En la empresa gerundense Rieju están muy emocionados y motivados después de ver la buena aceptación y el gran interés a nivel internacional, que están obteniendo ya desde el mismo instante en el que comunicaron la compra de la plataforma industrial Gas Gas de Enduro. Gracias a ello, les está permitiendo volver a resurgir una auténtica y competitiva enduro como era la Gas Gas EC 300 2T, que ahora se ha reconvertido en una nueva e interesante Rieju MR300 Racing.

De esta manera, en Rieju vuelven a disponer en su catálogo de motos de Enduro para adultos, tal y como ya tuvieron antaño, preparadas de serie tanto para el debutante, como para pilotos que quieren competir, contando con una buen base salida de la misma tienda.

La nueva gama de enduro se estrena en Rieju como la clase Hard Off-Road, una categoría que pronto verá ampliada la gama MR con diversas cilindradas y más modelos como la Ranger, por lo que incluso contará con una red de concesionarios específicos especializados en el mundo del off-road, para poder aportar así un servicio más personalizado.

Recordad que Rieju en la época de los 80 compitió en la modalidad del Todo Terreno (Enduro), primero con la Marathon y después con la MR80, logrando hasta 12 títulos en el Campeonato de España en la clase de 80cc, destacando además el título internacional como Subcampeones del Mundo en los ISDE 1985.

PRESENTACIÓN

En las instalaciones del Enduro Training Area Puigdemont Bros, en Bescanó, Rieju convocaba hace unos días a la prensa para asistir a su presentación, tanto de la primera serie de la MR300 2T, como del stage técnico, junto a los pilotos que competirán en diversos campeonatos de Enduro y que disfrutarán del apoyo de la marca.

Las primeras 100 unidades de la Rieju MR 300 han sido fabricadas en la misma factoría de Gas Gas en Salt (Girona), tal y como se había acordado en el momento de la adquisición, por cierto, una producción ya vendida. Actualmente se están fabricando 300 unidades más en Salt, mientras que en la planta de Figueras aprovechan para acondicionar la cadena de montaje y preparar los utillajes necesarios adquiridos a Torrot (ex propietario de GasGas), que a partir del mes de septiembre empezarán a producir una nueva partida de MR300, tanto de los modelos Racing, como los Pro que se ofrecerán con unos componentes de serie aún más racing, al igual que la GG GP, luciendo además otro nuevo diseño gráfico en su plástica.

¿UN CLON DE LA GG EC?

Debido a la falta de tiempo, recordemos que se cerró el contrato de compra en el mes de marzo e inmediatamente vino el parón de la Covid-19, las primeras unidades fabricadas se han mostrado idénticas a las anteriores GG a nivel de concepción, equipamiento y acabados.

Estéticamente sí estrenan un diseño gráfico diferente y específico, combinando el negro y blanco con algo de rojo, por cierto, escogido por votación a través de las redes sociales, además de unos puños nuevos de la marca Neken, muy blandos y con buen tacto. De cara a la segunda producción se van a modificar y evolucionar algunos de los defectos que habíamos encontrado en las anteriores GG, el más destacado, el arranque eléctrico, que fallaba. Recordemos que anteriormente, el eje del motor de arranque iba apoyado directamente en la tapa, por lo que en ocasiones se enganchaba y no disparaba el bendix, ahora montarán unos cojinetes pequeños para evitar el desgaste, mejorando su funcionamiento y fiabilidad. En la bufanda de escape, fabricada por Tecnigas, han variado un poco su geometría, además de un nuevo silencioso prácticamente idéntico al FMF, pero también fabricado por la empresa española, modificando algo la respuesta del propulsor.

Otra novedad diferenciadora e interesante es que será posible a través del configurador de la web oficial, personalizar la MR, tanto a nivel de diseño gráfico, como de componentes (estos serán más económicos, al ser abonado el precio de los de origen), aportando un plus diferenciador y personalizado respecto a las otras marcas del mercado. A nivel mecánico, estará disponible el motor de 2T de 300cc, mientras que en septiembre también se podrá solicitar con motor de 250cc 2T.

