Cuatro días después de lograr su primera victoria en la categoría máxima del Mundial de Motocross, Jorge Prado se enfrentaba a la octava prueba del campeonato con las expectativas muy altas. Las de la afición y las suyas propias. Había ganado la segunda de las pruebas celebradas en Faenza, pero lo había hecho con dos segundos puestos y él quería más, deseaba ganar su primera manga en el mundial de MXGP y esta vez sí que lo consiguió.

Tras la cita del miércoles, el equipo Red Bull-KTM regresó a Roma para entrenar en su pista habitual y regresó a Faenza para sumergirse de nuevo en esa burbuja antivirus que es el paddock del mundial. Sin embargo, la cosa se complicó para Jorge Prado en la jornada del sábado con unos problemas estomacales que le debilitaron y complicaban su objetivo deportivo. Eso no fue obstáculo para que Jorge conquistara su primera manga, sumando un nuevo hito a su palmarés, aunque el esfuerzo lo pagó algo en la segunda manga en la que bajó el ritmo para terminar sexto; eso sí, sumando un nuevo podio a los pies de dos campeones del mundo como Toni Cairoli y Tim Gajser.

Si alguien consulta los datos de la primera manga, pensará que no tuvo emoción. Prado hizo el holeshot, lideró todas las vueltas y venció. Pero la realidad fue bien distinta, la carrera estaba totalmente contraindicada para enfermos cardiacos. Jorge salió primero, marcó su sexto holeshot, inmediatamente fue superado por Seewer y Cairoli que venían con hambre, pero el jovencísimo español estaba mucho más ansioso que ellos y dos curvas después volvió a adelantarlos en un increíble golpe de autoridad. A partir de entonces marcó su ritmo, rodó varias veces en vuelta rápida y se desentendió de los “piques” que por detrás llevaban el resto de contendientes, con caídas incluídas de Paulin, Febvre o Gajser.

Cuando la manga entraba en su recta final, como ya ocurriera el miércoles, el suizo Seewer quiso hacer valer su condición de subcampeón del mundo y se lanzó al ataque dispuesto a comerse al gallego, pero este no estaba por la labor. A partir de ahí se desarrolló una emocionante lucha en la que ambos se emparejaron en varias ocasiones y arriesgaron al máximo peleando por la victoria. A Prado no le valía el segundo puesto y forzó al máximo, tanto que Seewer en su desesperado esfuerzo por sobrepasarle terminó por el suelo cuando solo quedaban dos vueltas, dejando el camino libre al español para que consiguiera su primera victoria de manga en MXGP. Cairoli fue segundo por detrás de su compañero de equipo y precediendo a Seewer, que se levantó a tiempo de salvar los muebles. Un Jorge exultante disfrutaba ya de la mitad del trabajo realizado: “Ha sido una gran manga, aunque muy dura. Ayer tuve problemas estomacales y pensaba que no iba a poder aguantar bien la carrera, pero creo que he defendido muy bien la posición y la he salvado. Estoy muy contento“.

La segunda manga empezó también con una fulgurante salida de Prado que se dispuso a liderar casi media manga por delante de Gajser y Cairoli, hasta que el esperado bajón de fuerzas llegó y fue superado por el esloveno y los pilotos que en grupo le perseguían. Jorge peleó con todos ellos para intentar mantenerse en el podio y al final lo consiguió con una valiosa sexta plaza en la manga, que le daba acceso a la tercera posición del cajón por detrás de Cairoli y Gajser, los líderes de la general: “Ha sido un día muy duro. Cuando te pasas el día previo vomitando y tumbado en la cama, no es fácil afrontar una carrera, pero lo he dado todo. Al principio he intentado ganar, pero cuando ya no me quedaba energía he dado el máximo para mantenerme en el podio y lo he conseguido. Ahora a recuperarme para volver a luchar por la victoria“. Con este tercer podio del año, Prado salta en la general hasta el quinto puesto a 47 puntos del nuevo líder, Toni Cairoli.

En la categoría de MX2 el francés Tom Vialle confirmó su condición de líder sumando una nueva victoria. El de KTM se repartió las mangas con su máximo rival Jago Geerts, mientras que el australiano Jed Beaton ocupaba el tercer escalón del pódium. El otro gallego de oro, Rubén Fernández, cuajó una gran actuación terminando séptimo y consolidándose en el “top ten” de la cilindrada pequeña. Por su parte, José Butrón consiguió sumar su primer punto en el mundial de este año.

Después de esta triple prueba en Faenza, el campeonato se toma un respiro de dos semanas para retomar la actividad en otra legendaria pista italiana, la de Mantova, donde a partir del 27 de septiembre se celebrarán otras tres carreras consecutivas. El mundial aún no ha llegado al ecuador y Jorge Prado ya está en la lista de favoritos para ganar cualquier carrera. Su ambición no tiene límite.

Fuente: LastLap Fotos: Ray Archer / KTM / Husqvarna / HRC / Yamaha