4T de enduro disfrutaremos seguro, el tema es comprobar con cuál de ellas vamos a ir mejor, con la que nos sentimos más a gusto y con la que seguro seremos más efectivos. Es verdad que hay momentos que apetece probar una u otra, aunque normalmente acabaremos por encontrar nuestra predilecta.

 

Para los que somos bajitos y no demasiado corpulentos, con las dos tiempos solemos encontrarnos mejor, sobre todo en terrenos complejos y técnicos. Es muy importante tener claro el tipo de enduro que solemos practicar normalmente y el emplazamiento, ya que esto nos marcará bastante la decisión de compra. Hay que dejar los egos de lado, no recomiendo nunca adquirir una cilindrada o una potencia demasiado elevada para nuestro nivel o falta de un buen estado físico, es mejor menos que más en este caso, si no queremos vernos superados con facilidad. Eso sí, siempre recomiendo probar las motos antes de comprarlas.

 

Respecto a los precios estos se mueven entre 7.000 y 9.000€ las 2T, mientras que entre las 4T su precio se mueve entre 9.000€ a 11.500€ aprox”.

Fuente y Fotos: Enduromagazine©