ENTRAMOS EN MATERIA

Nos subimos a la MR y de inmediato nos familiarizamos con su buena posición, resultando muy racing; en su manillar de doble diámetro Neken encontramos todos los mandos a mano, lo que aporta comodidad encima de ella. A pesar de que la Rieju MR es de las más altas 960mm, con su parte trasera del subchasis de aluminio más elevada, percibimos una posición de las estriberas, junto con una ergonomía de chasis y carrocería ideal, con un depósito translúcido de 9,8 litros. Su forma es estrecha y estilizada, se amplia progresivamente a la altura de las placas del radiador, lo que nos permite movernos con soltura encima de ella, sin que nada nos lo impida. El asiento es cómodo, con buen tacto y agarre. Comentar que el chasis se mantiene invariable, con espina central en acero cromo molibdeno, destacando por su efectividad y manejabilidad, formando un conjunto con la suspensión a gran altura, aportando una sorprendente estabilidad.

El accionamiento y suavidad de los mandos es correcta, con un embrague hidráulico firmado por Magura, que nos ofrece un buen tacto, a lo mejor un pelín duro para los más puristas, pero con un funcionamiento óptimo.

Revisando el equipo de frenos, nos encontramos con la buena calidad y eficacia de Nissin, tanto bomba, como pinza, con discos NG 260mm delante, resultando potente y efectivo, únicamente lo encontramos algo esponjoso y en apuradas fuertes puede llegar a ser poco progresivo. En la parte trasera monta el mismo material, aunque con disco de 220mm, la frenada es buena y el conjunto podemos asegurar que dispone de un gran comportamiento general. En las ruedas se mantienen las llantas Excel con aros negros radiada de aluminio y neumáticos Michelin Enduro Medium.

En el sistema de suspensión, la Rieju mantiene la horquilla invertida de cartucho cerrado de Kayaba de 48mm y 300mm de recorrido, junto con un monoamortiguador de la misma firma japonesa, con sistema Link de bieletas, uno de los mejores materiales que podemos encontrar en una moto de enduro de origen, mostrando un comportamiento bastante racing, perfecto para usuarios con un nivel medio/alto. Por ello, para aquellos que quieran competir encontrarán un equipo de suspensiones ideal para meterse en competición tal y como salen de fábrica, unas suspensiones que cuanto más rápido vayamos, mejor es su comportamiento, exhibiendo una buena estabilidad y seguridad en el paso por curva o abriendo gas en plena recta, aunque el terreno se encuentre bastante bacheado y roto, estas siguen trabajando muy bien.

Para un nivel de aficionado, con el setting original, en el primer tercio de recorrido podemos notarla un poco rebotona y algo dura en la entrada de curva por terrenos muy rotos y raíces o en apuradas de frenada, de hecho, si no estás un poco fuerte físicamente a medida que pasan los km, el cansancio nos puede pasar factura, una sensación que podría mejorar y ganar en comodidad, si la suspensión fuese un poco más blanda en su inicio. De todas maneras, es muy fácil solucionarlo ya que podemos personalizarla a nuestro gusto, solamente jugando con los diferentes clicks que son bastante sensibles, modificamos significativamente su comportamiento.

Por el contrario, si pilotamos rápido y decididos, es muy estable, se deja llevar y va muy aferrada al suelo, lo que aporta confianza y permite atacar con firmeza. De hecho, es una suspensión de alta gama, montada en una enduro de serie, la misma que puede llevar cualquier piloto, lo que dice mucho de la apuesta de Rieju por mantener una máquina realmente competitiva en su segmento desde los inicios.

MOTOR MUY PODEROSO

Llegamos al apartado mecánico y comprobamos que el motor monocilíndrico con refrigeración líquida de 299,3cc 2T mantiene sus destacadas características anteriores, alimentado por un carburador Keihin con admisión por láminas directas al cárter VForce 4 y encendido digital CDI, aportando mucha fuerza desde abajo, muy lleno y con elevado poderío, es impresionante como presenta una entrega lineal de par en todo su régimen y se muestra dócil, estirando bien y permitiendo girar en tercera o cuarta. Con un golpe de embrague coge al momento, subiendo rápidamente de vueltas y sobre todo, arriba anda muy bien.

En las zonas lentas y técnicas, a pesar de disponer de un motor poderoso, entrega la potencia de manera suave, incluso podríamos obtener más bajos regulando la válvula de escape y realizando una buena carburación, lo que nos ayudará a mejorar su respuesta en todo su régimen, disminuyendo a la vez el consumo, personalizándola así al gusto del piloto.

