El overlanding bajo control

Con medio planeta confinado, desconfinado o en vías de confinar, los objetivos internacionales han quedado en segundo plano y las escapadas africanas se han esfumado hasta nuevo aviso. Ahora más que nunca nos planteamos salidas menos pretenciosas y más conservadoras, sin renunciar a la aventura de viajar en moto, y con este panorama ¿Quién no se ha planteado montar unas alforjas en la moto y recorrerse España por caminos?.

Fernando Gost, Linesman de la Trans Euro Trail española, nos anima a recorrer el país en la moto de campo que tengamos: “la TET está enfocada a motos trail ligeras para hacer campo. Pero si me preguntas si la puedes hacer con una Maxi Trail, te diré que sí, pero también te diré que no te va a ser gratis. Se te va a caer y es posible que en algún momento te veas incapaz de afrontar algún obstáculo”.

“Si llevas una moto de Trail, es para hacer lo fácil y lo difícil, precisamente para pasar por los sitios un poco más comprometidos, pero si el rio que toca vadear, en ese momento está muy alto, tendrás que dar la vuelta. Si haces un día entero de TET y no has tenido alguna zona complicada, algo he hecho mal. Tiene que haber sitos donde enganches. Eso es lo que busco.”

Fernando nos deja claro que “la TET está diseñada para un viaje largo, no para un fin de semana. Para una semanita de acampada haciendo diez horas de moto al día. A mí me encanta acampar en los bosques. Es parte de la aventura. Ese es el rollo.” Pero también nos lo pone fácil: “Es una aventura controlada. Cada uno la gradúa a su manera. De hecho, quiero que existan dos archivos GPS de la misma ruta: uno con avisos de campings, gasolineras o lo que sea… y otro sin ellos. Que cada uno escoja su propia aventura. Estamos en Europa, tu decides usar la tarjeta Visa o el comodín de la llamada cuando te plazca. Cada uno escoge su manera de viajar en moto. El que se decida por la TET sabe que es una ruta pisada, a partir de ahí cada uno la configura a su estilo de viaje: de acampada cada 300 kms o de hotel en hotel cada 200.”

El trabajo de nuestro Linesman juega un importantísimo papel en esta experiencia que es la TET, y entre otras preocupaciones, se ocupa de:

*Mantener comunicadas las pistas por las que discurre y buscarles alternativas, ya sea por una modificación de la normativa o por causas naturales, preocupándose no solo de su viabilidad si no también de la seguridad del usuario, porque “te puede pasar de todo, pero lo que tampoco quiero son tramos en los que una caída pueda significar game over. Es inevitable tener pistas difíciles. Es el compromiso. Dificultad sin jugársela. Viajando las motos van cargadas y no se puede meter un tramo que si te caes, la moto se va montaña abajo y se acabó todo.”

*Minimizar los enlaces de asfalto y para ello: “estoy reconociendo todos los tramos y controlando el tiempo. Si son más de 15 minutos de carretera me lo apunto para rectificar esa zona. Intento que no sea una ruta monótona. Ese es mi criterio”.

*Aumentarla, en distanciapara conectar más y más puntos de nuestra riquísima geografía”, y en experiencias: “intentando que hasta pase por el bar del pueblo… Eso tiene que ser la TET. Parar en un pueblo después de tres horas sin ver a nadie y conocer gente. Charlar mientras te tomas una cerveza con los del lugar. Busco pueblos de viajeros y no de turistas. Lo que nos ofrece un pueblo ajeno al turismo es lo que demandamos. Pueblos con su idiosincrasia de toda la vida. Que te pongan una chanfaina en el bar y no una hamburguesa con patatas fritas. Pueblos orgullosos de serlo y de mantenerlos como tal.

*Fomentar el espíritu TET. “Tiene que ser una comunidad viva. La TET no es el archivo gpx. Éste lo descargas, lo compartes y ya está. Pero esto tiene que ser otra cosa. Donde los usuarios actualicen avisos, estados de las pistas y hasta donde puedas conocer gente local con la que rodar ese día.”

Por todo esto, Fernando no titubea si hablamos del comportamiento del usuario: “Existe un código de conducta que debemos tener muy en cuenta. No va haber un policía que te expulse de la TET, pero nos lo hemos currado para que viajes por pistas legales y las disfrutes. Si estás haciendo la TET, tiene que haber un respeto con el entorno y con las comunidades por las que pasas. Este código de conducta es importantísimo para seguir conservando la propuesta y beneficiarnos mutuamente de ella.”

La TET es aventura, es viaje y lo más importante, es off road. ¿A qué esperas a probarlo?

Fuente y Fotos: Trans Euro Trail / Pablo Pillado©