Gracias a la opción de poder variar los mapas de potencia con el selector de doble curva de encendido, mejoramos notablemente su comportamiento, sobre todo en bajos, además, con la posibilidad de cambiar al mapa de lluvia desde el manillar, nos permite trialear mejor, subiendo bastante mas lenta de vueltas, lo que ayuda a mejorar la tracción, incluso por senderos técnicos. Curiosamente, en esta posición del mapa de lluvia, no es tan fácil hacer un caballito, hay que emplearse, mientras que en la posición de seco es mucho más sencillo, lo que demuestra cómo varía al cambiar de una posición a la otra.

Algunos entusiastas aplaudirán que se mantenga la palanca de arranque, además del botón de arranque eléctrico, una solución que va desapareciendo en todas las enduros actuales. Como curiosidad, decir que el botón de arranque se encuentra en el lado izquierdo del manillar y el botón de paro en el lado derecho, junto al puño de gas, al contrario de lo que parecería lógico.

Comparándola con las anteriores GG, las vibraciones típicas de estos motores han mejorado significativamente, notándose menos.

La caja de cambios es de seis velocidades, con una primera corta y el resto algo mas abiertas, de hecho, en las cronos y en los senderos estrechos nos permite superarlos con tercera. El accionamiento del cambio se muestra preciso y con tacto.

En el momento de hacer el mantenimiento, se ha tenido muy en cuenta facilitar la accesibilidad en las operaciones de montar y desmontar las principales piezas clave. Elementos como el acceso al filtro de aire se realiza extrayendo la placa lateral, a través de un registro que se quita la plástica sin herramientas, resultando muy fácil y práctico sacar la espuma del filtro. A tener en cuenta que en el momento de colocarla nuevamente, tiene unas patillas en la parte trasera cerca del culín, que es importante recolocar bien, si no queremos perderla por el camino. Extraer la bujía también es tarea rápida y fácil. Comentar que la mayoría de la tornillería de la moto es unificada, con gran utilización de tornillos de 8. Para sacar el asiento dispone de un tornillo y el acceso a la batería es rápido.

Es interesante destacar que la MR300 se encuentra homologada con la nueva normativa Euro5, lo que les permitirá fabricar la moto hasta el 2024, mientras que a partir de esta fecha, entrará en vigor la Euro 5 plus, homologación que parece ser que también podría cumplir.

Otro de los puntos remarcables es la relación precio/producto, siendo muy competitivo, con un precio de salida al mercado de 8.040€, aunque con una oferta de lanzamiento actual de 7.499€, un importe que vista su competencia y sus cualidades, la hacen realmente muy apetecible y recomendable para todo tipo de usuarios.

UNA ENDURO COMPETITIVA Y EQUILIBRADA

En resumen, Rieju ha mantenido una enduro que se diseñó a conciencia por el equipo de Miki Arpa, con la que consiguieron una moto muy competitiva para las carreras, como demuestran los resultados obtenidos en su momento en el Cto de España y en el Mundial de Enduro, con el montaje de componentes de calidad, dejándola muy equilibrada en todos los apartados, ideal para la especialidad.

En las zonas técnicas como las trialeras, la MR300 disfruta de una buena agilidad y una adecuada tracción, con un peso correcto de 105kg. Gracias a una estudiada geometría de chasis y unas suspensiones de calidad, consigue un conjunto muy completo e ideal, acompañado de un potente motor, pero que a la vez, entrega la potencia de manera suave, ayudando al piloto. Además, permite variar su respuesta con más potencia en la posición de seco, mientras que en posición de lluvia, al subir menos de revoluciones, ofrece mayor tracción y suavidad de respuesta, un cambio que se nota mucho.

Por el contrario, en zonas rápidas como pistas, aporta una gran sensación de aplomo y seguridad, sin provocar movimientos extraños, siendo algo menos juguetona, pero permitiendo rodar muy rápido, similar a la obtenida con los chasis de aluminio, pero sin ser tan rígidos como estos. Una opción de enduro real que puede luchar perfectamente con su competencia, mostrando buenos atributos, muy divertida y efectiva en todo tipo de terreno y que sobre todo por precio/prestaciones, las supera a todas ellas.

De cara a promocionar la marca y los modelos Hard Off-Road, colaborará el piloto Oriol Mena, estando presente en todos los eventos y competiciones que desde Rieju asistirán durante este año 2020. También la marca apoyará a diversos pilotos y realizará el servicio de asistencia técnica en las carreras.

Agradecer la importante colaboración del piloto Xavier Subirana por sus valiosos comentarios para este test.

Fuente: Enduromagazine© Fotos: Rieju©